CONSTRUCCIÓN. LLAMADO DE ATENCIÓN A LOS INGLESES.

Bye bye, Liverpool?

La ciudad inglesa puede perder su estatus de Patrimonio Universal de la Humanidad. La causa: Un proyecto urbano de miles de millones de dólares.

Los amantes de Los Beatles y los fanáticos del fútbol, los historiadores y los turistas, deben de estar padeciendo un shock nervioso con el ingreso reciente de la ciudad de Liverpool, Inglaterra, en la lista del Patrimonio Mundial en Peligro elaborada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación (Unesco, acrónimo en inglés de United Nations Educational, Scientifics and Cultural Organization).

La ciudad inglesa se incluyó en la lista “negra” –llamada así por el periodismo– durante las sesiones que realiza el Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco en San Petersburgo, Rusia.

La decisión conmina a las correspondientes autoridades a tomar medidas efectivas tendientes a detener el deterioro de los lugares o su transformación en un destino contrario a su historia y arquitectura.

Los beatle-fanáticos, con seguridad los adultos del mundo occidental, y los seguidores del equipo local, cientos de miles de hinchas ingleses y millones alrededor del planeta, ven en esa ciudad puerto una especie de santuario urbano donde se vive el ambiente de dos de los “vicios” mayores de los ingleses: el fútbol y la música rock.

Los historiadores y los expertos en comercio mundial aprecian de Liverpool su función secular de puerto de transbordo de mercancías. En un tiempo, el más importante de Europa y América.

Ganó el reconocimiento de la Unesco en 2004, cuando lo declaró Patrimonio Cultural de la Humanidad por ser “un ejemplo supremo de un puerto comercial en la época de la mayor afluencia global británica”.

Se hace agua

El plan urbanístico Liverpool Waters atenta contra el estatus logrado por el lugar en 2004. Es reseñado por la agencia de noticias EFE como “un proyecto de desarrollo a gran escala en los muelles históricos del norte del centro de la ciudad”.

Liverpool Waters ampliará el centro de la ciudad de manera significativa y alterará la línea de horizonte, así como el perfil del sitio. El efecto será la fragmentación y el aislamiento visual entre las diferentes zonas del puerto, aseguró el Comité de la Unesco.

El proyecto Liverpool Waters es promocionado por sus impulsores con cifras fabulosas, en época de crisis financieras.

La inversión alcanza los 7 mil millones de dólares y con su inicio se generarán 17 mil puestos de trabajo de tiempo completo. Consiste en la construcción de una superficie de 21 millones de metros cuadrados repartidos en edificios comerciales, residenciales y turísticos.

El proyecto plantea el levantamiento de rascacielos con más de 50 pisos de altura. Su terminación absoluta está programada para dentro de cinco décadas.

Desde octubre de 2010 se encuentra en fase de planificación, y en marzo de 2012 obtuvo la aprobación del Ayuntamiento de Liverpool. Pero ha tenido una dura resistencia de las autoridades locales e internacionales que buscan preservar el patrimonio cultural y arquitectónico de los ingleses. Fueron ellas quienes dieron aviso a la Unesco.

En la internet se aprecia el render de Liverpool Waters. Este simula una sucesiva línea de edificios hi tech con vista al mar. También finge una barrera de concreto de varios kilómetros, solo comparable con el extinto muro de Berlín y su objetivo ilógico de dividir una nación en dos países.

El caso de Liverpool entraña la partición de una ciudad en dos mundos opuestos, irreconocibles. A un lado, los rascacielos, ajenos a la historia y el presente que los rodearía.

Detrás de ellos, la villa, el puerto y la ciudad de Liverpool, con sus 805 años de existencia, visitada y alabada por los fanáticos del fútbol y los amantes de Los Beatles. A la que nadie quiere decir: Bye Bye, Liverpool.

Se salvaron de la Unesco

El fuerte y los jardines de Shalamar, en Lahore (Pakistán), y los arrozales en terrazas de las cordilleras filipinas fueron retirados el martes pasado de la lista “negra”.

La Unesco señala en su portal de internet que, “según el comité, las medidas correctivas tomadas para preservar los palacios, mezquitas y jardines de Lahore han sido exitosas”. El sitio fue declarado en 1981 Patrimonio Mundial. “Un desarrollo urbano excesivo y otros problemas causaron su inscripción en la lista del Patrimonio en Peligro”, destaca el portal.

Los arrozales en terrazas en Filipinas, Patrimonio Mundial desde 1995, ingresó en la lista “negra” en 2001. “Filipinas había solicitado su inscripción en la lista como mecanismo para lograr la cooperación internacional para su preservación”, destaca la Unesco. Solo 11 años después pudo recuperar el honor perdido.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

en presunto asalto Asesinan a directivo de cadena mexicana Televisa

Antes de incorporarse a Televisa en 2013, Lagos Espinosa se desempeñó como directivo en varios bancos.
Tomada de internet

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código