LAVA JATO-CASO OAS

Condenan a Lula da Silva

El veredicto de ayer representa la condena de más alto perfil emitida hasta ahora en el marco de la Operación Lava Jato que, desde hace más de tres años, investiga un vasto sistema de corrupción que involucra a las más altas figuras de la política y los negocios en Brasil.

‘La Ley está por encima de ti’: Moro

Temas:

Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva aparece aquí brindando testimonio durante las investigaciones de la Operación Lava Jato ante el Departamento de Justicia del estado de Paraná, Brasil, en mayo pasado. Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva aparece aquí brindando testimonio durante las investigaciones de la Operación Lava Jato ante el Departamento de Justicia del estado de Paraná, Brasil, en mayo pasado.
Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva aparece aquí brindando testimonio durante las investigaciones de la Operación Lava Jato ante el Departamento de Justicia del estado de Paraná, Brasil, en mayo pasado.

El exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, un serio candidato para las elecciones presidenciales del próximo año, fue condenado ayer a nueve años y medio de cárcel por cargos de corrupción, en el primero de cinco procesos que enfrenta vinculados a una gigantesca trama de sobornos.

El fallo es una dura derrota para Lula, que seguirá en libertad mientras espera la apelación, y un serio golpe a sus aspiraciones políticas.

Lula fue el primer presidente brasileño proveniente de la clase trabajadora y continúa siendo muy popular entre los electores tras seis años de haber dejado el poder con un 83% de aprobación.

El ex líder sindical cosechó admiración en todo el mundo por las transformadoras políticas sociales que llevó adelante y que ayudaron a reducir la fuerte desigualdad en la mayor economía latinoamericana.

El expresidente estadounidense Barack Obama una vez declaró que Lula era el político más popular sobre la Tierra.

El veredicto representa además la condena de más alto perfil emitida hasta ahora en el marco de la operación Lava Jato que, desde hace más de tres años, investiga un vasto sistema de corrupción en los más altos niveles del empresariado y el gobierno, dejando a Brasil sumido en un caos.

El juez Sergio Moro encontró culpable a Lula de aceptar 1.2 millones de dólares en sobornos de la firma de ingeniería OAS SA.

Fiscales dicen que con el dinero la empresa remodeló un departamento en la playa para el político a cambio de su ayuda para obtener contratos con la estatal Petrobras.

Fiscales federales han acusado a Lula, que asumió el primero de sus dos mandatos en 2003, de liderar un extenso esquema de corrupción que fue descubierto en una investigación sobre sobornos en torno a Petrobras.

En un comunicado, los abogados de Lula dijeron que la condena ataca a la democracia y al Estado de derecho, asegurando que probarán su inocencia en tribunales imparciales, incluyendo Naciones Unidas.

Según la defensa, la investigación tuvo motivaciones políticas.

La senadora Gleisi Hoffmann, presidenta del Partido de los Trabajadores de Lula, arremetió contra Moro afirmando que el exmandatario fue condenado para evitar que compita por la Presidencia.

Agregó que la agrupación protestará por el fallo y se mostró confiada en que será revertido en la apelación. El real brasileño subió tras conocerse el fallo de Moro y alcanzó su valor más alto en dos meses.

La Bolsa de Sao Paulo tocó su valor más alto de la jornada.

Los inversionistas temen que otra presidencia de Lula signifique el retorno de una política económica más dirigida por el Estado y menos amigable con el mercado.

Lula quedaría impedido de ejercer cargos públicos si el fallo es confirmado en una corte de apelaciones, en un proceso que puede extenderse por al menos ocho meses. Si es marginado, analistas políticos dicen que la izquierda brasileña quedaría sumida en el desorden, forzada a reconstruirse y a encontrar un líder que pueda surgir pese a la inmensa sombra de Lula.

REACCIONES

Quieren proscribir al hermano Lula, la oligarquía brasileña tiene miedo de su liderazgo y presencia en la patria grande”, afirmó el presidente boliviano Evo Morales, aliado y amigo de Lula desde su cuenta personal en Twitter, tras enterarse del fallo judicial.

Entre tanto, la organización Transparencia Internacional (TI), a través de un comunicado, señaló que la condena a Lula demuestra que “el Estado de derecho está funcionando en Brasil y que no hay impunidad, ni siquiera para los poderosos”.

