ÁREAS COSTERAS

Anati rechaza solicitud de concesión a Grupo Suárez en San Francisco

Temas:

Edificio Wind Rose, en Coco del Mar. Edificio Wind Rose, en Coco del Mar.
Edificio Wind Rose, en Coco del Mar. Roberto Cisneros

La Autoridad Nacional de Administración de Tierras (Anati) rechazó una solicitud de concesión de un lote de mil 599 metros cuadrados realizada por inmobiliaria G.S del Mar S.A., (Grupo Suárez), para edificar un espacio de actividades recreativas y de uso público en Coco del Mar, San Francisco.

El terreno formaría parte del proyecto Wind Rose, levantado por G.S. del Mar y que ha sido cuestionado por la Asociación Ambiental de Residentes de Coco del Mar y Viña del Mar.

Por medio de la resolución No. 208 del 20 de agosto de 2019, la Anati plantea que, “una vez evaluado el contenido del expediente y ante la ‘negatividad’ de la peticionaria en subsanar los defectos advertidos, se rechaza petición”.

En el proceso, el Ministerio de Ambiente estableció un retiro de 22 metros desde el límite de manglar para evitar cualquier impacto sobre este. Además, recomendó rediseñar el plano aportado, pero, según la Anati, G.S. del Mar no procedió con las correcciones exigidas.

La Anati resuelve disputa por finca estatal en Coco del Mar

La Autoridad Nacional de Administración de Tierras (Anati) tomó una decisión sobre un conflicto que se registra desde hace más de tres años entre residentes de Coco del Mar, en San Francisco, y la inmobiliaria G.S del Mar (Grupo Suárez), por un terreno de mil 599 metros cuadrados en una zona costera del área.

Por un lado, la inmobiliaria solicitó a la Anati la concesión de la finca que está justo detrás del edificio que construyó, Wind Rose, mientras que la Asociación Ambiental de Residentes de Coco del Mar y Viña del Mar considera que a ese terreno de “dominio público” se le debe dar uso ecológico por estar, precisamente, en la zona costera y de amortiguamiento del manglar.

Finalmente, el pasado 20 de agosto de 2019, la entidad emitió una resolución en la que rechazó la concesión.

La Inmobiliaria GS del Mar, S.A., que construye el proyecto Wind Rose en Coco del Mar, solicitó una concesión de mil 599 metros cuadrados para un parque de uso público. El terreno (en la foto), colinda con el área de manglar. Expandir Imagen
La Inmobiliaria GS del Mar, S.A., que construye el proyecto Wind Rose en Coco del Mar, solicitó una concesión de mil 599 metros cuadrados para un parque de uso público. El terreno (en la foto), colinda con el área de manglar. Archivo

Según el documento emitido por la Anati, el uso que se le daría a esta finca sería para desarrollar edificaciones de tipo “deportiva” y “recreación”, para uso de los propietarios del proyecto en la periferia, es decir, Wind Rose.

Como parte de ese proceso, la Anati le hizo consultas a entidades vinculadas con este tipo de trámites, como la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP) y el Ministerio de Ambiente (Miambiente).

La ARAP advirtió que el citado lote colinda con el ecosistema de manglar y deberá respetarse la “zona de amortiguamiento” correspondiente. A su vez, indicó que era Miambiente la entidad que debía determinar si la solicitud calificaba o no para esa concesión.

En tanto, Miambiente reafirmó que el terreno evaluado “colinda” con un área de manglar que tiene características de “buena salud”, y destacó que en su inspección observó “regeneración natural” de ese ecosistema, por lo que desde el punto de vista técnico se debía establecer un “retiro de 22 metros” desde el límite del manglar, para evitar que cualquier actividad o acción en ese terreno afectara directamente los manglares.

En consecuencia, Miambiente recomendó rediseñar el plano aportado para que, una vez hechos los cambios, se pudiera solicitar nuevamente el visto bueno correspondiente.

En medio de todos estos señalamientos, la Asociación Ambiental de Residentes de Coco del Mar y Viña del Mar presentó en 2016 ante la Anati un escrito de oposición contra la concesión, alegando que, de otorgarse esta, se podría estar perjudicando el manglar.

Ante esto y tomando en cuenta las constancias documentales, la Anati notificó, mediante nota del 17 de julio de 2018, a la inmobiliaria que debía corregir los planos aportados, según los lineamientos indicados por las instituciones anteriormente citadas, es decir, ARAP y Miambiente.

