corredor biológico de la serranía de bagre en darién

Bosques protegidos, en remate

Unas mil hectáreas en el Bagre están en venta o invadidas. Un candidato a alcalde las ofrece y gestiona las titulaciones.

Temas:

El corredor biológico de la serranía de Bagre, en Darién –calificado entre los lugares del planeta de mayor diversidad de especies por la Organización Internacional de Maderas Tropicales–, está en remate.

Su espesa selva protegida es pulmón del mundo, razón por lo que es considerada reserva de la biosfera por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), según la Gaceta Oficial No. 26273-A, de 2009.

Pero su existencia corre peligro: parte de su territorio se vende –en lo que parece una actividad ilegal– a menos de 300 dólares la hectárea.

Según cálculos conservadores de los moradores de la zona, ya van más de mil hectáreas acaparadas y delimitadas físicamente por sus nuevos “dueños”. Nombres y números han sido escritos sobre la corteza de árboles en la selva y la tierra está parcelada para uso agrícola, lo que está prohibido, por ser área protegida.

Este corredor biológico de 31 mil hectáreas conecta la Reserva Natural Privada de Punta Patiño y la Reserva Forestal de Chepigana con el Parque Nacional Darién.

Según expertos consultados, la afectación del corredor de Bagre –que permite la interacción de los hábitats en el lugar– pondría en riesgo el Parque Nacional Darién, que es patrimonio de la humanidad, pues es una zona de amortiguamiento y garantiza la integridad ecológica de dicho parque.

Actores de la venta

Múltiples denuncias de invasión, tala y compraventa de tierras han sido presentadas por moradores de Taimatí –un pueblo próximo al corredor biológico– y reposan desde 2009 en la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam).

Se trata de un grueso expediente en el que hay múltiples declaraciones y pruebas acumuladas –sin ningún efecto práctico– hasta 2010, cuando el caso se estancó.

La paralización de la investigación coincidió con el nombramiento –en marzo de 2010 y hasta noviembre de 2011– de María Sugey Blanco, que ejerció la dirección regional de la Anam.

Blanco es directora de la Autoridad Nacional de Administración de Tierras (Anati) en Darién y se presentó en las primarias de su partido como candidata a una postulación como diputada por el oficialista partido Cambio Democrático (CD).

La situación se agravó con la entrada de ganado a la zona protegida. Nuevas denuncias ingresaron a la Anam en 2013, y desde el 30 de julio pasado, la investigación de esa entidad pasó al Ministerio Público.

Para tener acceso a estas tierras, solo hace falta tener los contactos adecuados.

En la comunidad de Santa Fe, distrito de Chepigana, se sabe que uno de estos enlaces es Milciades Araúz Beitía, un político oficialista, que aspiraba ser postulado a alcalde por Chepigana, amigo y compañero de fórmula de Blanco ( ver arriba, foto de valla política).

Moradores de Santa Fe proporcionaron a La Prensa el número de celular de Araúz. Y como si se tratara de un posible comprador, se le hizo una llamada.

Tras preguntar las generales del supuesto comprador, lo confirmó: “Hay unos terrenos por Taimatí... [zona del corredor]” ( ver mapa).

¿En cuánto puede vender la hectárea?

“No le puedo decir exactamente, pero 300 dólares, dependiendo”. Luego pidió ser llamado después de este domingo 8 de septiembre, fecha de las primarias de CD, pues estaba ocupado en su campaña.

¿A esas tierras se le pueden conseguir planos?

“Sí”

¿Taimatí? ¿Exactamente dónde?

“Eso es entrando por Quintín, por atrás de Taimatí, y hay que caminar como tres horas”.

¿No hay problema para titularlo?

“Esas tierras están baratas así porque están en gestiones. No están directamente tituladas, porque si estuvieran tituladas las venden más caras...”.

Y cuando se compran, ¿se pueden titular?

“Sí, sí, estamos en eso. Yo tengo también pa allá”.

¿Y para los trámites?

“Bueno, usted sabe, [para] eso hay que movilizarse. Yo estoy en eso. Eso no es nada nuevo, hay un montón de gente que está en eso”.

Araúz insistía en saber cuánto era el capital del posible comprador. Las tierras de las que hablaba Araúz están dentro del corredor de Bagre, a donde se llega por Taimatí y Quintín. Son 200 hectáreas que le compró en 2 mil dólares a Leonel Cáisamo Berrugate, según un contrato de compraventa que reposa entre las denuncias a la Anam y junto a la declaración jurada de Araúz por tala en área protegida.

