EDUCACIÓN

Lo que siembras, cosechas: Maricela Barsallo de Herrera

Hace casi 40 años llegué con mi maletita de sueños veinteañeros como educadora a Penonomé, ciudad que no conocía en la vida real, solo en libros.

Hoy he vuelto para confirmar y ser confirmada que la semilla que planté en aquellos adolescentes del colegio Ángel María Herrera, con todo y mi inexperiencia, dio muchos frutos y las semillas obtenidas de los frutos fueron plantados, a su vez, en sus hijos y en los hijos de sus hijos.

¿Les di muchas teorías, fechas, sucesos, doctrinas, nombres, etcétera? Sí, lo hice; pero en medio de mi fogosa juventud les enseñé a pensar en grande, a tener grandes sueños, a asumir grandes riesgos, hacer grandes sacrificios y a cultivar buenos hábitos.

A medida que ellos crecían, yo también crecía y hacía maravillosos descubrimientos. Descubrí, por ejemplo, que las relaciones son el medio primario para el aprendizaje. Relacionándome con ellos aprendí a amarlos, de esta manera, transmitirles convicciones fue muy fácil. No solo fueron mis estudiantes, fueron también mis amigos.

Otro de los descubrimientos que apliqué primero en mí y luego en ellos, fue que para obtener éxito hay que tener una mente humilde, no dejarse intimidar por los adversarios, abandonar toda actitud quejumbrosa y estar siempre gozosos.

Esa generación angelina de 1972 es hoy un enjambre de arquitectos, ingenieros, sicólogos, médicos, radiólogos, trabajadores sociales, abogados, administradores y más. El trabajo de muchos de ellos ha traspasado fronteras patrias. Pero lo más importante no es que todos sean profesionales exitosos, sino que todos son hombres y mujeres de gran calidad humana: honestos, irreprensibles que cada día dicen no a la inercia, son sensibles al dolor ajeno y están preparados para dejar un legado. Para plantar y cosechar.

Doy gracias a Dios por haberlos puesto en mis manos y ponerme a mí en manos de ellos.

Educador de hoy, toda época tiene su encanto, no pienses pues que todo tiempo pasado fue mejor. Ciertamente estamos viviendo tiempos difíciles, pero por esa misma razón es imperativo que se digan a ustedes mismos: sé un modelo.

Parafraseando a Guy Claxton te digo: “puedes llevar a tus estudiantes a la fuente del conocimiento, pero no les puedes obligar a beber”. Tienes que lograr que amen aprender y para eso tú debes ser ejemplo. ¿Y cómo hacerlo? Poniéndonos de acuerdo. De acuerdo para ser creadores de conocimiento, no simples reproductores y repetidores de contenidos. Y cuidarnos.

Que nuestra actividad docente sea gratificante para nosotros, pues de lo contrario nuestros estudiantes lo percibirán.

Educadores, no dejes nunca de ser educable. Es la única forma en que la escuela puede seguir siendo un lugar para soñar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PRD PIDE INVESTIGACIÓN Varela dice que es víctima de un ataque político

El mandatario planteó que a veces le gustaría ser candidato o un ciudadano más para poder defender su verdad y su historia de vida pública.
LA PRENSA/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código