No obstante, señala que G.S del Mar no hizo las correcciones solicitadas, aunque sí comunicaron que el objeto de la concesión era garantizar la “protección de la ribera de playa”.

En los últimos años, los residentes de Coco del Mar han protestado contra nuevos proyectos inmobiliarios. Expandir Imagen
En los últimos años, los residentes de Coco del Mar han protestado contra nuevos proyectos inmobiliarios. Archivo

Fase final

Uno de los planteamientos finales de la Anati, que consideró como “importante señalar”, es que el uso del área solicitado en concesión “difiere” con lo manifestado en la petición inicial.

Una vez evaluado el contenido del expediente y ante la negatividad de la peticionaria en subsanar los defectos advertidos que adolece el presente trámite, a esta Autoridad le compete rechazar la presente petición por no cumplir con los requisitos necesarios para la continuación del mismo”, dice la resolución de la Anati, contra la que se puede interponer recursos de reconsideración.

Tras conocer la decisión, la Asociación Ambiental de Residentes de Coco del Mar y Viña del Mar informó que está satisfecha con la resolución en que la Anati ordena el cierre del expediente.

Catia Rojas, miembro de la asociación, subrayó que se trató de una lucha por salvar los manglares, que llevó más de tres años y en la que contaron con el apoyo de organizaciones como la Alianza Ciudadana Pro Justicia, la Asociación para la Conservación de la Naturaleza, la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana, el Centro de Incidencia Ambiental, la Asociación Soy Paitilla y la Red Ciudadana Urbana.

Rojas detalló que presentaron 56 memoriales y 10 habeas data para alcanzar el objetivo de salvaguardar la integridad del humedal de Coco del Mar.

“Lo importante de esta decisión administrativa es que está sustentada en el incumplimiento de parte del solicitante de los conceptos técnicos definidos por la Dirección de Costas y Mares del Ministerio de Ambiente en junio de 2016”, puntualizó.

Según la activista, los mil 599 metros cuadrados solicitados son parte de la zona de retiro de manglar, que es el sistema que predomina en el sector. “Que este humedal haya sido tan intervenido con anterioridad no es fundamento ni razón para que esa acción humana que degrada a este ecosistema deba continuar. Por el contrario, es el momento de ponerlo en orden, jurídica y ambientalmente”, acotó.

Para los residentes de Coco del Mar, el Estado panameño les “otorgó la razón” y ese es un mensaje en “positivo” para todas las organizaciones que emprenden la lucha en pro de la conservación del ambiente.

“Estamos a la espera de varias solicitudes que presentamos al ministro de Ambiente, Milciades Concepción, para terminar con el perfeccionamiento jurídico que le otorgue una protección”, concluyó Rojas.

Luisa Araúz, asesora del Ministerio de Ambiente, indicó que la entidad realizó una inspección al área del manglar y están a la espera de los resultados del análisis de la calidad de agua residual que se esta virtiendo en el manglar.

Según Araúz, Miambiente procederá de conformidad con la ley al obtener los resultados de estos análisis, a fin de determinar si existen incumplimientos a la normativa ambiental. “Los manglares son ecosistemas muy sensibles que requieren de una buena calidad de agua para sobrevivir, por lo que cualquier alteración los impacta severamente”, dijo.

Por su parte, José Gabriel Montenegro, administrador de la Anati y quien firmó la resolución, dijo que la concesión estaba fuera de la terminación de la propiedad de la empresa.

“Nosotros hicimos las consultas al respecto con las debidas entidades y la comunidad también”, explicó.

Se consultó a Juan Manuel Suárez, representante de Inmobiliaria G.S. del Mar, a quien se le envió un cuestionario el pasado jueves 26 de septiembre a su correo para conocer su posición sobre la resolución de la Anati, pero al cierre de esta edición no hubo respuesta.

Sin embargo, en pasadas entrevistas con este medio expresó que en el lote solicitado en concesión harían un parque de uso público.

Residentes molestos

La Asociación Ambiental de Residentes de Coco del Mar y Viña del Mar presentó un recurso de oposición a la concesión en la Anati y solicitó que ordene la ‘demolición’ de una cerca que rodea ese lote, bajo el fundamento de que esa concesión no ha sido avalada.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código