EQUIDAD Y LIBERTAD

La tercera ley: Julián Alfonso Clarós

Una sociedad armónica se basa en los principios de equidad. La libertad no es más que una arista, importante, es cierto. Pero, no definitiva. De qué sirve la libertad para quejarse, por ejemplo. O, la libertad para opinar. Toda libertad está atada al concepto (o al hecho) del para qué se quiere. En cambio, la equidad es autónoma en sí misma. No requiere de un adjetivo que la aderece. Por cierto, la falta de ella causa incomodidad en el entorno social, desembocando en quienes luchan por los derechos humanos.

Existe equidad cuando, luchando, trabajando o esforzándonos todos, logramos beneficios que alcancen a todos. Esta lucha debe tener el mismo énfasis. No necesariamente las mismas características; los pies nos impulsan en el suelo y los brazos nos balancean para llegar a la meta. Son labores diferentes, pero tendientes a conseguir un fin común.

Vale la pena reconocer que hay personas que se esfuerzan por hacer labores físicas y otras que nos motivan con sinceridad a realizarlas, revaluarlas... conquistarlas. Allí existe el fermento de la equidad. El modelo humano de repartición de las riquezas ha tropezado con los anhelos egoístas subyacentes en cada uno. No podría hablar de falta de equidad sin mencionar el día a día; cuando en las casas, escuelas, trabajos, clubes y/o asociaciones enfocamos el personalismo y el individualismo como meta. Sin embargo, los esfuerzos de hombres y mujeres por establecer, como principio, el bien común subyacen de modo inequívoco en todas las personas. Es oportuno reconocerlo. El perdón a los errores cometidos nos muestra el camino correcto. La paz que necesitamos para alcanzar la equidad se fundamenta en confrontar la naturaleza humana. Aceptar el error no es muestra de cobardía. Permanecer en él, sí.

Es tiempo de comprometernos con la sabia más esencial: la verdad. ¿Cuál? Pues, la nuestra. Hasta dónde somos capaces de dar para lograr el bienestar de nuestra sociedad. Esforzarnos por entregar nuestros intereses económicos, sociales o culturales para ser mejores humanos.

Habrá equidad en la medida que el artista, el sabio y el educador transmitan sus conocimientos; que el empresario sea consecuente con el desempeño de sus colaboradores; que el trabajador y el estudiante realicen de forma adecuada sus actividades; y que las fuerzas políticas se interesen en el beneficio de la sociedad.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

23 Jun 2018

Primer premio

6 2 4 2

ABBB

Serie: 24 Folio: 15

2o premio

6276

3er premio

1050

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código