Proyecto de Preservación del Patrimonio Histórico

Caos en el Casco Antiguo

Los trabajos que se hacen en las vías del Casco Antiguo, en San Felipe, tienen molestos a residentes, comerciantes y conductores.

El ruido es ensordecedor, hay máquinas por todas partes y las calles con adoquines que datan del año 1673 desaparecen poco a poco. A lo lejos se acerca una mujer bajo un sol sofocante.

Su nombre es Estela Martínez, tiene 56 años y es una de las tantas residentes del Casco Antiguo perjudicadas por los trabajos de preservación del patrimonio histórico que lleva a cabo el Ministerio de Obras Públicas (MOP), a través de la constructora Norberto Odebrecht.

“No sé cuándo van a terminar estas reparaciones, porque a mi edad no puedo caminar distancias largas”, se lamenta la mujer que tiene 42 años de vivir en San Felipe.

Los moradores del Casco Antiguo tienen que recorrer todos los días distancias largas y avenidas llenas de grietas y agujeros, porque a raíz de las obras no pueden ingresar al lugar en transporte. La misma suerte corren los turistas, comerciantes y funcionarios de la Presidencia de la República, Cancillería, y de otras entidades que hay en el área.

Sin embargo, la paciencia de estas personas está llegando a su límite. Esperaban que varias calles ya estuvieran listas, pero a la fecha el 50% de esas vías permanece cerrado.

Por ejemplo, para cada calle la empresa se debía tomar 40 días para su reparación y restauración, pero solo en calle primera Odebrecht comenzó los trabajos el 1 de febrero y no fue hasta el 17 de julio (casi seis meses después) que terminó la obra.

Los comerciantes amenazan con demandar al MOP, pues les prometieron $150 diarios para cubrir las pérdidas debido a la obstrucción de las calles, pero ahora les informaron que como la entidad cambió de ministro, el pago deberá esperar.

Amenazan con cierre y demanda

Daniel Dispardo, propietario del restaurante Rústica, el cual cerró el mes pasado, criticó que el MOP no haya cumplido su promesa de dar la ayuda económica.

En total se trataba de un grupo de 30 restaurantes y comercios. “Si no vemos ese pago cerraremos calles y procederemos a demandar al MOP, ya que ellos nos dijeron que a través de Odebrecht nos harían el pago el 31 de agosto”, sostuvo el comerciante, uno de los más perjudicados por las obras.

Pero hay más quejas. Otro de los comerciantes del lugar, Jorge Bellina, calificó la situación como caótica. Su preocupación va más allá, pues el próximo 1 de octubre empieza la temporada de cruceros.

Sin embargo, con casi la mitad de las calles cerradas en San Felipe, muchos turistas no entrarán. Datos de los comerciantes dan cuenta de que para la temporada de cruceros a San Felipe llegan cerca de 10 mil turistas al mes.

“El Casco Antiguo colapsó”, concluye Bellina.

Tanto moradores como comerciantes denuncian que los trabajos están ocasionando otros problemas como criaderos de mosquitos, alergias y hasta molestias para dormir, pues no se respetan los horarios.

El Casco Antiguo tiene 15 calles y avenidas, de las cuales están cerradas la avenida central, avenida A, calle 1, 4, 5, 6 y 9.

Al edil de San Felipe, Mario Kennedy, le inquieta que las calles reparadas no tengan facilidades para las personas con discapacidad.

Patrizia Pinzón, de la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo (Avaca) e Hildegard Vásquez, directora de la Fundación Calicanto, no ven avances importantes en el proyecto que debe estar listo en mayo del próximo año.

“Acá no sabemos de cronograma y qué está pasando”, advirtió Vásquez.

45% de avance

Desde el MOP informaron que los trabajos reportan un 45% de avance y que podrían estar listos para mayo de 2013.

Según esa entidad, la obra no solo comprende el remozamiento del acabado de las calles del Casco Antiguo, sino también tareas constructivas para la reubicación de las utilidades públicas: cables eléctricos, telefónicos y también las tuberías de conducción de aguas pluviales.

La entidad no descarta un atraso en la entrega del proyecto cuyo valor es $35 millones.

Firmas para frenar cinta costera tres

Defensores del patrimonio histórico enviarán una petición a Marcelo Odebrecht, propietario de la constructora Norberto Odebrecht, para que suspenda los trabajos del proyecto cinta costera tres que bordeará el Casco Antiguo. La idea de los activistas es recolectar unas 600 firmas antes de enviar la petición. Según Patrizia Pinzón, dirigente del Casco Antiguo y del Frente por la Defensa del Patrimonio Histórico y Cultural, ya llevan 500 firmas. “Odebrecht se promociona como una empresa de sostenibilidad, y esperamos que lo demuestre al recibir la solicitud”, agregó.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código