SECTOR AGROPECUARIO

El suspiro de una fea: Karlos Eduardo Collado

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), la seguridad alimentaria “es la disponibilidad de alimentos, el acceso de las personas a ellos y el aprovechamiento biológico de los mismos”.

Se considera que un hogar está en una situación de seguridad alimentaria cuando sus miembros disponen, de manera sostenida, de alimentos suficientes en cantidad y calidad según las necesidades biológicas. Sin embargo, mientras en los últimos cuatro años en el mundo la canasta básica aumentó 10%, en Panamá nuestra canasta –digamos ya no básica sino, por el contrario, un poco más complicada– aumentó 30% en la misma cantidad de años. Esto debido a los especuladores, que son los intermediarios que juegan con los precios entre el productor y el consumidor.

Este fenómeno se debe a que nuestros últimos gobiernos han practicado una política que le ha dado la espalda al sector agropecuario, como si fuera una fea suspirando en un toldo para que la saquen a bailar –recordando el famoso pasillo panameño de Vicente Gómez Gudiño–, cuando en realidad el agro es una mujer hermosa que todos debemos valorar, ya que es aquella que nos alimenta, nos sustenta, nos cuida y nos cría.

Durante la revolución octubrina, los opositores hablaban que de soberanía no se come, sin embargo, de la soberanía alimentaria sí. No tenemos que inventar el agua tibia, desde 1970 se venía hablando sobre este tema y nuestro país, tal y como una espiral, debe volver a las prácticas antiguas que privilegiaban la cosecha nacional sobre cualquier importación. Como ejemplo, no es posible que cuando nuestros campesinos estén cosechando cebolla y arroz, los gobiernos traigan esos productos del extranjero, a menores precios para ellos, pero más altos para el consumidor.

Como si fueran políticas de salvación, debemos invertir en silos de almacenamiento, en maquinarias y herramientas agrícolas, sistema de riego para sembrar en ambas estaciones del año, y regular los insumos agropecuarios para que los comercios no los vendan a los precios del mercado. Además, hay que promover, con orgullo, los centros educativos como el Instituto Nacional de Agricultura.

Por otro lado, y solo de ser necesario, se pueden congelar los precios de ciertos rubros, pero no de todos; y solo si se hace como si fuera un alivio temporal por un período contingente de tres o cuatro meses, porque nuestra praxis agropecuaria se debe a la oferta y a la demanda.

Benito Juárez no solo dijo la famosa frase “El respeto al derecho ajeno es la paz”, sino que también dijo “La comida es la paz y el hambre es la guerra”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código