EL GOLPE DEL 68.

La verdad en la historia

Es muy interesante observar cómo el desarrollo de los acontecimientos va dando claridad a los sucesos políticos controvertidos. La perspectiva que ofrece el transcurrir del tiempo también es útil para identificar las figuras que objetivamente tienen alguna prestancia histórica. Por eso en países que poseen panteones singulares para que en ellos reposen los restos de los grandes de la patria, el reglamento indica que sólo son admitidos en su seno aquellos que luego de 25 años de fallecidos reunieron en vida los méritos para ser dignos de la gratitud nacional. Es el método inteligente para que el pase al panteón de los próceres no sea autorizado por el servilismo de los coetáneos.

De allí que el tiempo es aliado de la verdad histórica. No sólo para dar los laureles a quienes los merecen, sino para aclarar las versiones que en un momento dado fueron esgrimidas para explicar o justificar una acción humana determinada.

El jueves último me ocupé de este asunto en una cena que la Fundación Arias Madrid brindó con motivo de un aniversario más del fallecimiento del Dr. Arnulfo Arias Madrid.

Al darse el golpe militar el 11 de octubre de 1968 se dijo que el derrocamiento fue provocado por el propio presidente Arias al disponer arbitrariamente quiénes ocuparían ciertos escaños en la Asamblea Nacional. El tiempo también ofrece un panteón a las mentiras. Siempre he dicho que nada podía justificar el golpe cuartelario de octubre del 68 y que las causas alegadas tenían categoría de pretextos.

En mis consideraciones sobre aquel hecho ilícito siempre he resaltado que el golpe de Estado se comenzó a gestar durante la audiencia seguida en marzo de 1968 al presidente Marco A. Robles. La primera acción cuartelaria golpista ocurrió cuando la Guardia Nacional, una vez la Asamblea dictó el fallo condenatorio contra el presidente Robles, impidió que la Asamblea continuara sesionando.

A la luz del Código Penal la actitud de la Guardia Nacional constituyó un delito contra la seguridad interna del Estado, porque impidió el funcionamiento de un órgano del Estado. Ese golpe originario parcial, dirigido en el lugar de los hechos curiosamente por Omar Torrijos y Boris Martínez, tuvo efectos diferidos totales para el 11 de octubre de 1968.

Por tanto, la versión dada para justificar la consumación del golpe concebido y ejecutado a partir de marzo del 68 era la racionalización de una aventura. El golpe obedecía a otras razones que el tiempo se ha encargado de descifrar, aclarar y divulgar.

Pero hoy quiero ocuparme de lo que sobre el particular nos informa, debidamente documentado, el historiador Omar Jaén Suárez en su obra Las negociaciones sobre el Canal de Panamá 1964-1970, recientemente editada.

Expresa lo que sigue el Dr. Jaén Suárez: "Observando la situación interna panameña en marzo de 1968, antes de las elecciones del 12 de mayo, se pregunta el embajador de Estados Unidos en Panamá ¿cuál es la alternativa? Su respuesta es simple y profética: Omar Torrijos, hermano de "Monchi" (sic) Torrijos quien es izquierdista y anti-Estados Unidos, y quien está corriendo para diputado en el grupo de Samudio. Monchi habló fuertemente contra los borradores de tratados y se refiere a su hermano como uno de los pocos patriotas que protege los intereses del país". El embajador entró en otras consideraciones sobre el papel de Torrijos como probable comandante de la Guardia Nacional.

Agrega el ilustre historiador: "A fines de abril de 1968, el embajador Adair especula sobre la capacidad de violencia de los arnulfistas en caso de que les escamoteasen las elecciones y concluye que si se lanzasen en una revuelta, "podrían crear suficiente trastorno para incitar a la Guardia Nacional a asumir el control del gobierno temporalmente. ¿Clarividencia?".

Por supuesto que no hubo tal clarividencia como lo sugiere el autor del texto histórico. Lo que queda en claro es que todo respondía a la planificación de un golpe no extraño al conocimiento e incitación del Gobierno de los Estados Unidos. Pero el itinerario golpista no se detiene con estas referencias. El mismo historiador nos relata otro pasaje de la conspiración en marcha, a espaldas, desde luego, del pueblo panameño y diría que hasta de los partidos políticos.

"A fines del mes de agosto, quizás el lunes 26, casi se produce, antes de subir, la caída de Arnulfo Arias y el final de sus ambiciones de firmar los tratados liberadores con Estados Unidos. Los jefes militares de Panamá llaman a Fernando Eleta Almarán una noche para preguntarle sobre la oportunidad de dar un golpe de Estado. Estaban todos los altos mandos reunidos hasta la madrugada y el canciller, que no compartía una idea que afectaba negativamente la imagen internacional de Panamá, solicita la presencia de Roberto Alemán, su negociador principal de los tratados. Ambos aseguran haber persuadido al comandante Vallarino de desistir de tal empresa....".

Como se puede observar, los militares alzados no escondían sus propósitos, ya constituía una flecha disparada sin que nadie pudiera atraparla y si Eleta y Alemán hubieran dado luz verde en esa ocasión el golpe iniciado en marzo de 1968 con la clausura del Parlamento se hubiera consumado definitivamente antes de que el Dr. Arias hubiera tomado posesión del cargo de Presidente de la República.

Por lo que queda dicho, las versiones dadas para explicar el golpe final han quedado al descubierto como deleznables y hasta infantiles. El golpe del 11 de octubre de 1968 a la luz del tiempo y de la historia, tiene su raíz en los intereses de los militares golpistas y su aliento en la política intervencionista de los Estados Unidos aunque se le denomine como una ingerencia de clarividentes o fruto de simples profecías.

En la cena conmemorativa del fallecimiento del Dr. Arias muchísimos panameñistas expresaron su sorpresa por los relatos del Dr. Omar Jaén Suárez porque ellos pensaban, con tierna ingenuidad, que los Estados Unidos no tenían conocimiento de la aventura golpista del 68.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

12 Dic 2018

Primer premio

6 1 5 2

DCCA

Serie: 16 Folio: 8

2o premio

1812

3er premio

7402

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código