Facebook Live: Conteo regresivo al sorteo de Rusia 2018 Ver aquí

SEGURIDAD. VOCACIÓN Y SACRIFICIO SON PARTE CRUCIAL DEL SERVICIO.

Dejó el derecho por la policía

El ingreso al instituto armado no es muy atractivo para la juventud. Con un salario de $500 mensuales y mucha disciplina, son pocos los que dan el paso.

La madrugada del lunes 28 de marzo, una ronda policial patrullaba las calles 12 y 13 con avenida Domingo Díaz, en el Barrio Sur de la ciudad de Colón, un área roja donde operan las pandillas.

Al intervenir para poner orden en un tumulto formado por varios individuos de ese vecindario, se produjo un enfrentamiento entre policías y antisociales, lo que obligó a los uniformados a sacar sus armas de reglamento. A la fecha, el incidente no se ha esclarecido, pero lo cierto es que el joven recluta Juan Alberto Samaniego Valderrama, de solo 20 años, recibió un balazo en el costado, precisamente donde no lo cubría su chaleco blindado. Así terminaría la vida de este joven recluta, cumpliendo con su deber.

Hace 15 años

Enfrentar a la delincuencia no es fácil. Se necesita vocación e interés para ofrecer seguridad permanente a una ciudad tan violenta como Colón. Y estas precisamente son las razones por las que Elías Montenoir, un sargento segundo de 33 años, sale a la calle desde hace tres lustros, a sacar de circulación a todos los delincuentes que pueda.

Montenoir reside en el populoso distrito de San Miguelito, en la ciudad capital, y confiesa que desde que ingresó a la Policía Nacional (PN) le atrajo la idea de vestir el uniforme, portar la vara y el arma de reglamento para luchar por una sociedad más decente, y en la que el ciudadano pudiera vivir con tranquilidad y justicia.

Fue así que pudo superar los requerimientos físicos y psicológicos para sumarse a las filas policiales, con tal de ingresar a una institución que recobraba una imagen que había sido maltratada durante mucho tiempo.

Atrás quedaban los dos años que dedicó al estudio del derecho y ciencias políticas en la Universidad de Panamá, cuando finalmente decidió ser un “tongo”, como los panameños llaman coloquialmente al policía.

Rondas

Ser patrullero no es fácil, ya que es el tipo de agente más expuesto a perder la vida, sobre todo en una urbe peligrosa como lo es hoy Colón.

Su labor diaria consiste en detectar a delincuentes, darles captura y desarmarlos.

En ello, dice, pone en juego mucha malicia y psicología acumulada durante años de caminar los barrios “calientes”, y confiesa que este examen hecho sobre la marcha es crucial para conservar la vida.

Anécdota

Fue a mediados de 2009 cuando enfrentó la muerte cara a cara. Un policía había sido herido por antisociales que asaltaban un supermercado en Puerto Escondido, corregimiento de Cristóbal, en las afueras de Colón.

Recuerda que al llegar pudo ver cómo los dependientes y clientes estaban en el piso del local, con el terror pintado en sus rostros, mientras uno de los maleantes robaba en el primer piso del comercio.

“Fueron instantes en que la adrenalina corrió por todo mi cuerpo y, sin pensarlo dos veces, me tiré a la candela y enfrenté a los ladrones que pretendían llevarse varios miles de dólares de las ventas” , explicó.

“Como pude, neutralicé a uno de los delincuentes con mi arma, mientras que el segundo, al ver mal herido y retorciéndose en el suelo a su compinche, optó por rendirse”, señaló.

´No le cuento para no asustarla´

Casado y padre de cuatro hijos, asegura que su rela- ción conyugal se basa en la confianza y el respeto mutuo, por lo que la prioridad en su vida privada es su familia. Es consciente de la preocupación de su esposa, como es natural, la que siempre lo espera al regreso del trabajo. Confiesa que “no le cuento mucho de lo que se enfrenta en las callejuelas peligrosas de Colón, para no asustarla”.

Este suboficial es considerado por sus compañeros como uno de los mejores en su labor de capturar delincuentes, armas y droga. En un solo mes, indican, él solo sacó de las calles de Colón 20 armas de fuego. Recientemente, en un acto sencillo en el que participó el jefe de la Zona Policial de Colón, subcomisionado Bartolomé Agüero, se les hizo un reconocimiento a Montenoir, y a otros 36 de sus compañeros que, como él, patrullan las “zonas rojas” de Colón.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Para las próximas 72 horas la alerta estará vigente para Chiriquí, Veraguas, Coclé, Colón, Los Santos, Panamá, Darién y la comarca Ngäbe-Buglé.
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Incremento de lluvias y vientos Alerta verde para siete provincias y una comarca

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código