FACEBOOK LIVE: ¿Qué quieres saber del Cepadem? Ver aquí

DESPERTAR

Los responsables de la democracia son los ciudadanos...: Ana Pérez Mackenzie

Hace unos días vi el programa Debate Abierto Dominical, en el que participaron representantes de los partidos políticos, quienes hablaban de los mismos temas y se acusaban entre sí. Algunos tenían validez en sus planteamientos y otros menos, pero ambas partes estaban totalmente de acuerdo en que ellos, los partidos, eran los responsables de mantener la apreciada democracia en nuestro bello país. Incluso, uno de los panelistas comentó que “la fortaleza de la democracia descansa en los partidos políticos”. A mí me pareció una gran responsabilidad lo que estos políticos se atribuían.

Por eso, como la mayoría de los ciudadanos que investigamos en internet, me tomé la tarea de buscar la definición de la palabra democracia. La busqué en el sitio de la Real Academia Española e hice otras búsquedas y esto fue lo que encontré: “Doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno”, como también: “Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado”, y “sistema político que defiende la soberanía del pueblo y el derecho del pueblo a elegir a sus gobernantes”. Además encontré esta frase: “Democracia en la que el pueblo ejerce su soberanía directamente sin la intermediación de órganos representativos; la democracia ateniense era una democracia directa en la que se convocaba a todos los ciudadanos en la plaza pública, el ágora, y una vez reunidos tomaban las decisiones”.

Quiero que repitan y lo lean o, si quieren, hagan su propia investigación. En ninguna parte dice que la democracia está a cargo de los partidos políticos. Lo que sí observé en varias definiciones fue la palabra pueblo, como también ciudadano. Esto disipó la duda que tuve cuando escuché a estos políticos tradicionales autoproclamarse los defensores de la democracia.

Simplemente, reforcé mi teoría, basada en el sentido común, de que los verdaderos responsables de una democracia y de la libertad somos cada uno de los ciudadanos, el pueblo.

Desafortunadamente, “pueblo”, una palabra con tanta fuerza, ha sido prostituida por los partidos políticos tantas veces que ya ha perdido su potencia en los mensajes, porque la han utilizado claramente como “propaganda” populista dirigida a las masas.

Afortunadamente, ya esas masas o el “pueblo” se ha percatado del mensaje engañoso que utilizan para llegar al poder. Los ciudadanos han sido estafados, por tanto tiempo, que se han vuelto inmunes a los mensajes que utilizan la palabra “pueblo”, porque en la mayoría de los casos estos partidos no tienen idea ni les importa la situación real del ciudadano; para ellos “pueblo” es una herramienta más para llegar al “poder”.

El hecho de que actualmente yo no crea en los partidos políticos de este país no significa que en el futuro no pueda cambiar de opinión, pero para que eso pase los dirigentes de los partidos tienen que darle cabida a nuevas caras, nuevos líderes. A veces pienso que se pavearon de la clase en la que enseñan que para ser un buen líder este tiene que permitir el relevo generacional. Veo a las mismas figuras corriendo para ocupar puestos altos dentro del PRD, como también veo el Partido Panameñista con la misma mentalidad. Me gusta pensar que el líder al que yo seguiré me dará el ejemplo. Les preguntó: ¿Cuál de esos ha dado el ejemplo?

Pertenecí al partido Papa Egoró y me desilusioné cuando Rubén Blades se fue el día siguiente de su derrota, pero entendí que el hombre es un artista y tenía que trabajar. Después me inscribí en el Partido Panameñista; defendí a Mireya hasta no más (por ser la primera mujer en ese puesto), pero a los dos años fui defraudada terriblemente. De allí salté al PRD; apoyé a Martín, a cabalidad, y hasta hice un programa de radio, todas las mañanas en el partido, pero nuevamente viví una decepción. Por ende, no pueden decir que no he tratado de creer en partidos políticos.

Al final, mi sentido común y evolución política me han llevado a ser independiente. Ahora no tengo que rendirle cuentas a ningún grupo de poder, porque en eso se han convertido los partidos políticos: el que más dinero ha puesto tiene el poder, no el más capaz.

Este fenómeno no está pasando solamente en Panamá, pasa en otras partes del mundo. Por eso, CNN transmite un mensaje en el que una chica dice: “Yo no voy a votar por un partido, voy a votar por la persona, sus actos, sus ideas”. Tengan la plena seguridad de que vamos hacia un mundo más consciente, donde las personas serán votadas por sus actos, no por sus partidos, y la responsabilidad de la democracia estará en las manos de cada uno de nosotros, no de los partidos de los grupos de poder, que se han puesto de acuerdo entre ellos y los medios de comunicación para llegar y controlar el poder.

El ciudadano de a pie y el que viaja en bus, en carro o en avión, está descubriendo que el verdadero poder lo tenemos nosotros, porque a todos nos ha tocado vivir duros momentos en este Gobierno, ya sea por el alto precio de la canasta básica, la inseguridad, la falta de libertad y las amenazas individuales contra las personas que confrontan al Gobierno. Creo que este Gobierno ha logrado unir y despertar a todos los ciudadanos. ¡De eso tengo la certeza, gracias!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código