LIBERTADES PLENAS

El regalo que quisiera: Betty Brannan Jaén

PANAMÁ, R.P. –Recientemente visité el Newseum en Washington, un museo nuevo dedicado al periodismo, que recibe alrededor de medio millón de visitantes al año. Los insto a que lo visiten, pero les advierto que pasarán la vergüenza de ver allí que Panamá es clasificada, públicamente, como un país que no tiene plena libertad de prensa.

Esa clasificación se basa en los análisis de Freedom House, una organización no gubernamental que vigila las libertades ciudadanas en unos 200 países y emite un informe anual al respecto. Panamá ha sido clasificada como “país libre” desde 1994, pero es solo “parcialmente libre” en cuanto a libertad de prensa.

El informe que Freedom House emitió este año sobre libertad de prensa subraya, entre muchas otras cosas, que en Panamá todavía se enjuicia penalmente a periodistas (mencionándose los casos de Sabrina Bacal, Carlos Núñez López, Justino González y Rafael Antonio Ruiz), hay poco acceso público a la información, y se han dado casos de intimidación y detención injustificada. Además, Freedom House acusa que en 2010, “las libertades de prensa fueron amenazadas severamente por el Órgano Judicial y por instituciones bajo la supervisión directa del presidente Ricardo Martinelli, y el riesgo de repercusiones jurídicas e intimidación judicial incentivaron autocensura entre los periodistas panameños”.

Más allá de libertad de prensa, sin embargo, Panamá recibe buena nota de Freedom House, aunque no tan buena como yo quisiera. Para explicar, repasaré rápidamente el zigzagueante sendero del puntaje de Panamá desde los años 70.

Freedom House usa un análisis con puntajes y divide a los países en tres categorías: “libre”, “parcialmente libre”, y “no libre”. Durante la dictadura, obviamente, Freedom House nos calificaba como “país no libre”, la categoría más baja. Al entrar al llamado veranillo democrático de la era torrijista, Panamá subió a la categoría de “país parcialmente libre”. Pero cuando llegó el noriegato, los puntajes bajaron catastróficamente y Panamá volvió a ser catalogada como “país no libre”. Al terminarse la dictadura, Freedom House nos calificó de “parcialmente libre”, pero el gobierno de Guillermo Endara tuvo que esforzarse para ir mejorando su puntuación cada año, poquito a poco. Pero Freedom House elogió las elecciones que el gobierno de Endara presidió en 1994; ese año, por primera vez desde que comenzaron estos rankings, Freedom House catalogó a Panamá como “país libre”, aunque en el escalón más bajo de ese renglón.

Emocionada, escribí para el 25 de diciembre de 1994 una columna que se titulaba “El mejor regalo”. En esa columna subrayé que el gobierno de Endara –a pesar de sus muchas fallas– había tenido el logro trascendental de llevar a Panamá de la dictadura a la libertad, sobrepasando en solo cuatro años a países como México, Colombia, Brasil, Perú, El Salvador y muchos otros. Un Panamá libre, escribí, era para mí “el mejor regalo” posible para la Navidad.

Bueno, Endara entregó el país a Ernesto Pérez Balladares y nuestro ranking como “país libre” tambaleó (pero no descendió) durante la presidencia torista, debido a sus tendencias autoritarias. No obstante, la nota de Panamá subió al final del gobierno de Pérez Balladares –debido a la limpieza de la elección de 1999– y Panamá terminó con una nota mucho más elevada en los rankings. Eso hay que reconocérselo a Pérez Balladares.

Pero desde 1999 no hemos avanzado en los rankings de Freedom House. Entre los países “libres” del hemisferio, todavía tenemos mejor puntaje que Brasil, México, El Salvador y Perú, mientras que pobre Colombia todavía es “parcialmente libre”. Pero 12 años de estancamiento son suficiente, sin hablar de que veo señales alarmantes de que, en cuanto a libertades ciudadanas, estamos retrocediendo en vez de avanzar.

Por ello, el regalo que quisiera para Navidad es un Panamá plenamente libre, y un Presidente comprometido con que ese sea su legado al país.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código