Opinión

Alianzas electorales, tradición y estrategia

Temas:

Las alianzas electorales son una tradición en Panamá y responden a cálculos estratégicos. En un sistema multipartidista, en el que el clientelismo constituye la motivación principal del electorado, es más factible alcanzar los premios del sorteo poniendo a trabajar hacia ese fin a dos o más maquinarias políticas.

Las coaliciones de partidos adquirieron relevancia con el auge del multipartidismo en la década de 1930. La dictadura militar interrumpió esa tradición cuando declaró “extintos” los partidos políticos (Decreto de Gabinete #58 de 1969). Con el restablecimiento de la vida partidaria, en 1978, resurgieron las alianzas electorales a partir de los fraudulentos comicios de 1984. En adelante hasta la fecha, todos los vencedores en la contienda presidencial han sido abanderados de fórmulas de dos o más partidos.

Solo en momentos de intensa polarización (normalmente entre partidarios y adversarios del militarismo) han tenido las coaliciones algún contenido ideológico. Así fue en 1952, cuando la alianza entre el Partido Liberal, el Frente Patriótico y el Partido Socialista enfrentó una coalición que apoyaba las ambiciones presidenciales del jefe de la Policía Nacional; en 1984, cuando la Alianza Democrática de Oposición (ADO) –constituida por el Panameñista Auténtico, el Partido Demócrata Cristiano y el Molirena– adversó la candidatura militarista de Nicolás Ardito Barletta; y en 1989, cuando la ADO Civilista –formada por los partidos Demócrata Cristiano, Molirena y Liberal Auténtico– se midió contra la nómina electoral del régimen castrense, encabezada por Carlos Duque.

Tras el desalojo de la tiranía militar, las coaliciones electorales gradualmente fueron perdiendo su sustento programático. En 2004 y 2009, el Partido Popular (ex Demócrata Cristiano), adalid del civilismo en la década de 1980, no dudó en aliarse con el PRD, el partido de la dictadura. De cara a las votaciones de 2019, Molirena, otro partido de raíz civilista, ha pactado una alianza con el que fuera el brazo político de los cuarteles.

El propio Partido Panameñista, némesis del PRD durante la autocracia militar, no ha dudado en confabularse con este en la Asamblea Nacional, más recientemente en 2014-2017, aunque hasta el momento se ha abstenido de aliarse con el partido de la dictadura para fines electorales. Estas expresiones de extremo oportunismo desalientan a la ciudadanía, degradan la política y diseminan antivalores en una sociedad urgida de modelos de corrección e integridad pública.

*El autor es politólogo

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

17 Jul 2019

Primer premio

2 1 4 9

CADA

Serie: 12 Folio: 9

2o premio

6279

3er premio

6451

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código