ELECCIONES

Candidato ultraderechista lidera encuestas en Brasil

La novedad de los próximos comicios es la prohibición del financiamiento de las campañas por parte de empresas, en un intento por marginar la corrupción.

Temas:

Mujeres protestaron el fin de semana contra la candidatura de Jair Bolsonaro, calificado de racista, misógino y homofóbico. Mujeres protestaron el fin de semana contra la candidatura de Jair Bolsonaro, calificado de racista, misógino y homofóbico.
Mujeres protestaron el fin de semana contra la candidatura de Jair Bolsonaro, calificado de racista, misógino y homofóbico.

Los brasileños, más divididos que nunca, celebrarán el próximo domingo la primera vuelta de la elección presidencial, con la tentación de poner al mando del país a un nostálgico de la dictadura militar menos de cuatro décadas después de la restauración de la democracia.

El diputado Jair Bolsonaro, un excapitán del Ejército de 63 años, lidera las encuestas con 28.2% de intención de voto, según un estudio publicado ayer domingo por el instituto MDA.

Con su propuesta de flexibilizar el porte de armas y sus denuncias contra la corrupción, Bolsonaro encontró un sólido umbral electoral en una población saturada por la crisis, los escándalos y una criminalidad digna de país en guerra.

Le sigue, con 25.2%, Fernando Haddad, de 55 años, designado por el Partido de los Trabajadores (PT) en sustitución del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, el líder histórico de la izquierda, que purga 12 años de cárcel por corrupción.

Esa encuesta, con un margen de error de más o menos 2.2 puntos porcentuales, sitúa por primera vez a Bolsonaro y Haddad en virtual empate técnico.

Segunda vuelta

De confirmarse ese escenario, Bolsonaro y Haddad dirimirán la segunda vuelta el 28 de octubre.

Haddad realizó un ascenso fulgurante, dado que su candidatura solo fue oficializada el 11 de septiembre, después de la invalidación de la de Lula.

Su campaña se basa en la idea de que “Haddad es Lula” y recuerda que durante la presidencia de su mentor (2003-2010), 30 millones de personas salieron de la pobreza gracias a programas sociales y a una economía dinamizada por los altos precios internacionales de los productos agrícolas.

Pero Haddad debe lidiar con el recuerdo de la caída de Dilma Rousseff (2011-2016) -cuya legitimidad emanaba igualmente de la bendición de Lula-, destituida por el Congreso bajo la acusación de manipular las cuentas públicas.

Y enfrenta la indignación provocada por las revelaciones sobre los sobornos pagados por grandes constructoras a casi todos los partidos para obtener contratos en Petrobras.

Ataque

Bolsonaro se afianzó en las encuestas después de haber recibido una puñalada en un mitin, el 6 de septiembre. Pero el líder ultraderechista genera un fuerte rechazo a causa de sus declaraciones misóginas, homófobas y racistas, así como por la justificación de la tortura durante el régimen militar (1964-85).

El sábado, centenas de miles de mujeres se movilizaron en todo el país, al grito de Ele nao (Él no).

El apoyo a otros candidatos -como el centroizquierdista Ciro Gomes, el centroderechista Geraldo Alckmin o la ecologista Marina Silva- nunca despegó o se fue derritiendo entre los más de 147 millones de electores.

Así, se perfila un duelo entre las dos figuras más populares y a la vez más detestadas: Bolsonaro, con un rechazo de 46%, y Haddad, que también “heredó” de Lula un rechazo de 32%, de acuerdo con la última encuesta Datafolha.

“El proceso de intolerancia y odio que atraviesa la sociedad es tal vez inédito en Brasil”, afirma la historiadora Heloisa Starling, coautora de Brasil: una biografía, un libro de referencia.

“En el momento del golpe del 64 había mucha disputa”, pero los sectores conservadores esperaban que los militares saliesen pronto del poder. Y en los años siguientes, “diversos grupos se organizaron fuera del espectro de la lucha armada, para hacer la transición democrática”, agrega.

Ahora, “lo que se cuestiona es la democracia misma” y el descreimiento de la política bloquea la búsqueda de consensos. “Fuera de la política no se construye la democracia, solo se construyen tiranías”, advierte Starling.

Bolsonaro avisó el viernes, en una entrevista con la televisión Band: “No acepto otro resultado que no sea mi elección”.

El excapitán cuenta con fuertes apoyos entre los militares y en capas con altos ingresos y formación universitaria, en un país que es la novena economía mundial y la novena más desigual, según el índice Gini del Banco Mundial. “Esta es una sociedad de raíz esclavista, una sociedad de jerarquías, que se siente amenazada” por cualquier tentativa de distribución de renta, explica Starling.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Es seleccionado por el Chicago Fire El panameño Cristian Martínez seguirá en la MLS

Cristian Martínez (Cen.) fue titular en 11 partidos la pasada temporada con el Columbus.
AP/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

12 Dic 2018

Primer premio

6 1 5 2

DCCA

Serie: 16 Folio: 8

2o premio

1812

3er premio

7402

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código