JÓVENES INTERESADOS POR EL CAMBIO

Debates para razonar y pensar

En el país hay alrededor de 50 clubes de debates juveniles, aunque solo unos 20 se encuentran activos.

Temas:

Jóvenes exponen sus ideas sobre temas de relevancia nacional e internacional, entre ellos, por ejemplo, los proyectos de ley que se discuten en la Asamblea Nacional y la paz mundial. CORTESÍA Jóvenes exponen sus ideas sobre temas de relevancia nacional e internacional, entre ellos, por ejemplo, los proyectos de ley que se discuten en la Asamblea Nacional y la paz mundial. CORTESÍA

Jóvenes exponen sus ideas sobre temas de relevancia nacional e internacional, entre ellos, por ejemplo, los proyectos de ley que se discuten en la Asamblea Nacional y la paz mundial. CORTESÍA

En los clubes de debates enseñan cómo hablar en público, saber escuchar y trabajar en equipo. CORTESÍA En los clubes de debates enseñan cómo hablar en público, saber escuchar y trabajar en equipo. CORTESÍA

En los clubes de debates enseñan cómo hablar en público, saber escuchar y trabajar en equipo. CORTESÍA

En Panamá, el debate entre jóvenes ha evolucionado a través de los años con ayuda de organizaciones y asociaciones que lo promueven, y de paso, lo impulsan a practicarlo.

Desde hace mucho tiempo, hay adolescentes interesados por esta práctica; sin embargo, no tenían un sitio en el cual ejercerlo o carecían de un club para aprender nuevas técnicas del debate cuando se graduaban del colegio. Por esto, en la Universidad Santa María la Antigua (USMA) se crea el llamado Jóvenes Unidos por el Diálogo (JUD), iniciativa que nació para que los universitarios tengan un espacio para discutir ideas sobre temas de relevancia nacional e internacional. A medida que crecían empezaron a desarrollar proyectos, como el Gran Foro JUD, una conferencia de debate para jóvenes universitarios y estudiantes de colegios públicos y privados. El Campeonato Nacional de Debate, un espacio exclusivo para universitarios, es también organizado por este grupo.

Alejandro Chevalier acaba de terminar su carrera en Derecho y Ciencias Políticas en la USMA y es, como muchos jóvenes, apasionado por el debate. Alejandro fue miembro de JUD y estuvo dos veces en su junta directiva. Junto con otros 15 integrantes de JUD, al notar que el debate panameño carecía de fondo académico, decidieron formar la Asociación Panameña de Debate (Aspade), un grupo de jóvenes para jóvenes.

Chevalier cuenta que esta organización busca llevar el debate a colegios públicos y privados. También realizan proyectos para impactar a la juventud de manera que los invite a escuchar, razonar y luego a actuar. Por ejemplo, la Copa Nacional de Debate, que implica altos niveles de organización. Primero, el Ministerio de Educación les facilita una lista de las escuelas por provincia. Luego, llaman a un estudiante líder de cada colegio y este, junto con un maestro, viaja a la capital a recibir una capacitación sobre cómo crear un club de debate y para qué sirve. Cuando esto termina, ellos regresan a sus escuelas y, con lo aprendido, forman el club en su colegio.

Después de un tiempo empieza la asesoría de los miembros de Aspade. En esta fase, ellos se dividen y viajan a diferentes provincias con el fin de preparar a los clubes de diversos colegios para la conferencia regional. En esta competencia se escoge un equipo por provincia para que participe en la fase final donde se selecciona la provincia ganadora.

Felipe Merola, presidente del club de debate del colegio Brader, comentó que para ir a una conferencia de debate se necesita un alto nivel de preparación. “Debido a mi enfoque personal en debate, que es el Comité de Corte, busco primero los archivos del caso en cuestión en la página oficial de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Ahí, debido a que desconozco mi posición en el debate hasta el día que sucede, subrayo en tres colores: amarillo para la querella, rojo para la defensa y azul para la información que amerita una mayor profundidad de investigación. Una vez que comprendo de qué trata el caso, entonces busco cuáles son los derechos humanos implicados y comienzo entonces a escribir mis argumentos con base en los hechos y pruebas”, aseguró.

“En un país como Panamá, la comunicación entre el pueblo y el Gobierno, los partidos políticos y las personas de diferentes estatus sociales es indispensable. El debate permite esta comunicación de una manera respetuosa, logrando la participación ciudadana”, añadió Merola.

El debate, además, abre la puerta a los jóvenes para exponer ideas, escuchar y aceptar diferentes opiniones. “El país atraviesa momentos sumamente difíciles: la carencia de gobernantes con visión y compromiso, los escándalos de corrupción de todos los días, la poca ejecución en temas prioritarios, como educación, salud o medio ambiente, y el debilitamiento de la institucionalidad democrática”, señala Freddy Pittí, representante del sector de organizaciones juveniles ante el Consejo de la Concertación Nacional y miembro de Juntos Decidimos, quien agrega que son estas las razones por las que los jóvenes tienen el deber de participar, ser proactivos y utilizar el debate para empezar a generar los cambios que necesita el país.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Ago 2018

Primer premio

2 4 0 9

DCAD

Serie: 5 Folio: 8

2o premio

3610

3er premio

1029

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código