RECONSTRUCCIÓN

El reto del 2014: Salvatore Bacile Ladaris

Con independencia de quien gane las elecciones en el 2014, la próxima administración gubernamental deberá enfrentar uno de los momentos más difíciles de nuestra historia republicana en el siglo XXI.

Una institucionalidad desacreditada; un modelo de gobernabilidad agotado y que genera poca confianza; una clase política demeritada y mendaz que induce al desencanto por la cosa pública; una sociedad apática, individualista, entretenida en su día a día y egoísta frente a los sucesos que afectan al colectivo; el reclamo clientelista de los electores a la oferta electoral de su conveniencia; grupos de presión organizados que solo velan por proteger sus privilegios; son algunos de los síntomas de la enfermedad que nos aqueja como impúber democracia, llevando la situación socio-política a niveles casi insostenibles.

Hay que ser honestos y reconocer que el estado al que han llegado las cosas, es el reflejo de un camino retorcido, ya recorrido, que ha sido exaltado y llevado al límite por el actual Gobierno, demostrándonos lo exiguo del modelo.

Con independencia de nuestra militancia política, considero que ha llegado el momento de deponer intereses personales y enrumbarnos todos juntos, reconociendo la legitimidad de las posiciones de todos los actores representativos de nuestra sociedad, en una verdadera tarea colaborativa en busca de transformar “el Gobierno” de cara a este nuevo siglo.

De aquí en adelante las cosas no pueden ser iguales y ese es el gran reto que enfrentan aquellos llamados, responsablemente, a dirigir nuestro país a partir del 2014, so pena de condenarse a sí mismos.

¿Cómo enfrentar este reto? Esa es, precisamente, la tarea que tenemos todos por delante. Diseñar, en consenso, fórmulas que nos permitan superar estas deficiencias que nos afectan a todos e introducir cambios de fondo. Ya los panameños hemos probado que podemos llegar a estos acuerdos con temas igual de difíciles.

Por otro lado, yo no creo que Panamá necesite un caudillo, un líder o un mesías para lograr esa transformación. Esos tiempos ya pasaron. Lo que se requiere es de gente preocupada por los demás, con capacidad y deseos de trabajar, que crea en su país y en su patria, gente que tenga ética y que sea honrada.

Parece una utopía, pero yo conozco muchos y sé que hay cientos de miles de panameños que cumplen con este perfil. Solo se requiere que participemos, que dejemos a un lado la desidia, que nos interesemos por el rumbo de la nación y que escojamos, con consciencia, al mejor gobernante.

A ese que al margen de la politiquería y el clientelismo, nos presente una opción renovadora, con sentido y con lógica, que nos hable con honestidad y con ideas y planes claros, pero más importante aún, que nos ofrezca la mejor propuesta para promover esa transformación que nuestro país reclama.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Jul 2018

Primer premio

9 7 8 3

CAAD

Serie: 12 Folio: 15

2o premio

2697

3er premio

8169

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código