EXPLOTACIÓN

El trabajo: Arturo R. Pasaron

Mencionar la palabra trabajo provoca trauma y una sensación distinta a la mención de la palabra dinero. Las diferencias entre ambas palabras están referidas a fines comunes y posturas desiguales dentro de la lógica elemental, ante las necesidades cotidianas.

Se trabaja en función de carestías y es requerido un esfuerzo físico y mental, aparte del deseo personal de un momento, subordinado a una actividad que impone el acatamiento a su lógica, para lograr resultados útiles en la práctica.

Todos desearíamos tener la varita mágica para satisfacer nuestras necesidades, con la mente en blanco y sin esfuerzo físico. Y esa varita existe: es el derecho a usar con prioridad el producto útil del trabajo ajeno. El cómo justificarlo ha sido por mucho tiempo hasta hoy, la actividad priorizada de los parásitos, y son sus mecanismos tan sofisticados que logran repudiar el trabajo propio y mantener el control sobre el trabajo ajeno, convertido en dinero: denigrando a sus víctimas.

¿Cómo lograron establecer las diferencias entre la palabra trabajo, denigrante, y la palabra dinero, maravilloso? Sencillo: quien trabaja labora para beneficio de quien no lo hace, amarrado a su lógica; de ese modo es fácil comprender por qué trabajar es tan malo.

Quien no está dispuesto a trabajar de ninguna manera, vive del producto del trabajo de otro, hasta que el otro lo permita. Como el trabajo reporta grandes beneficios para quienes consumen y comercializan sus utilidades, los vividores harán cualquier cosa para impedir el derrumbe de sus estructuras abusadoras, sin renunciar a tener el control sobre el trabajo impropio, traducido en su dinero y propiedad.

Hoy las legislaciones parásitas permiten la supremacía de quien no trabaja y en su farsa llegan a legislar hasta salarios mínimos, producto de su mentalidad que requiere un consumo cómodo del trabajo ajeno, sin aportar un equivalente proporcional de cambio. Es evidente que la comodidad del parásito radica en el esfuerzo de otro y esa postura no puede cuestionarse.

Hasta nuestros días no existe legislación para proteger la propiedad del trabajo útil, en beneficio de quien lo realiza.

¿A quién debemos la explotación del trabajo ajeno, y el silencio sobre el tema?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código