Cumbre del clima, en la recta final

El último borrador de las negociaciones en París abre la puerta al uso de combustibles fósiles como el petróleo y carbón.

Temas:

Vista general del plenario durante la presentación del primer borrador de acuerdo del clima. Vista general del plenario durante la presentación del primer borrador de acuerdo del clima.
Vista general del plenario durante la presentación del primer borrador de acuerdo del clima. Ian Langsdon

Las negociaciones del clima –que se desarrollan a puerta cerrada y sin periodistas– entraron en su fase más crítica. Las delegaciones de los 195 países participantes en la Cumbre del Clima, en París, Francia, saben que esta vez no pueden fallar en el imperativo categórico de cerrar un pacto que asegure la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Las presiones son enormes y todos parecen tener la voluntad política de dejar a un lado previas alianzas regionales o viejas rencillas geopolíticas para acordar un texto final que a largo plazo logre evitar que la temperatura media del planeta supere los 2°C a final de siglo.

De hecho, el último borrador del acuerdo que se hizo público con dos horas de retraso respecto a lo previsto, de 29 páginas, establece en su artículo 2 que el objetivo global es reducir el calentamiento global hasta 1.5 grados en 2100. Esto es una buena noticia, pero hay que seguir leyendo para encontrar la contrapartida.

El documento, que ciertamente avanza hacia la concreción tras eliminar varios de los corchetes que lo alejaban del objetivo final, abre la puerta para que el uso de combustibles fósiles, como el petróleo o el carbón, sea algo más laxo y permisivo.

De manera que la meta de descarbonizar la economía e invertir en energías limpias y renovables se ha ido diluyendo para aceptar conceptos como “emisiones netas cero” o “neutralidad de carbono”.

De corroborarse el adjetivo neto para definir las emisiones, esto supondrá en la práctica que se permitirá que haya emisiones de gases con efecto invernadero si luego son equilibradas de alguna otra manera. Por ejemplo, con los sumideros de carbono o con la emisión de bonos para las empresas que quieran generar CO2.

En el texto anterior, más ambicioso, se enfatizaba la idea de conseguir “emisiones cero de gases invernadero para el período 2060-2080”, pero en este nuevo documento presentado el miércoles ha sido cancelada.

Expertos consultados por La Prensa han asegurado que detrás de esta estrategia están países como Arabia Saudí o Venezuela, grandes productores de petróleo.

Estas mismas fuentes han revelado que en este texto falta una referencia específica a la necesidad de reducción de los gases de efecto invernadero en el transporte, tanto en barcos como en mar, que suponen un 5% de las emisiones globales.

En cualquier caso, se trata todavía de un acuerdo preliminar que las delegaciones deberán limar para tomar una decisión final antes de mañana viernes.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código