VIOLACIÓN EN INDIA

La víctima X: Dicky Reynolds 0´Riley

Mientras el mundo celebraba la llegada del nuevo año, la India no salía de su estupor ni del letargo de nación indolente a la milenaria costumbre de humillar a las mujeres (lo que casi es una tradición aceptada) condimentado con la rabia y la indignación por la muerte de la víctima X, que bien pudo llamarse Sofía, Ana, Rebeca, Raquel o María. Una mujer innominada que fue ultrajada por una horda de hombres, cuando viajaba en un vehículo de transporte público.

Describir las lesiones que le produjeron no es el motivo de este artículo, pero el ensañamiento es señal de la poca valoración de género que se vive en ese país. Allí habitan mil 242 millones de personas, es la segunda nación más poblada del mundo. Una persona muerta no debería significar señal de alarma para lo que es cotidiano en este país, donde las inequidades sociales son tan naturales y bochornosas, dicho por apreciaciones hechas en el campo (cuando visité la India).

Ojalá esta sea la gota que haya derramado la copa. La sensación de venganza popular, quizás atávica, pareciera ser el mejor ingrediente para resarcir con el patíbulo el daño causado a las millones de mujeres del mundo que han sufrido el escarnio de la violación, que han sido humilladas en lo más intimo de su ser.

Ella, la víctima X, simboliza el silencio de aquellas que no tienen los medios para la defensa del honor mancillado, que parecieran no ser pieza de valoración de esta sociedad. Las leyes hechas por los hombres tienden a minimizar los estragos de las conductas libidinosas que, en ciertos casos, se premian con el matrimonio con la víctima, a manera de exculpación de sus pecados. La complicidad es institucional, dando preferencia a los hijos varones para garantizar la dote al momento de las nupcias.

Panamá tampoco respira aires de respeto, toda vez que una ciudadana fue atacada por seis sujetos y sometida a los rigores de la violación. Delito que afecta quizá más que el mismo homicidio, por las secuelas que producen tanto en la víctima como entre sus familiares. A veces se llega al punto de querer culpar a la víctima por su destino, con argumentos que distan de toda lógica humana, como la propiciadora de su ataque, como justificación para la impunidad.

La nocturnidad y el acecho de cacería no son el mejor escenario para una feliz cópula, menos con un desconocido que solo busca saciar sus apetencias, sin meditar en los daños que provoca. Es difícil imaginar ese intervalo de tiempo en el que se disocia el respeto de la dignidad humana, por el sometimiento que da tanto la fortaleza física o social del agresor. Con defensas claudicantes y noes temblorosos, como lo describió Salarrue en su cuento La Honra. ¿A que mujer no le gustaría disfrutar los placeres del sexo en una mullida alcoba y con su galán? ¿Saber quién es el padre de su prole? No hay diferencias entre las sociedades que definimos como conservadoras y fundamentalistas y aquellas consideradas liberales y democráticas, solamente vistas con los prismas de una y otra, pero con los mismos resultados: cero valoración a la condición del genero femenino.

En el tercer milenio de existencia del ser humano pensante no deben primar las bajas pasiones para someter la mujer que no es complemento de nuestra razón de virilidad, sino que también tiene su esencia para el devenir del mundo. La tolerancia no debe ser adjetivizada, “no hay pero que valga” en este tema, tampoco debe haber matices.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Jul 2018

Primer premio

5 9 6 0

CABC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

3358

3er premio

4744

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código