Vocación. Al servicio del enfermo.

Corazones voluntarios

En diferentes hospitales del país, un grupo de personas ayuda a los pacientes de escasos recursos y recauda fondos para apoyar a su centro de salud.

Una señora vestida con bata azul recorre, a primera hora, los pasillos del Instituto Oncológico Nacional (ION) repartiendo café a los familiares de los pacientes.

Ella es uno de los llamados “ángeles azules”, nombre que reciben las voluntarias que trabajan todas las mañanas, de lunes a viernes, en este centro hospitalario.

Así como en el ION, un grupo de “ángeles”, con diferentes uniformes y nombres, realiza esta acción en otros hospitales.

Su objetivo como voluntarias es ayudar al paciente y a sus familiares, y ser un apoyo para el hospital.

Al servicio del enfermo

El hospital Luis Chicho Fábrega de la ciudad de Santiago, en Veraguas, cuenta con 24 voluntarias que acuden allí, como mínimo, una vez por semana.

Según Miriam García de Torres, presidenta del Cuerpo de Voluntarias de la Caja de Seguro Social, capítulo de Santiago, hay pacientes que no tienen qué ponerse ni con qué asearse. Las “damas rosadas”, llamadas así por su indumentaria, les facilitan pasta y cepillo de dientes, jabón y hasta pañales desechables.

La labor de las voluntarias, continúa García de Torres, incluye ofrecer merienda a los familiares y hacer actividades, como la venta de ropa, para recaudar fondos.

Otras damas, como las de la Asociación de Amigos y Voluntarias del ION (Adavion) trabajan coordinadamente con el departamento de Servicio Social para proporcionar medicamentos o exámenes médicos que el hospital no tenga y que el paciente no pueda costear.

Su presidenta, Narcisa De León, detalla que el grupo también ayuda económicamente, previa instrucción del director médico, a los familiares cuando el paciente fallece, y organiza una colecta anual con alcancías. Adavion cumplió 31 años el pasado 10 de septiembre y tiene actualmente 80 voluntarias activas, es decir, que asisten al hospital.

Con gasas y palillos

En el Hospital del Niño, el cuerpo de voluntarias tiene entre sus labores alimentar al paciente, entretenerlo, conversar con las madres, repartir pañales o ropa y hasta preparar insumos, como gasas, depresores de lengua o palillos para limpiar los oídos.

Teodolinda de García es la presidenta de este equipo, que celebró su 53 aniversario el pasado 12 de septiembre y que posee 32 integrantes activas. Todas acuden al hospital con su uniforme: traje de rayas azules y blancas, un delantal blanco, zapatos y medias blancas.

Por otra parte, está la Asociación de Voluntarias del hospital Santo Tomás, con 30 miembros activos. De acuerdo con su presidenta Yamilet Acosta, el equipo se enfoca en brindar información a pacientes y visitantes, así como ser un apoyo al centro médico cuando necesita insumos o materiales.

Las voluntarias, vestidas con chaleco blanco, trabajan en la mañana en el área de consulta externa para orientar a los pacientes, y laboran de 6:00 p.m. a 7:00 p.m., de lunes a viernes, en el área de cuidados intensivos para guiar a los familiares a la hora de la visita.

Cada asociación o cuerpo de voluntarias tiene su reglamento, que establece el aporte anual de las integrantes, que puede ser de entre 12 y 25 dólares anuales.

Estas asociaciones también cuentan con voluntarias pasivas, que pagan su cuota y asisten a las asambleas, pero que por alguna razón no pueden acudir al hospital.

Requieren de más ayuda

La entrega de alimentos, vestidos, materiales de aseo y otros artículos, por parte de las voluntarias, es posible gracias a las donaciones de empresas privadas y fundaciones, llamadas benefactores o padrinos.

Sin embargo, las voluntarias del Hospital del Niño revelan que la ayuda ha bajado. Rosa Chen, tesorera de este voluntariado, expresa que han enviado cartas para solicitar apoyo a diferentes lugares, pero no reciben respuesta. “Necesitamos voluntarias y recursos económicos para el hospital”, señala.

Yamilet Acosta, voluntaria del hospital Santo Tomás, dice que el nosocomio requiere de más voluntarias para poder cumplir con la demanda del programa de lactancia materna que se da en el edificio de maternidad. “Nos han llamado para participar, pero [para hacerlo] por lo menos necesitamos 10 voluntarias más”, agrega.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

GOBIERNO MANTIENE INHABILITACIÓN Tocumen rechazará oferta de Odebrecht

Carlos Duboy, gerente de Tocumen, S.A.LA
Ricardo Iturriaga

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código