ESPEJITOS PARA EL PUEBLO

¿Los llamados subsidios a quiénes benefician?: Richard Pretto Malca

Las ayudas gubernamentales que logran impactos vitales deben ser vistas como medidas de solidaridad a favor de aquellos conciudadanos que poco o nada les sobra. ¿Qué pecados, sin embargo, se pretenden que pasen desapercibidos por el gran colectivo mediante una onerosa campaña que pondera como virtuosa la acción gubernamental de apostarle a más de mil millones de dólares en subsidios?

Sin duda desviar la atención de innumerables negociados en la esfera oficial que aportan a los peculios de unos cuantos y que, si los expresáramos en “unidades equivalentes de subsidios no permitidos”, sería como darle espejitos al pueblo necesitado y oro a la minoritaria clase gobernante y a sus allegados. Estos personajes ante cualquier duda o pregunta no vacilan en declararse víctimas de vendettas politiqueras provenientes de individuos chismosos, alarmistas y criticones que deberían mirar a otro lado, porque para ellos no hay derecho a cuestionar que “los que parten y reparten deben quedarse con la mejor parte”.

Se busca disimular un alegre estilo de conducción del país basado en “lo que no nos cuesta hagámoslo fiesta”. ¿A cuántas familias les habría resuelto la vida diaria lo que se pagó por los planos de la “tusa” o los gastos que tendrán que hacerse nuevamente en los mismos caminos de producción del Programa de Ayuda Nacional (PAN) que no soportaron las primeras lluvias, los sobrecostos aplicados no solo en las grandes obras de viabilidad sino en una diversidad de otras inversiones que mantienen como una constante la cuestionada figura de contratación directa?

Se pretende pasar por alto el altísimo grado de improvisación del manejo de la cosa pública y el aumento indiscriminado de la burocracia, lo que a todas luces constituyen onerosas subvenciones dirigidas a personas o familias específicas. No es de extrañar que la solución más fácil ante la falta de los resultados prometidos en campaña sea recurrir a la práctica de apoyos no sostenibles en el tiempo, en vez de encaminar a estos beneficiarios a ser gestores de su propio progreso, y ello es así porque se busca contar con una masa crítica de individuos dependientes de estas caridades que, supuesta y oportunamente, esperan les representarán votos cautivos para repetirse en el poder.

Qué manera de acallar la conciencia por aquellos que se sirven a manos llenas del patrimonio de todos los panameños y, lo que es peor, reclaman reconocimientos de buenos gobernantes, ante una sociedad civil que pareciera haber perdido la capacidad de reaccionar ante el vulgar asalto del erario público, exigiendo por lo menos la devolución de lo robado, porque la cárcel solo es para los que no tienen cuello blanco, que no pueden sufragar los abogados que defienden a los acusados de estos casos delictivos hasta alcanzar legalmente su extinción.

Sería interesante identificar a los comerciantes que suplen los programas asistenciales de las Jumbo Tiendas. Ingenua esperanza de que los artículos ofrecidos constituyan excedentes de la producción de humildes campesinos, para que no se les quede sin vender la cebolla, el frijol, el maíz, los plátanos y otros rubros.

¿Quiénes, entonces, son los más beneficiados por una política no mesurada de subsidios estatales?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código