‘Basta ya’, dice Obama tras tiroteo

En un comunicado, Planned Parenthood dijo que desconocía todas las circunstancias o motivos detrás del ataque, o si era el objetivo del atacante.

Temas:

Colocan flores cerca del lugar donde ocurrió el tiroteo el pasado viernes. Colocan flores cerca del lugar donde ocurrió el tiroteo el pasado viernes.
Colocan flores cerca del lugar donde ocurrió el tiroteo el pasado viernes. Isaiah J. Downing

El presidente Barack Obama dijo ayer que el ataque a disparos en una clínica para el control de la natalidad y el aborto en Colorado, que dejó tres muertos, entre ellos un policía, muestra la necesidad urgente “de hacer algo acerca de la fácil accesibilidad a las armas de guerra” por parte de “personas que no tienen nada que hacer portándolas”.

“Basta ya”, dijo Obama en un comunicado un día después de que un hombre armado mató a tres personas en una clínica de la organización Planned Parenthood en Colorado Springs. Otras nueve resultaron heridas.

El mandatario señaló que a pesar de que se desconocen los motivos del tirador, está claro que “más estadounidenses y sus familias han sido obligados a sentir miedo” y eso “no es normal”. Añadió que si “esto realmente nos preocupa, si vamos a ofrecer nuestros pésames y oraciones de nuevo, y Dios sabe cuántas veces, con una conciencia verdaderamente limpia”, entonces EU debe hacer más difícil el que una persona consiga un arma.

Momentos antes, la policía identificó al presunto autor del ataque como Robert Lewis Dear, de North Carolina. El hombre fue detenido el viernes, horas después del tiroteo. Los registros de la cárcel indican que Dear deberá comparecer en la corte mañana. No hubo otros detalles sobre el sospechoso por el momento, incluso si tenía alguna conexión con Planned Parenthood, una organización de clínicas comunitarias que proporcionan información y asistencia para el control de la natalidad y el aborto, y enfermedades de transmisión sexual.

Agente lideraba una iglesia

El departamento de policía del campus de Colorado Springs, perteneciente a la Universidad de Colorado, identificó al agente caído como Garrett Swasey, de 44 años y con seis de experiencia en el cargo, y líder de la iglesia Hope Chapel.

Swasey y su esposa tenían dos hijos, según la página web de la iglesia, que alabó su fe.

No se conocieron detalles sobre los otros muertos en el ataque y la policía dijo que los nueve heridos estaban en buen estado.

Cuando se escucharon los disparos, el viernes, las personas que estaban dentro de la clínica corrieron en busca de refugio. Jennifer Motolinia se escondió detrás de una mesa y telefoneó a su hermano, Joan, quien dijo haber escuchado disparos en el fondo. “Me decía que me hiciera cargo de sus bebés, porque podría suceder que la mataran”, declaró Joan Motolinia en referencia a su hermana, madre de tres niños.

Joan Motolinia se dirigió a la clínica. “Sin duda había personas que disparaban. Escuché disparos”, agregó.

AP. COLORADO, EU

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código