MODELOS A SEGUIR

La satisfacción moral: Gloria Zúñiga de Preciado

La satisfacción moral es un sentimiento que llena de orgullo a las almas nobles. La moral tiene muchas definiciones; la más aceptada sostiene que es la ciencia que enseña a conocer el bien y el mal. Si aprendimos a conocer el bien y el mal, entonces en nuestra conducta no debe haber punto de equivocación aceptable, tal vez, sí de retorno, siempre que el paso atrás sea para enmendarnos. Satisfacción es el cumplimiento de una aspiración. Entonces podemos colegir que aspirar a cumplir el bien y lograrlo inundará la vida de satisfacción moral.

Actualmente es difícil vislumbrar personajes de nuestra política que transmitan esa imagen de caminar sus días con una sonrisa de satisfacción moral. Por todos lados percibimos corrupción. Millones pululan en proyectos en un pueblo con muchas necesidades primarias aún sin resolver.

Muy diferentes a muchos personajes del pasado que pudieron terminar sus días con la satisfacción moral del deber cumplido. Personajes que en su vida pública y privada dejaron huellas concretas en sus palabras y en sus obras y que nos enseñaron, desde la cuna, lo que significa el orgullo de estar en paz con la conciencia. ¡Seguro! ... hay muchos ciudadanos que llenos de satisfacción moral caminan con la frente en alto y muchas veces en silencio. Son parte de este pueblo.

A la juventud de hoy le es muy difícil encontrar en la política un dirigente con quien identificarse; que los enorgullezca, que los llene de estímulos para comprometerse a luchar por los derechos humanos, la justicia social, el bien común, la convivencia pacífica y los conceptos morales. Y, además, les molesta los hechos desagradables que se dan a menudo; hechos inauditos, que todos conocemos. Estos hechos y la impunidad rampante son agravios para un pueblo que puede despertar sediento de justicia. De allí provienen los amagos de violencia que se dan cada vez más en las calles de nuestra ciudad.

Decía José Ingenieros en su obra Las Fuerzas Morales: “Para la joven generación de nuestro tiempo es esencial conocer las fuerzas morales”. “Más que enseñarlas o difundirlas, conviene despertarlas en la juventud que virtualmente las posee”.

¿Qué despierta las fuerzas morales? El ejemplo de aquellos que hacen verdadera patria, aquellos que luchan por una sociedad amorosa y justa y por mantener instituciones libres, vigorosas y democráticas. El ejemplo de los que aspiran siempre a realizar el bien y lo logran con una gran sonrisa de satisfacción moral. Aquel ejemplo que como una vez le escuché decir a mi padre, el gran patriota, Carlos Iván Zúñiga Guardia, despierte en la juventud “el eterno deseo de vivir en una tierra llena de amor y de hombres con sentido social en todo lo que sea creación y en todo lo que sea transformación”.

Esparciéndose cada vez más, el movimiento de los indignados, inspirados por la visión de Stephane Hessel, se fundamenta en el derecho de enojo de la ciudadanía y la obligación de no callar ante las situaciones actuales que “han convertido al mundo en un lugar muy injusto...” y señala la razón de índole económica que “convirtió a los políticos en marionetas a voluntad de los mercados, en vez, de luchar por conseguir una sociedad basada en valores”. Un movimiento de consecuencias impredecibles.

Frente a ello, la sociedad nuestra, incluyendo sus políticos, debe esforzarse por ser cada día más justa. El diálogo como factor determinante es importante, no se puede dilatar más. Diálogo diáfano entre gobierno nacional, sociedad civil y partidos políticos como prueba de madurez para buscar soluciones. Reflexionando sobre los valores cívicos, morales y democráticos, lograremos que cualquier movimiento de indignación se diluya en nuestra patria. Y así, nos quede la satisfacción de que nuestras fuerzas morales, en su búsqueda del bien común, bastan para evitar las consecuencias funestas que pueden traer el enojo de los pueblos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código