esta semana es la audiencia contra AGENTES QUE ATACARON A MÉDICO

Conducta de policías fue ´ilícita´

En sus conclusiones, la fiscal Dania Ríos afirmó que nada de lo que pudo haber dicho el médico justificó la golpiza quele propinaron en un retén.

Los dos agentes de la Policía Nacional (PN) acusados de dar una golpiza el 22 de septiembre de 2011 al nefrólogo Rafael Pérez Carillo en un retén en El Carmen, Bella Vista, incurrieron en una conducta ilícita, pues lo atacaron a pesar de que lo superaban en número y ya lo habían neutralizado.

Así lo afirmó la fiscal octava de circuito, Dania Ríos, en las conclusiones de la investigación de este caso y que envió al Órgano Judicial el 28 de mayo pasado con una petición de juicio para el sargento Ferdín González y el agente Miguel Rivera, acusados de lesiones personales culposas.

Según Ríos, nada de lo que hubiera dicho Pérez Carillo aquella noche justificó la agresión en su contra.

En la denuncia, el médico contó que al llegar al retén le dijo a Rivera que era doctor y necesitaba pasar rápido, igual que tres carros a los que les habían dado paso expedito antes que a él, pues le urgía buscar a sus hijos.

Sin embargo, Rivera le indicó que los autos que habían pasado antes eran escoltas. Luego, González se le acercó, le quitó la licencia y le dijo que se estacionara.

Al bajarse del carro, González caminó hacia él con su mano en el arma y acto seguido le roció gas pimienta.

Pérez Carillo admitió que trató de defenderse, pero Rivera lo tiró al suelo, lo esposó, le puso la rodilla en la espalda y, en el suelo, dominado, González lo pateó en la cara y le roció de nuevo gas pimienta. Después llegaron otros policías, lo rodearon y lo montaron a una patrulla.

Cuando su esposa se presentó al lugar, los policías finalmente lo llevaron al hospital, esposado en la patrulla.

Lesiones coinciden

En una declaración jurada, el agente de la PN John Cruz dijo que el médico se resistió al arresto y se puso agresivo, por lo que Rivera forcejeó con él para arrestarlo y se golpeó con el piso cuando trataba de reducirlo.

No obstante, el informe de los peritos de Medicina Legal destaca que Pérez Carillo tuvo un hematoma y hemorragia en el ojo derecho; hematomas y desviación del tabique nasal derecho; hematoma en el labio superior y raspones en el codo y rodilla izquierda.

Según los forenses, las lesiones del nefrólogo coinciden con su denuncia.

Por otro lado, en el expediente del caso no fue incorporado ningún documento de la Dirección de Responsabilidad Profesional de la PN sobre el proceso disciplinario al que debieron haber sido sometidos González y Rivera, ya que la entidad no los envió, a pesar de que la fiscalía lo solicitó.

Mara Rivera, vocera de la PN, dijo que la institución confía en la decisión de las autoridades y no hará comentarios del proceso.

Al ser indagados, González y Rivera se acogieron al artículo 25 de la Constitución para no declarar.

Precedente

En tanto, Pérez Carillo manifestó que espera que se haga justicia y se aplique una condena ejemplar a los dos policías. Agregó que aspira a que su caso siente un precedente para que nadie más sea maltratado de tal forma.

Su abogado José Broce opinó que en Panamá nadie está seguro cuando es detenido por la PN, ya que, según advirtió, los abusos son constantes, pero casi nadie los denuncia. Recomendó a las personas llamar a un conocido al ser arrestadas.

La audiencia preliminar fue fijada por el Juzgado Decimoquinto Penal para el jueves 26 de julio.

González y Rivera tienen una medida cautelar de país por cárcel y están en sus puestos de trabajo.

Sargento es reincidente en delito de lesiones personales

El registro policivo del sargento Ferdín González, que reposa en los archivos de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ) y al que este diario tuvo acceso, contiene 19 procesos administrativos y penales.

De acuerdo con el documento, González es reincidente y enfrenta al menos cuatro condenas por el delito de lesiones personales.

En 1974, la Alcaldía de Pesé lo sancionó con 25 días de arresto por romper las tejas de una residencia. Al año siguiente pagó ocho meses de reclusión, impuestos por el Juzgado Segundo de Circuito de Herrera, por el delito de lesiones personales. En 1976 purgó prisión por 9 meses y 10 días por el mismo delito en perjuicio de Arcenio Polo Hernández.

Además, el Juzgado Segundo Penal de Los Santos lo condenó a 16 meses y 5 días de reclusión por lesiones personales en perjuicio de Arturo Pérez, mientras que el Juzgado Segundo Penal de Chitré le impuso 30 meses de arresto por la misma causa en 1982. En otros casos, fue sancionado por riña y escándalo, porte de arma blanca e insultar a miembros de la Guardia Nacional en 1982.

Rivera no tiene antecedentes penales.

Rubén Polanco

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código