EMPRESA ENVUELTA EN ESCÁNDALOS GANA LICITACIÓN

Aprobado jugoso contrato

En el misterioso viaje que hizo el presidente, Ricardo Martinelli, en agosto pasado a Italia para encontrarse con el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi y Valter Lavítola, ahora prófugo de la justicia de su país, también se registra una escala en República Dominicana.

Al menos tres fuentes nacionales y extranjeras confirmaron a este diario que Martinelli, que salió del país sin agenda oficial, llegó a Cerdeña (Italia) de manera secreta, acompañado de los empresarios Gabriel Btesh, Ricardo Francolini, así como del ministro de Obras Públicas, Federico Suárez; viaje que Martinelli ha negado.

El mandatario tampoco mencionó que, aunque salió de Panamá en el avión presidencial Embraer Legacy, no se trasladó directamente a Alemania en busca de dos tuneladoras para la construcción del Metro –como luego informaría oficialmente la Presidencia–, sino que aterrizó en República Dominicana.

Diversas fuentes que solicitaron el anonimato confirmaron que el mandatario y su comitiva se trasladaron hacia Italia posteriormente en el avión privado de IBT Group, un conglomerado de empresas que es mencionado en varios escándalos en República Dominicana e Islas Vírgenes, entre otros países.

Las fuentes también indicaron que el avión presidencial panameño fue enviado a Alemania desde donde luego la delegación retornó a Panamá.

El Consorcio IBT Group, del que forman parte José Ramón Brea, Eduardo David Bensadon y Daniel Toledano, lleva años envuelto en escándalos a través de sus filiales Carimex, IBT y Riogersa. En Panamá el grupo ha logrado adjudicarse varios contratos millonarios.

Interesantes conexiones

Este conglomerado, que también ha creado varias sociedades dedicadas principalmente a la construcción, cuenta con otro aliado en el gobierno. Eladio Ostia Pravia –nombrado viceministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial el pasado 29 de octubre– es su agente residente.

Previamente había sido nombrado en agosto pasado por el presidente, Ricardo Martinelli, como subadministrador de la Autoridad Nacional de Administración de Tierras (Anati). También es el agente residente en las sociedades IBT Group Panamá y Carimex Panamá, inscritas en 2009 en el Registro Público.

El funcionario no es el único que aparece en el historial de conexiones con este polémico grupo empresarial. Al conglomerado igualmente está ligado el argentino Gustavo Franchella –que, a su vez, ha sido relacionado con el prófugo de la justicia italiana Valter Lavítola.

Franchella declaró recientemente que es el dueño de la sociedad panameña Agafia Corp., la cual recibiría una millonaria comisión del grupo italiano Finmeccanica que se adjudicó la venta por más de 250 millones de dólares en equipos de seguridad a Panamá, y que hoy es investigado por las autoridades de ese país.

Franchella fue el gerente general de Carimex –filial de IBT Group– en República Dominicana. Su relación con este consorcio en Panamá se da a través de servicios de asesoría.

Pero no es todo. Medios periodísticos dominicanos, entre ellos Elsiglo21.com, reportaron en mayo de este año que José Ramón Brea, uno de los propietarios de IBT Group, “ha sido visto en diversas oportunidades en restaurantes de Santo Domingo y Casa de Campo con Ricardo y Luis Martinelli” [sic], hijos del presidente Martinelli, con quienes presuntamente –añade el medio– mantiene “vínculos comerciales”.

Escándalos

El primer escándalo en Panamá de las empresas vinculadas a los dueños de IBT Group surgió por la contratación directa –por más de 575 mil dólares en octubre de 2009– a la sociedad Tarjetas Láser Latinoamérica, S.A. para la elaboración de 600 mil pasaportes que resultaron defectuosos.

La empresa, dedicada a “proveer asesoría y diseñar y ejecutar proyectos de construcción”, logró el contrato cuatro meses después de haberse constituido.

A pesar de la entrega de pasaportes defectuosos y de los escándalos por construcciones deficientes de hospitales en República Dominicana e Islas Vírgenes, no hubo obstáculos para que el Ministerio de Salud en Panamá le adjudicara a Carimex (filial de IBT Group) un contrato por $386 millones para la construcción de cuatro hospitales.

En su momento se conoció que Carimex también entregó al Ministerio de Salud de Panamá el currículo de su gerente de proyectos, Christian Muñoz, en el que se indica que en 1999, cuando tenía 16 años de edad, era el superintendente general del Área Electromecánica en la empresa Aldebot.

Más contratos

Otro de los contratos del Consorcio IBT es la concesión de cuatro plantas de producción de asfalto en Panamá, garantizándose además la compra de su producción durante los cinco años de este gobierno.

A pesar de la exclusividad de proporcionar, como mínimo, el 80% del total de su producción al Ministerio de Obras Públicas (MOP) –que este año tiene presupuestada una inversión por más de $700 millones– la empresa ha incumplido, según el propio MOP.

Panamá América reportó que la empresa no ha cumplido con la producción y con adecuar las cuatro asfalteras que tiene el MOP en El Roble de Aguadulce, Los Algarrobos, en Chiriquí, en Las Garzas, Panamá, y en la vía Centenario.

Incongruencias

Ayer, el Consejo de Gabinete aprobó un contrato entre la Caja de Seguro Social y el Consorcio IBT Medical Outsourcing Services, por 125.3 millones de dólares para “el suministro e instalación de equipos, suministro de insumos, puesta en funcionamiento de unidades de hemodiálisis, diseño, habitacional de espacios y construcción de infraestructuras intra y extrahospitalarias para los pacientes con problemas renales”.

El Consorcio IBT Medical Outsourcing Services fue inscrito en el Registro Público el 9 de noviembre pasado. Es decir, cuenta con menos de 45 días de vida jurídica. Sus dignatarios son José Ramón Brea, Daniel Toledano y Ernesto Morales, los dos primeros vinculados a IBT Group.

De acuerdo con la resolución de Gabinete del día de ayer, la licitación ganada por el Consorcio IBT Medical Outsourcing Services se dio el día 15 de julio de 2011, mientras que, el 23 de agosto del mismo año, el director de la Caja de Seguro Social, Guillermo Sáez-Llorens, adjudicó el contrato a la mencionada empresa.

Curiosamente esta, como ya se dijo, fue inscrita en el Registro Público el 9 de noviembre de 2011, es decir, casi tres meses después de haberse adjudicado la licitación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código