EPIDEMIOLOGÍA

Brote de tosferina deja 9 muertos en comarca Ngäbe Buglé

En las montañas de la comarca Ngäbe Buglé se han registrado 81 casos de tosferina en niños de entre uno y dos años de edad.

En el corregimiento Loma Yuca se reportan los casos de la enfermedad.

Temas:

Datos sobre la tosferina. Datos sobre la tosferina.
Datos sobre la tosferina.

El Ministerio de Salud (Minsa) confirmó ayer 9 muertes por tosferina, en el corregimiento Loma Yuca, en la comarca Ngäbe Buglé.

Israel Cedeño, coordinador de Vigilancia Epidemiológica del Minsa, confirmó que entre diciembre y enero de este año se han dado 81 casos, de los cuales, 9 niños de entre 1 y 2 años de edad, han fallecido.

Es una una enfermedad infecciosa aguda, muy contagiosa, de las vías respiratorias, causada por la bacteria Bordetella pertussis. La aparición es posible a cualquier edad, pero los más afectados son niños menores de cinco años.

El brote se reporta en un corregimiento en donde habitan 786 personas y el 99% de su población vive en pobreza, según un informe de Pobreza y Desigualdad en Panamá del Ministerio de Economía y Finanzas publicado en mayo de 2017.

Resurge brote de tosferina en la comarca

Tras ocho años de casi total ausencia, la tosferina, una enfermedad altamente infecciosa de las vías respiratorias, resurge en la comarca Ngäbe Buglé, específicamente, en el corregimiento de Loma Yuca, en el distrito indígena Santa Catalina.

La alerta fue elevada al Ministerio de Salud (Minsa) por el sistema de vigilancia epidemiológica -personal que monitorea- de la región de Salud de la comarca Ngäbe Buglé, luego de confirmar la muerte de 9 niños de entre 1 y 2 años de edad por este mal, que se puede prevenir a través de un control de vacunación.

El coordinador de Vigilancia Epidemiológica del Minsa, Israel Cedeño, precisó que hasta el pasado 31 de enero se registraron 81 casos de tosferina, de los cuales, 9 resultaron en decesos debido a complicaciones de la enfermedad.

Cedeño explicó que en diciembre de 2018 se detectó un aumento de casos de la infección, y a raíz de ese hecho personal médico, enfermeras, inspectores de vectores y saneamiento se desplazaron al área.

Detalló que un equipo local y regional de Salud efectúa excursiones periódicas en la comarca, que toman de tres a cuatro días por ser una zona de difícil acceso.

Los reportes de Epidemiología indican que de los 81 casos, 72 han sido confirmados por nexos epidemiológicos, es decir, las personas presentan síntomas similares a la tosferina. Aún no han sido validados por pruebas de laboratorio.

Sin embargo, en los casos de los niños que murieron ya se corroboró, mediante pruebas de laboratorio, que tenían tosferina.

Cedeño dijo que en muchos de los niños afectados, incluidos los fallecidos, no se encontró evidencia de vacunación contra la tosferina. “Las comarcas indígenas en general son culturalmente algo cerradas en el tema de compartir sus problemas de salud, y eso ha entorpecido un poco el abordaje”, expresó Cedeño.

La tosferina es causada por la bacteria Bordetella pertussis, y se contrae por el contacto con los fluidos corporales de una persona infectada (tos, estornudo o saliva). La enfermedad, que genera inflamación en las vías respiratorias, cuadros de tos violentos y sensación de asfixia, tiene antídoto y forma parte del Programa Ampliado de Inmunizaciones del país. 

Vacunación de madres

Xavier Sáez-Llorens, infectólogo del Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel, aseguró que este brote en la comarca está relacionado con la falta de vacunación en las embarazadas.

Acotó que para prevenir esta situación, las mujeres deben aplicarse una vacuna en el segundo y tercer trimestre de embarazo, y así pasar defensas a su bebé. Además, el niño debe ser vacunado contra la tosferina a los 2, 4 y 6 meses.

El infectólogo señaló que todos los años hay casos esporádicos, pues en el país hay una cobertura de vacunación que está entre el 85% y el 90%, y cuando ocurren situaciones como la que se reporta en la comarca es porque la cobertura es mala.

Realidad

En Panamá hay niños menores de un año que mueren por males prevenibles, es decir, que se pueden tratar si son diagnosticados de forma temprana. Aparte de la tosferina, están la diarrea, la neumonía, los trastornos relacionados con la duración de la gestación y el crecimiento fetal.

Un informe del Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Contraloría General de la República, divulgado en diciembre pasado, detalla que en 2017 la mayoría de los niños murió por trastornos en la gestación o crecimiento fetal (102), malformación congénita del corazón (100), sepsis bacteriana en recién nacidos (65), neumonía (52) y diarrea (44). Por tosferina solo hubo una muerte.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

23 Jun 2019

Primer premio

4 6 1 5

CDDD

Serie: 7 Folio: 9

2o premio

6703

3er premio

6807

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código