SOCIEDAD

La separación y los niños: Miguel Ángel Mendieta Cárdenas

En un reciente informe emitido por la Contraloría General de la República y publicado por este diario (ver http://www.prensa.com/impreso/panorama/cada-cuatro-horas-se-divorcia-pareja/198378) se advierte la asombrosa estadística de que cada cuatro horas se separa una pareja panameña. Quisiera concentrarme en la realidad que se observa cuando dichas parejas tienen hijos. En consulta se ve que algunos padres traen a sus vástagos con la intención de prevenir que sufran a raíz de la separación.

En otros casos (la mayoría) los niños son traídos al consultorio debido a que empiezan a ejemplificar sustantivos cambios a nivel emocional o conductual. Encontramos con frecuencia conductas caracterizadas por agresividad, desdén por los temas académicos, tendencia al aislamiento y en no pocos casos sintomatología depresiva.

Ante este escenario es preciso realizar algunos esclarecimientos de cara a disminuir el malestar en los niños. Lo primero: toda separación paterna comporta dolor para el infante. El hecho de que el niño o la niña no muestren elocuentes síntomas no implica que el sufrimiento esté ausente.

Ahora diremos, siguiendo a la psicoanalista argentina Catherine Mathelin, que lo que marcará de manera más significativa al infante son las respuestas emocionales de los padres luego de la separación. La primera y más importante causa de malestar infantil será ver el dolor en algunos de sus progenitores.

No olvidemos que típicamente el infante en su fantasía se siente culpable por la separación de sus padres, aparte de buscar que ellos no lo abandonen. Por esa razón, veremos que los niños tratarán de que sus padres se acerquen, ya sea hablándole al uno del otro o procurando que ambos estén juntos (el niño les pide que vayan a verlo jugar en la liga de fútbol que recién empieza).

Para el niño su padre y su madre son fuente primera de seguridad, admiración y confianza, por esto, ellos deben evitar hablar despectivamente uno del otro, y no delegar a terceros su responsabilidad (con frecuencia se recurre a los abuelos). Tampoco deben caer en el error capital de constituir al hijo o hija en paño de lágrimas y sufrimientos. Hacer esto aumenta el dolor, ya de por sí significativo, que experimenta el niño.

Lo mejor que pueden hacer los padres luego de la separación es manifestarle a sus hijos que los aman y que nunca los abandonarán.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código