homofobia en jerusalén

Apuñalamientos en marcha del orgullo gay

El ataque ocurrió a mitad del recorrido de apenas mil 200 metros, que une los parques de la Independencia y de la Campana.

Temas:

Varias personas huyen tras el ataque durante la marcha del orgullo gay en Jerusalén. Varias personas huyen tras el ataque durante la marcha del orgullo gay en Jerusalén.
Varias personas huyen tras el ataque durante la marcha del orgullo gay en Jerusalén.

La marcha del orgullo gay en Jerusalén se volvió a teñir de sangre con el apuñalamiento ayer de seis personas, una en estado crítico, en un ataque perpetrado por el mismo ultraortodoxo judío que en 2005 hirió a tres participantes en otra manifestación de esta comunidad.

El ataque ocurrió a mitad del recorrido de apenas mil 200 metros que une los parques de la Independencia y de la Campana, en el centro de Jerusalén, y único tramo autorizado por la Policía ante la sensibilidad que la marcha despierta siempre entre la población religiosa.

“De pronto vimos correr a una o dos personas desde un lateral de la calle y empezó a apuñalar a la gente, una tras otra. Fue todo tan rápido, cuestión de segundos, que no pudimos distinguir de quién se trataba”, dijo Idi Mozes, miembro de la comunidad y defensora de derechos sociales en el Parlamento israelí (Kneset).

“Fue como un atentado, todo estaba lleno de sangre. Nadie es consciente de la homofobia que hay en nuestras calles, y no solo de los ortodoxos, también de los laicos”, agregó.

La Policía confirmó poco después de que se trataba de un único autor, al que identificó como Yishai Shlisel, un ultraortodoxo liberado hace solo tres semanas de prisión tras cumplir una condena de 10 años por un ataque idéntico en el que consiguió apuñalar a tres personas.

La marcha de Jerusalén, que a diferencia de la de Tel Aviv pretende ser una protesta contra la discriminación de la comunidad de gais, lesbianas y transexuales en la ciudad, estaba custodiada por cientos de agentes de varios cuerpos de la Policía y por un helicóptero que sobrevolaba la zona.

Pero el vasto despliegue policial no fue suficiente para impedir la rápida carrera del atacante, que se había guarecido tras el muro de un pequeño supermercado desde el que asaltó a sus víctimas en medio de la confusión.

El ataque interrumpió inmediatamente el ambiente de júbilo en el que transcurría la marcha y una docena de ambulancias, coches de policía y servicios de emergencia –entre ellos varias unidades móviles de la ONG ultraortodoxa Zaka– irrumpieron a gran velocidad entre los miles de participantes para asistir a los heridos.

Según fuentes médicas, una mujer ingresó en el hospital Shaarei Tzedek en estado crítico, mientras que otras dos personas sufrieron lesiones severas y tres de carácter leve.

“Esto es muy grave. Es un nuevo caso de intolerancia que no podemos permitir”, se quejó Samuel Ángel, un neoyorquino de 19 años que vive desde hace tres años en Israel y que marchaba unos pasos por detrás de donde se produjo el ataque.

Entre los participantes se propagó inmediatamente el silencio y se desató una cadena de quejas contra el gobierno del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, por no tomar medidas para impedir la homofobia.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código