HISTORIA

La visión de Porras y La Exposición: Alessandra Treuherz

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/05/0_20141205mvPUeQ.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/05/0_20141205mvPUeQ.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/05/0_20141205mvPUeQ.jpg

Sin lugar a dudas, Belisario Porras es el presidente más visionario que ha tenido Panamá. Fue el artífice de la modernización y consolidación del Estado panameño y se le considera el padre del urbanismo en el país. Su grandeza se basa en que, además de su valor humano y ético, previó, con décadas de anticipación, la expansión económica y social que tuvo lugar en Panamá tras la construcción del Canal y estableció la institucionalidad e infraestructura necesarias para apoyar el crecimiento y funcionamiento de la nueva nación.

Entre sus tantas contribuciones, destaca la planificación y construcción del barrio La Exposición, con lo que demostró su notoria habilidad de negociación al lograr la cesión de tierras para desarrollar este excepcional proyecto. Al iniciar su primera administración, en 1912, propuso a la Asamblea General una ley para la realización de una gran feria que promovería el comercio en Panamá con motivo de la celebración del cuarto centenario del descubrimiento del océano Pacífico, en 1513, y la inminente inauguración del Canal de Panamá. Originalmente designada como “La Exposición Nacional de Panamá”, se convirtió en un evento internacional, que se realizó en el sector entre la actual plaza Belisario Porras y la avenida Balboa. Porras aspiraba no solo a proveer de infraestructura e instituciones para el desarrollo de la ciudad y el país, sino también promover a Panamá como país de oportunidades.

El área del evento se quedó con el nombre de La Exposición. En este sector destacan amplias avenidas de cuatro carriles, aceras anchas y grandes árboles de sombra, además de un eje vial con una plaza pública como centro icónico. La Exposición se inauguró en febrero de 1916 y estuvo abierta al público durante cuatro meses, siendo considerado en su momento como el más grande despliegue cultural, científico y tecnológico de América Central. Sus avenidas fueron nombradas en honor a los países participantes, como la vía España y las avenidas Cuba, Perú, Ecuador y México. Como acto de cortesía hacia las naciones participantes, el Gobierno les cedió los terrenos necesarios para que instalaran sus delegaciones diplomáticas.

La Exposición fue la primera intervención del Estado en el ámbito urbano, dejando un brillante legado. En esencia, el barrio de La Exposición, actual barrio Belisario Porras, mediante Ley 107 de 1943, se convirtió en un hito de modernización de la ciudad colonial hacia el área suburbana y hoy día permanece como el más destacado sector de la ciudad con adecuada planificación por parte del Estado y considerado como un importante caso de estudio de planificación urbana.

Los días gloriosos del barrio sucumbieron ante los años de la posmodernidad y al abandono. Edificios y usos discordantes se tomaron sus zonas, igual que los locales que invaden el espacio público. Además, con la partida de un significativo segmento de su población inicial, el área ha perdido su vitalidad, se ha tornado insegura e insalubre, y ha perdido gran parte de su carácter original.

Algo que caracteriza la actual tendencia de crecimiento de nuestra ciudad es la falta de coherencia y orden entre los estilos arquitectónicos, sin respeto hacia sus estructuras históricas. Es por ello que la visión de Belisario Porras parece haberse perdido. Sin embargo, la excelente y generosa disposición de calles y avenidas, las notables facilidades de acceso vehicular y peatonal, aunadas al formidable sistema de Metro, favorecen sus considerables ventajas para volver a ser un dinámico centro gubernamental, comercial, hospitalario, bancario y residencial, como ya lo han mencionado urbanistas del país.

La preservación de la más reciente historia republicana, al parecer, no ha sido tan importante como la protección de la herencia europea colonial que se ha logrado en el Casco Antiguo. La historia del legado de Porras parece disiparse entre las nuevas generaciones. Pese a ello, nuestra comunidad espera que las autoridades nacionales y locales –como ya lo anunciaron– rescaten y transformen tan valioso sector por el bien de todos.

El espíritu de Belisario Porras aún ronda en sus calles, plazas y avenidas, como también en los viejos edificios de su época de oro. En esta conmemoración del nacimiento del doctor Porras, un célebre 28 de noviembre de 1856, todos debemos apoyar los esfuerzos para rescatar tan ilustre e histórico espacio nacional. En este sentido, hago un llamado a las nuevas generaciones para que juntos rescatemos este importante hito histórico de nuestra nación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código