licor alienta AL COITO sin protección

Alcohol y sexo, una fiesta de alto riesgo

Más del 50% de los estudiantes de premedia y media de Bocas del Toro, Colón y Panamá consumen bebidas alcohólicas.

“Vamos a parisiar, vamos a parisiar... Zoom, zoom, zoom, otra noche de perreo. Rumba, rumba...”.

“Choque, choque... siente el choque, cintura con cintura, cadera con cadera...”.

Acercanza entre un cuerpo y otro, contoneos sensuales al ritmo de los regués de Latin Fresh, Mr. Saik o cualquier otro, la juventud exuda pasión, que incontrolada desafía al virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

Hay 6 mil 261 personas que viven con VIH en Panamá, según la estadística acumulativa de 2000 a 2010 del Ministerio de Salud (Minsa). De ese total, 4 mil 194 (67%) adquirieron el virus por contacto sexual.

En el país, 367 (5.9%) de las personas que viven con VIH tienen entre 15 y 19 años de edad.

Relaciones sexuales sin protección ponen en peligro la salud de la población joven.

Alcohol, el favorito

Cuando Daniel (20 años) baila, le hacen ronda, su cuerpo musculoso y flexible atrae las miradas, él lo sabe y se pavonea. Hace dos años, cuenta el muchacho, conoció a una chica en una discoteca y horas después tuvieron relaciones sexuales.

Él no usó condón. Van dos veces que alcoholizado no se ha protegido en el momento del coito.

La subdirectora general de Salud de la Población del Ministerio de Salud (Minsa), Itza Barahona de Mosca, sustenta que una de las razones de la incidencia del VIH e infecciones de transmisión sexual (ITS) en la población panameña es su comportamiento. De Mosca se basa en que un 67% de las personas que vive con VIH en el país lo ha adquirido a través de la vía sexual.

Cifra que indica que estas personas “tuvieron sexo inseguro”, expresó la médica salubrista y epidemióloga.

“El licor es una droga legal que cambia el comportamiento de la gente joven. Las personas bajo el efecto del alcohol pierden sus valores, se dejan llevar por la embriaguez y pueden tener sexo inadecuado”, argumentó.

Su preocupación aumenta con la llegada de la estación seca, los paseos a las playas y los entusiastas días de Carnaval.

“Parte de prevenir el VIH es educar a la población, sobre todo a los adolescentes, en un moderado consumo de licor para que siempre sean responsables de sus actos”, dijo.

Esta es una tarea pendiente si se observan las estadísticas del último estudio que hizo la Comisión Nacional para el Estudio y la Prevención de los Delitos relacionados con Drogas (Conapred) en 2008-2009, con una muestra de 4 mil 333 estudiantes de premedia y media, documento que indica que la edad de inicio de consumo de alcohol es 13 años.

Según esta encuesta hecha en colegios oficiales y particulares, el 50% de los varones y 40% de las jóvenes había bebido licor por lo menos una vez en su vida; el 33% y 26% durante el año y el 20% y 13% en el mes en que se les hizo la entrevista.

Los estudiantes de premedia y media de Bocas del Toro, Colón y Panamá son los que registran mayor consumo de bebidas alcohólicas, con 59%, 51% y 51%, respectivamente.

La bebida alcohólica más consumida por los jóvenes es la cerveza, afirmó Cristóbal Nieto, psicólogo del Centro de Adicciones del Instituto Nacional de Salud Mental. Según este terapeuta, los adolescentes ven esta bebida como agua, como algo normal.

La enfermera y salubrista del Programa de Salud Mental del Minsa, Aldacira de Bradshaw, dijo que las estadísticas no reflejan la realidad. Ella advierte de que el consumo de licor es mayor, porque hay regiones en que los adultos les facilitan bebidas alcohólicas a los jóvenes.

Paul Simons, secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas de la Organización de Estados Americanos (OEA), quien visitó recientemente Panamá, señaló que en los últimos años, muchos de los países miembros tienen “problemas tanto con el uso de drogas ilegales como legales”. Además, basado en los estudios de drogas y alcohol de la OEA dijo que “12 años” es la edad inicial de consumo.

En 2012 Conapred realizará una nueva encuesta de consumo de licor entre los estudiantes, informó el funcionario Conrado Quintero.

Licor y caricias

Para la epidemióloga Itza Barahona de Mosca, la única forma de combatir el VIH e ITS en la población es un cambio en el comportamiento sexual.

Cuando se trata de un adulto es difícil cambiarle sus hábitos, anotó. Por ello, dijo, la formación de la sexualidad debe empezar desde la niñez, en el hogar; luego en la escuela y por último en el sistema de salud.

El abordaje debe ser “educativo y formativo. Enseñarles a los adolescentes a respetar su cuerpo, [a tener] sexo seguro, fidelidad cuando es posible, que el condón hay que usarlo siempre y que es un solo condón por relación sexual”, dijo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código