EDUCACIÓN BILINGÜE

Un ´sulia´ en tierra ngäbe: Pedro Ubeda

Mi llegada a Bocas del Toro, procedente de España, estuvo acompañada de uno de esos repentinos aguaceros tropicales que tanto sorprenden al visitante del otro lado del océano. En el aeropuerto me esperaba el padre Jorge, jesuita y viejo amigo, que habría de ser mi anfitrión durante mi permanencia en esta comarca.

Profundo conocedor de la cultura ngäbe y con buen dominio de su lengua, fue todo un privilegio poder contar con su inestimable ayuda para introducirme en las comunidades indígenas. Mi primer contacto con una de ellas me produjo una sensación de perplejidad: la limpieza del poblado, su organización, la educación escolar, la cercanía y amabilidad de su gente, contrastaba con el desconocimiento de la lengua, vehículo de identidad de cualquier cultura. Los ancianos la hablan, pero no saben escribir, lo que supone un obstáculo insoslayable para su transmisión y aunque realizan grandes esfuerzos para que los niños la aprendan, no resulta suficiente, máxime cuando los maestros asignados a las comunidades la desconocen y tampoco reciben formación al respecto. En tales circunstancias no parece que el problema tenga visos de solución. Es verdad que la Ley No. 10 de 1997 incluye en sus artículos 247 y 248 toda una declaración de intenciones al establecer para el pueblo ngäbe-buglé una cobertura de educación bilingüe a fin de rescatar la cultura de dicho pueblo, pero hay que dotarla de contenido si se pretende llevarla a efecto. La voluntad es fundamental en el desarrollo de cualquier proceso, pero solo con ella no basta. Son necesarios el compromiso, la pasión, el esfuerzo de todos para hacer realidad la idea, caso contrario la milenaria cultura ngäbe, como otras muchas que salpican el planeta, desaparecerá en aras de la globalización, dejando una triste caricatura de su grandeza en el folclore local.

Quien ignora su historia está condenado a repetirla y este sería un ejemplo más en la larga cadena de desatinos a la que parece abocada esta humanidad. Ustedes, gestores de la educación, tienen la gran responsabilidad de revertir el proceso. Hace cinco siglos que unos extraños redujeron a la nada la lengua autóctona para imponer la suya y con ello eliminaron una cultura. Hoy están repitiendo ustedes la experiencia, pero lo que resulta más triste y desconsolador es que lo hacen con su propio pueblo, con su propia identidad. Ojalá meditemos.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Ago 2018

Primer premio

2 4 0 9

DCAD

Serie: 5 Folio: 8

2o premio

3610

3er premio

1029

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código