MEDIO AMBIENTE

La vital recuperación del bosque: Luis Alfonso Puleio

Omar Torrijos, con el consenso internacional, le arrebató el Canal y el área circundante a los estadounidenses. Con ello, todo el inmenso caudal que representan los mil 432 kilómetros cuadrados de la fenecida Canal Zone. Todo pasó al dominio exclusivo del Estado panameño. Tierras, aguas, bosques y lo que se edificó para la defensa y funcionamiento del Canal. El rico recurso del bosque revertido, cubría casi los 8.1 kilómetros a ambos lados de la vía interocéanica, elongándose de una costa a otra. Por decisión del gobernador y constructor estadounidense George Goethals, por motivos de defensa, se permitió que la vegetación recuperara los espacios perdidos, así la franja canalera se colmó de verde intenso y resurgió la vida en todas sus manifestaciones naturales.

El libro del escritor panameño Gil Blas Tejeira Pueblos perdidos ilustra en su enjundiosa lectura toda la narrativa del episodio histórico novelado, que se vivió en la época de la construcción del Canal. Con lo pactado en el tratado Torrijos-Carter, el 7 de septiembre de 1977 y, por imperiosa necesidad, la selva existente (con más de un siglo de crecimiento) delimitó la cuenca hidrográfica; valioso recurso natural, fuente primordial de agua para el tránsito de barcos y proveedora del 95% del líquido potable para los habitantes de Colón, Panamá, San Miguelito y La Chorrera.

Según la Ley 19, del 11 de junio de 1997, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) debe mantener y conservar el recurso hídrico, en coordinación con los organismos gobernantes (el hoy Ministerio de Ambiente) para la protección integral de la cuenca. Ello obligó–una vez recibido el Canal y sus activos– a la creación de los parques Soberanía, Chagres, Altos de Campana, el Recreativo Gatún y el Camino de Cruces, así como el área protegida de San Lorenzo, en el Atlántico. Como quedó engavetado –ignoramos el porqué– el parque Interoceánico de las Américas en la orilla oeste del Canal, la presión demográfica, la invasión de precaristas, los madereros, los cazadores y los inversionistas ponen en peligro la protección de la ya no muy densa franja de bosques. A propósito de madereros y cazadores, una de las más notorias debilidades del Ministerio de Ambiente, es la efectiva protección de los parques nacionales. Es imperioso organizar un cuerpo de guardabosques, disciplinados, adiestrados y motivados para enfrentar los retos de la protección de la naturaleza. En el país no hay más de 300 guardabosques, y no disponen de estabilidad laboral en los cambios de gobierno. Ante eventos de riesgo, no tienen con qué defenderse. Algunos entran solo a ocupar un puesto, sin el deseo genuino de servirle a la naturaleza, como protectores. La carencia y suministro regular de uniformes, botas y demás equipo de campo resultan notorios.

El cuerpo más importante en la protección de los recursos del bosque son los guardaparques y los protectores del ambiente. Los demás, es complementario. Por eso, reitero la conveniencia de reactivar a la policía ecológica en todo el país, y que los recursos salgan del propio Ministerio de Seguridad Pública. La policía ecológica no debe depender del Ministerio de Ambiente ni pedir viáticos, comida, pagos extras y otras facilidades, como si fuera una agencia de seguridad privada. Sus integrantes pueden hacer carrera, como personal de protección del ambiente y ganar ascensos, mediante cursos y estudios universitarios concernientes a las ciencias ambientales, biológicas, el manejo de parques, etc.

Me parece bien, al menos en teoría, la idea de producir millones de plántulas para recuperar la vulnerada naturaleza. Nuestra recomendación es trabajar, como lo hizo la ACP, mediante contratos otorgados a reforestadoras serias y competentes, para que le den manejo a las parcelas durante cinco años, para el control directo de los plantones, con el corte de maleza, irrigación, reemplazos en caso de pérdidas. Así, al término del período, los arbustos crecerían por sí solos. Esperamos que Panamá recupere su agraciado verdor, para el disfrute de las presentes y futuras generaciones.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código