Lucha antiterrorista

Complicado escenario para Estados Unidos en Pakistán

Washington y Kabul acusan a Pakistán de apoyar a grupos insurgentes responsables de atrocidades, como los talibanes afganos.

Temas:

Los paquistaníes protestaron en las calles de Peshawar, Pakistán, contra la medida estadounidense de suspender la ayuda militar a Islamabad. Los paquistaníes protestaron en las calles de Peshawar, Pakistán, contra la medida estadounidense de suspender la ayuda militar a Islamabad.
Los paquistaníes protestaron en las calles de Peshawar, Pakistán, contra la medida estadounidense de suspender la ayuda militar a Islamabad.

El Pentágono analiza posibles opciones para aprovisionar sus fuerzas en Afganistán en caso de represalias por parte de Pakistán después de que Washington congelara su ayuda militar a Islamabad, al que acusa de ser laxo en la lucha antiterrorista.

Estados Unidos anunció el viernes que podría suspender hasta casi 2 mil millones de dólares en ayuda, convencido de la duplicidad de Pakistán, que a sus ojos mantendría una actitud complaciente respecto a grupos insurgentes como los talibanes afganos o sus aliados de la red Haqqani.

Aunque el Pentágono subrayó que la situación podría evolucionar si Islamabad enviaba señales tangibles de un cambio en su enfoque, responsables políticos pakistaníes llamaron el viernes a su gobierno a tomar medidas de represalia.

“Debemos rechazar que Estados Unidos utilice las instalaciones que les proporcionamos gratuitamente”, lanzó el dirigente opositor Imran Khan.

Para Washington, que combate desde hace 16 años en Afganistán, el mayor problema sería el cierre por Pakistán de sus fronteras y del puerto de Karachi, lo que impediría el aprovisionamiento de alimentos, bienes y equipos a las fuerzas estadounidenses.

ANTECEDENTE

Ya sucedió en 2011. En ese momento, Islamabad reaccionaba a una serie de incidentes diplomáticos con Washington, entre ellos la operación secreta estadounidense que asesinó al líder de Al-Qaeda Osama bin Laden en la ciudad-cuartel pakistaní de Abbottabad.

Las fuerzas de la Organización del Atlántico Norte (OTAN) bajo conducción estadounidense soportaron el cierre dependiendo de vuelos de carga desde una base aérea en Kirguistán y de una vía terrestre a través de Rusia, Asia central y el Cáucaso: rutas más largas y más caras.

Para Christine Fair, especialista en el sur de Asia de la Universidad de Georgetown, el cierre del espacio aéreo pakistaní a los aviones de carga estadounidenses se convertiría en un “problema enorme”.

¿La razón? La base aérea en Kirguistán fue cerrada en 2014, y las tensas relaciones entre Estados Unidos y Rusia podrían hacer menos fiables los sobrevuelos por los países de Asia central, susceptibles a presiones de Moscú.

Aunque Washington prefiere las rutas por Pakistán en términos de costos, funcionarios estadounidenses afirman, sin embargo, tener en marcha una cadena de aprovisionamiento “flexible y fluida”.

“En la planificación militar desarrollamos numerosos planes de contingencia para mantener nuestra misión de entrenar, asesorar y asistir a las fuerzas afganas en los teatros de operaciones”, manifestó a la AFP el teniente coronel Kone Faulkner.

Pero el secretario de Defensa, Jim Mattis, aseguró a periodistas que “no estaba preocupado” por un eventual bloqueo de provisiones.

Tras más de una década de creciente ira en Estados Unidos por los lazos de Islamabad con los talibanes afganos o sus aliados de la red Haqqani, el gobierno de Donald Trump intenta enviar un mensaje claro con el congelamiento de la ayuda.

Fair dijo que Pakistán es responsable de casi todas las muertes estadounidenses a manos de los talibanes en Afganistán.

“Literalmente, toman nuestro dinero con una mano y se la dan a los talibanes con la otra”, afirmó.

“No se puede pelear y ganar una guerra cuando el país del que dependes para las provisiones socava tus esfuerzos”.

En todo caso, un alto funcionario del Pentágono dijo a la AFP que Estados Unidos cuenta con múltiples opciones para mantener a sus tropas aprovisionadas y que de ser necesario podría fletar vuelos comerciales.

“La pregunta es: si sucediera, ¿cuánto tiempo podría durar?”, dijo el funcionario.

Semanas o meses sería “algo que podríamos manejar mediante soluciones temporales”, aunque un embargo de largo plazo requeriría soluciones más prácticas, que serían mucho más costosas, apuntó.

POSICIÓN

Pero Estados Unidos no parece estar dispuesto a cortar completamente con Pakistán, donde el sentimiento antiestadounidense es bastante fuerte.

Washington necesita acceder a su espacio aéreo y a las carreteras de abastecimiento que conducen a Afganistán, un país enclavado en el que mantienen una presencia reducida en comparación con hace unos años, pero aun así significativa. La influencia de Pakistán en los talibanes se considera crucial de cara a posibles diálogos de paz.

Además, Pakistán es el único país musulmán con potencia nuclear y Estados Unidos quiere asegurarse de que esta no sea utilizada contra India, su rival, ni que caiga en manos de extremistas.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Sep 2019

Primer premio

9 2 8 4

BADD

Serie: 3 Folio: 14

2o premio

2952

3er premio

8947

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código