El escándalo Lava Jato ha tocado a los políticos de todos los partidos y a los empresarios más poderosos de Brasil. No es sorprendente que los investigadores y jueces de Lava Jato se enfrenten ahora a ataques de todas partes. Esto es prueba de que la corrupción no distingue entre ideologías o partidos políticos”, añade la nota de TI.

Lula se mostró“sereno” tras recibir la noticia, aunque sintió“una natural indignación, como cualquier persona condenada sin pruebas”, dijo a la AFP uno de sus abogados, Cristiano Zanin Martins.

La dirección del Partido de los Trabajadores (PT) afirmó en un comunicado que la condena de su cofundador “representa un ataque a la democracia y a la Constitución”.

“Se hizo justicia. El mayor caradura de Brasil fue condenado”, celebró en cambio el alcalde de Sao Paulo, el conservador Joao Doria, que suena con fuerza como candidato presidencial.

ÍCONO

Lula da Silva fue el niño pobre que llegó a la Presidencia de Brasil, el siderúrgico sin estudios a quien Barack Obama calificó como “el hombre” y ahora un ícono de la izquierda latinoamericana condenado por corrupción.

A los 71 años, sigue siendo una figura a quien sus compatriotas aman u odian con pasión.

Tanto que, según las últimas encuestas, lidera al mismo tiempo las intenciones de voto y el índice de rechazo para las elecciones de 2018.

Pero el futuro político de quien fuera el presidente más popular de Brasil está ahora en manos de un juzgado de segunda instancia.

“Yo conocí el hambre, y cuando uno conoce el hambre, no desiste jamás”, ha afirmado en varias ocasionas.

Lula calificó en mayo de “farsa” el proceso en una tensa audiencia con Moro, quien había mandado en marzo de 2016 a la Policía a despertarlo al alba para interrogarlo.

“Están viendo a alguien que está siendo masacrado”, afirmó después en un mitin acompañado por Rousseff.

Nacido en el árido nordeste en octubre de 1945, Lula conoció desde la cuna lo más dramático de la pobreza que azotaba a casi un tercio de los brasileños.

Séptimo hijo de un matrimonio de analfabetos, fue abandonado por su padre antes de que la familia emigrara a la prometedora e industrial Sao Paulo como millones de coterráneos.

Fue vendedor ambulante y lustrabotas, a los 15 años inició su formación de tornero mecánico, perdió un meñique en una máquina y al final de la década de 1970 se convirtió en el líder sindical al frente de una histórica huelga que desafió a la dictadura (1964-1985).

Brasilia, sin embargo, se hizo esperar y en tres ocasiones fue derrotado como candidato presidencial del PT, que él mismo había cofundado en 1980.

Llegó finalmente a la Presidencia en 2003, con promesas de justicia social. Durante sus dos mandatos, empujados por el viento a favor de la economía mundial, 30 millones de brasileños salieron de la pobreza. Idealista pero pragmático, Lula es considerado un maestro en el arte de tejer alianzas aparentemente contranaturales o de deshacerse de amigos incómodos.

En 2005, descabezó a la dirección del PT implicada en el gran escándalo del mensalão, una millonaria contabilidad ilegal para comprar el apoyo de partidos y congresistas. Logró mantenerse al margen, fue reelegido en 2006 y en 2010 consiguió la victoria de Rousseff.

‘La Ley está por encima de ti’: Moro

No fue una decisión fácil para el juez Sergio Moro, quien en el penúltimo párrafo del fallo –de 238 páginas– en el que condenó a Luiz Inácio Lula da Silva afirma lo siguiente: “Regístrese que la presente condena no trae a este juzgador ninguna satisfacción personal, por el contrario. Es del todo lamentable que un expresidente de la República sea condenado criminalmente, pero la causa de eso son los crímenes por él perpetrados y la culpa no es de la aplicación regular de la ley”. Por ello, Moro recuerda en su fallo: “no importa qué tan alto estés, la ley siempre está por encima de ti”.

Con ello, Moro –que ha condenado a innumerables políticos brasileños en el  caso Lava Jato– dictó sentencia contra Lula, acusado de ser el beneficiario de un lujoso apartamento frente al mar, cerca de Sao Paulo, Brasil, que le dio la Constructora OAS a cambio de contratos en Petrobras. Lula tiene una instancia superior para apelar el fallo. No lo envió a la cárcel. Por prudencia, dijo que podrá presentar su apelación en libertad.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

OPERATIVO Recuperan el cuerpo de pastor y el de su nieto

Sinaproc recuperó los cuerpos.
Tomada de Twitter @Sinaproc_Panama

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código