SOCIEDAD

Se requiere una ley contra el ‘bullying’: Bertilda Herrera Anria

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, acaba de sancionar una ley que obliga a las escuelas y clubes deportivos a adoptar medidas de prevención y combate al bullying, término en inglés que se refiere a las acciones intencionales, verbales o físicas, hechas de manera repetitiva por uno o más alumnos contra uno o más compañeros.

Según los especialistas, el bullying puede ocurrir en cualquier contexto social, no es un asunto exclusivo de los centros de enseñanza, aunque es en estos donde se produce en mayor escala. También se genera en el núcleo familiar, vecindario y sitios de trabajo. Lo que a primera vista puede parecer una broma, como colocar un sobrenombre ofensivo, afecta tanto física como emocionalmente a la persona.

Además de un posible aislamiento o baja en el rendimiento escolar, los niños y los adolescentes que pasan por humillaciones racistas o difamatorias pueden presentar enfermedades psicosomáticas o sufrir traumas que influyen de forma negativa en el desarrollo de su personalidad. En casos extremos, algunos jóvenes víctimas del bullying se ven tan afectados, que optan por soluciones trágicas como el suicidio. Docentes y equipos pedagógicos deben capacitarse para poner en práctica acciones de prevención y solución del problema. Además, los padres y familiares deben ser orientados para identificar tanto a las víctimas como a los agresores.

Otro punto en la ley brasileña de combate al bullying es el suministro de asistencia psicológica, social y jurídica a las víctimas y a los agresores. Erradicar el problema no es tarea fácil, pues la ley no prevé una respuesta inmediata, aparte de la concienciación. Sin embargo, es una excelente iniciativa para controlar esta nefasta práctica, muchas veces silenciosa.

Es necesario crear una cultura antibullying. La aplicación de multas puede ser una forma de reprimir estos actos que, de ser recurrentes, deberían conllevar a la detención de los infractores. Las políticas públicas de países como el nuestro necesitan ser más osadas, pues desde hace años se discute este problema, sin embargo, no se adoptan acciones efectivas para su erradicación.

No podemos esperar más, estamos ante un problema de seguridad y hasta de salud pública, que afecta el bienestar físico y mental de los niños y adolescentes.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código