Cáisamo es otro de los investigados por la Anam. Declaró que no poseía título de propiedad alguno en donde estaba vendiendo. Además de Cáisamo, se menciona como vendedores de tierra a los miembros de una familia de apellido Barrigón.

En las múltiples declaraciones juradas, se le preguntó a los invasores por su nexo con Araúz, y mencionaban que el político había entregado parcelas a sus familias.

Desde agosto 2009, la Anam creía prudente asignar guardabosques permanentes en el área, pero en vez de ello, aumentaron las parcelas, con unas 70 personas en el sitio –la mayoría de Santa Fe–, que utilizan la serranía de Bagre como finca agrícola.

Curiosamente, Blanco dirigía la Anam mientras se admitió una denuncia por la situación en Bagre en la que estuvo vinculado Araúz, que fue su compañero de fórmula.

En calidad de promesa de campaña como aspirante a la postulación como diputada, Blanco habló de titular tierras durante una gira política –junto con Araúz– a principios de agosto, en el pueblo de Punta Alegre, en la costa de Darién, relataron testigos presenciales.

Pero Blanco lo negó y guardó distancia de Araúz, negando su amistad, y que su única vinculación con él era el apoyo a su candidatura.

Al consultarle si estaba al tanto de las invasiones y venta de tierras en Bagre, dijo: “Tengo conocimiento... ”. Y sin haberle preguntado, añadió: “Jamás le hemos prometido a nadie que le vamos a titular a cambio de favorecernos con el voto”.

Interrogada sobre porqué la investigación de la Anam no avanzó durante su gestión, dijo que pidió a la autoridad competente que tomara cartas en el asunto; ordenó el lanzamiento de los invasores e “insistió” en el tema durante mucho tiempo.

“Ahora entiendo su pregunta respecto al señor Milciades Araúz [refiréndose a su apoyo al aspirante a una candidatura a alcalde, pese a que él era blanco de investigaciones por parte de la institución que ella dirigía]. “Todos cometemos errores... pero [él] se ha arrepentido y ha recapacitado”, lo defendió. Luego, remitió al medio a la Anam para que respondiera las preguntas, y cerró la llamada.

Fuentes del Ministerio Público indicaron que investigan a funcionarios de la Anam y la Anati por supuesta complicidad en este caso y que desde agosto pasado se ordenó suspender toda titulación y trámite de derecho posesorio en el sitio.

Araúz evitó responder a La Prensa sobre la venta de las tierras. Se comprometió a dar una entrevista personal, pero nunca la dio.

La dirección de la Anam en Darién –a cargo hoy de Agustín Corrales– dijo que el daño en Bagre es grave y “preocupante”, tanto en la zona de amortiguamiento como dentro de la misma serranía, y que la deforestación causó “la desaparición de puntos de monitoreo del águila harpía”, que para su existencia requiere grandes extensiones de terreno en buenas condiciones.

Denuncia penal contra Sugey B.

La activista política y aspirante a candidata a diputada por el oficialismo María Sugey Blanco, compañera de fórmula de Milciades Araúz –uno de los vendedores de tierras protegidas en Darién–, fue denunciada por supuesta corrupción. Blanco lideró la oficina regional de la Anam, de marzo 2010 a noviembre de 2011; luego laboró en el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial, y desde finales de 2012 está al frente de la Autoridad Nacional de Administración de Tierras (Anati) en Darién. Araúz fue investigado y multado por supuesta tala en el corredor de Bagre, y cuando Sugey llegó a la Anam al caso no se le dio seguimiento. Este no concluyó, no se protegió al lugar, tal como se ordenó, y, a la fecha, Araúz ocupa tierras y tiene a familiares con fincas en ese sitio. En febrero de 2011, Blanco, que estaba en la Anam, fue enviada de vacaciones tras un escándalo por tala y extracción ilegal de árboles de cocobolo, en peligro de extinción. En septiembre del mismo año, Abigaíl Benzadón, secretaria ejecutiva del entonces Consejo de Transparencia Contra la Corrupción, pidió al Ministerio Público investigarla penalmente por delito contra la administración pública. “Benefició a una empresa privada aplicándole una sanción [...] por un monto muy por debajo de lo establecido por ley para aquellos actos que destruyan o afecten el medioambiente”, por lo que el Estado dejó de recibir 72 mil dólares, según la denuncia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código