EL MALCONTENTO

La república ciega: Paco Gómez Nadal

“Habrá un gobierno, dijo el primer ciego, No lo creo, pero en caso de que lo haya, será un gobierno de ciegos gobernando a ciegos, es decir, la nada pretendiendo organizar la nada. (...) Sin futuro, el presente no vale para nada, es como si no existiese. Puede que la humanidad acabe consiguiendo vivir sin ojos, pero entonces dejará de ser humanidad”. Cuando José Saramago publicó Ensayo sobre la ceguera su obra ya era premonitoria. La ceguera mental y política nos atraviesa y nos reduce a espectadores de una vida que no nos pertenece.

La pregunta es ¿a quién le interesa tener una población “ciega”, incapaz de delinear su futuro desde la promisoria claridad del conocimiento y, lo más difícil, del entendimiento? Esta pregunta es retórica, como habrán adivinado, pero por si hay alguien despistado aclararé que son los poderes corruptos, corruptores y corrompibles los que se benefician de este estado de cosas del presente permanente. El pasado es una amenaza, porque quien lo entiende –más allá de la historia oficial– tiene las claves para desmenuzar el presente. El futuro es un anhelo peligroso, porque los pueblos que trabajan para conseguir un futuro más justo, más equitativo, más amable, son pueblos movilizados, despiertos, exigentes, intransigentes ante la posibilidad del hurto del porvenir.

Por estas razones es tan grave una noticia que se ha colado como un asunto meramente técnico o presupuestal. La decisión de no realizar la Encuesta de Niveles de Vida (ENV) es de una gravedad extrema, porque hará que durante años naveguemos a ciegas sobre la realidad de las familias panameñas. No hay manera de tomar decisiones o de diseñar políticas públicas para mejorar la calidad de vida, la participación democrática y buscar el buen vivir si no es con datos confiables, con una radiografía periódica, mensurable, comparable con otras iguales y proyectables al futuro.

El Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) era una de esas instituciones de las que Panamá presumía hasta hace poco... hasta el terrible último censo nacional de 2010 del que ya nadie habla. Ahora da pasos atrás a una velocidad acelerada. La ENV era uno de los pilares de la evaluación del avance o retroceso del país en la consecución de los Objetivos del Milenio, acordados en el seno de Naciones Unidas para 2015. Pero, también, era una herramienta de trabajo permanente de académicos, técnicos en desarrollo, organizaciones sociales de base, etcétera.

¿Por qué no hacerla? Según el INEC, nadie se lo ha pedido. Solo el sentido común se lo exige, pero de eso parece haber poco. La segunda razón es económica... dicen que costaría 3 millones de dólares y que eso es mucha plata: exactamente corresponde al 0.38% del costo estimado de la polémica tercera fase de la cinta costera. Así que es evidente que la ceguera es doble. Ni veremos la realidad del país a través de la ENV ni veremos el patrimonio de la humanidad de San Felipe por la infraestructura del horror.

Se podría pensar que este Gobierno es inepto, pero no soy tan optimista. Es evidente la mala fe en esta decisión de la Contraloría, manejada por una de las mujeres más fieles a Ricardo Martinelli. A este Gobierno la igualdad, la calidad de vida, la igualdad de oportunidades, la reducción real de la pobreza o la justicia social le importa tanto como al de Corea del Norte. Solo negocios, ya lo avisó el Presidente, solo negocios para hacerse ellos más ricos y, de rebote, vender una macroeconomía creciente cuyo maná jamás se derramará entre la mayoría.

No considero que sea un tema menor. La ceguera a la que quiere someternos el Gobierno es equivalente a la sordera que provoca el ruido mediático que provoca él mismo. Lo triste es que no hay una oposición inteligente ni propositiva, que ponga en la agenda política del país asuntos de trascendencia como la eliminación de la ENV, en lugar de estar a cada minuto discutiendo sobre candidatos y la rapiña del poder. Mientras, para los que sí ven, para los pueblos que se movilizan para defender lo suyo y lo de la mayoría (Cañazas, La Chorrera, Colón...), para los que se sacrifican hoy para luchar por un futuro más decente... para esos palo, solo palo. La ceguera está llegando a tal nivel que ni las zanahorias que nos pone delante el Presidente-empresario saben bien.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Jul 2018

Primer premio

5 9 6 0

CABC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

3358

3er premio

4744

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código