ESTADOS UNIDOS Y CUBA ACUERDAN DEROGAR POLÍTICA MIGRATORIA ‘PIES SECOS, PIES MOJADOS’

Desánimo entre los cubanos ilegales

La política eliminada fue adoptada en 1995 por el presidente Bill Clinton tras reformar otra que les permitía quedarse y tener residencia un año después.

En 50 años migraron 2 millones

Temas:

El grupo de cubanos que está varado en Panamá lamenta que después de todos los peligros afrontados, tras la decisión de Barack Obama lo vayan a perder todo. El grupo de cubanos que está varado en Panamá lamenta que después de todos los peligros afrontados, tras la decisión de Barack Obama lo vayan a perder todo.
El grupo de cubanos que está varado en Panamá lamenta que después de todos los peligros afrontados, tras la decisión de Barack Obama lo vayan a perder todo. Roberto Cisneros

Decenas de migrantes cubanos irregulares se aglomeraban el pasado jueves a la entrada de un albergue en la ciudad de Panamá, para decidir los próximos pasos a tomar en su ruta hacia Estados Unidos (EU), tras la retirada de la política conocida como “pies secos, pies mojados”, que garantizaba la residencia a los cubanos que llegaran sin visa y el estatus especial para los profesionales médicos de la isla.

La medida entró en vigor de inmediato, indicó un comunicado del Departamento de Estado emitido el jueves en la noche.

En medio de un calor sofocante y bajo la luz de una enorme luna llena, los cubanos expresaban su frustración e indignación contra el presidente estadounidense, Barack Obama, quien anunció la medida a escasos días de que finalice su mandato.

“Obama jodió a todos los cubanos”, se lamentó Yadiel Cruz, un joven de 33 años que salió de Cuba el 6 de diciembre del año pasado.

Al igual que sus compatriotas, Cruz busca con ansiedad en alguno de los canales de televisión que hay en el albergue de la organización católica Cáritas mayor información sobre la nueva medida tomada por Obama. “Yo sí para atrás no vuelvo”, aseguró Cruz.

Otros dialogan en el exterior de la casa, de dos pisos, que acoge en estos momentos a 36 mujeres, 18 hombres y tres niños. Los pequeños juegan en el patio.

“Sentimos tristeza porque todos venimos con un sueño que ha costado dolor, hambre y mucho trabajo para llegar aquí”, manifestó Lorena Peña, embarazada de cuatro meses y quien salió de Cuba con su esposo e hija de cuatro años. Según ella, Obama “finalmente ‘la cagó’ porque lo que hizo fue hacernos daño, entonces realmente no era tan bueno como se decía”.

La sede de Cáritas, en el barrio capitalino de Ancón, es desde hace meses refugio para migrantes cubanos irregulares que buscan cruzar Centroamérica y México con destino a EU. Con la noticia, los migrantes dejaron a un lado el dominó o el parchís, juegos con los que mataban el tiempo en una casa con los cuartos repletos de colchones, ropa y enseres desperdigados.

“Cada vez que veía una fotito [de Obama] o de su esposa hacía un bonito comentario pero ya no. Es decepcionante”, lamenta Peña.

En las instalaciones hay un solo baño y sus ocupantes se organizan para lavar la ropa y cocinar las cuatro comidas que tienen al día gracias a distintas donaciones. También reciben asistencia médica. La mayoría de ellos llegaron a Panamá a través de la zona selvática de Darién, fronteriza con Colombia, tras un periplo desde varios países de Sudamérica.

Los cubanos han visto bloqueado su camino por la negativa de Nicaragua y Costa Rica a permitirles pasar, lo que los ha dejado varados en Panamá y Colombia a la espera de una solución, más difícil ahora.

“Al Obama quitar la ley, ¿a dónde vamos a ir? No podemos ni regresar ni seguir. Estamos como un barco varado que no sabemos qué hacer”, expresó Julio Hernández, quien atendía un almacén en Ciego de Ávila, Cuba.

“Somos miles de cubanos que estamos haciendo la travesía en medio de la selva, ríos y peligros”, alegó Yanisel Wilson, de 20 años, quien llegó hace dos días a través de Darién. “(...) Aquí nos quedaremos a esperar que Donald Trump entre y ver si nos va a ayudar”, añadió.

Ulises Ferrer, un albañil de La Habana, mira su antebrazo, donde tiene un tatuaje con el nombre de su hija Yanelisse. “Ahora no sabemos qué hacer, aunque lo que estamos seguros es que a Cuba no vamos a regresar si no muertos”, remarcó.

En 2015, unos 25 mil cubanos irregulares pasaron por Centroamérica; en 2016 varios miles fueron enviados a México en avión desde Panamá y Costa Rica tras un acuerdo gubernamental.

De acuerdo con el director del Servicio Nacional de Migración, Javier Carrillo, en Panamá hay poco menos de 100 cubanos irregulares que pretenden llegar a EU. “Toda persona extranjera que esté irregular en el país, cubano o no, el Servicio Nacional de Migración tiene la obligación de hacer cumplir las leyes. En el caso de la nacionalidad cubana, se cumplirá con la ley, si ellos entraron de manera irregular se puede llegar a una expulsión o a la deportación”, explicó.

MÁS HISTORIAS

A los cubanos varados en México la noticia también les cayó como balde de agua fría. José Enrique Manreza, que vendió su casa y enseres para iniciar una travesía en avión, autobús y a pie en la búsqueda del sueño americano, está ahora atrapado en una ciudad fronteriza.

“Imagínese cómo me siento después de que estuve seis días con seis noches corriendo por el río, por la selva, la humedad”, dijo Manreza, en un refugio para inmigrantes en la ciudad de Tapachula, sur de México, donde escuchó la noticia junto con otros 30 cubanos.

Manreza calcula que ha gastado cerca de 10 mil dólares en su viaje, incluyendo un vuelo a la Guyana francesa, guías a través de América del Sur y sobornos para defenderse de los agresores que trataron de abusar de su hija durante el viaje. Manreza, quien administraba un almacén en La Habana antes de partir en diciembre, está tratando de decidir si regresa a Cuba, sin dinero, o busca asilo en México.

Anticipando el final de la política generosa, la inmigración cubana repuntó desde el acercamiento entre Washington y La Habana en 2014. Ben Rhodes, asesor adjunto de seguridad nacional de Obama, detalló que unos 40 mil cubanos llegaron a EU en 2015 y alrededor de 54 mil en 2016. Las cifras han sido más bajas en los últimos meses, pero los cubanos que se encontraban en ruta en Panamá dijeron que cientos más venían detrás de ellos en las selvas de Darién.

Para Ariadna Estéves, del Centro de Investigaciones sobre América del Norte, “eliminar los tratos preferenciales a ciertas nacionalidades, como en este caso a Cuba, quiere decir que van con una política de asilo más estricta, de favorecer la política interna a la política internacional que contempla el asilo, que salva vidas”.

El Salvador dio la bienvenida a la nueva política, diciendo que todos los inmigrantes deben ser tratados por igual. “Vienen más cubanos con niños, embarazadas, personas mayores”, aseguró Gabriel Alejandro Marín, parte de un grupo de 50 inmigrantes que se encontraba en Ciudad de Panamá.

Honduras, desde donde miles de inmigrantes viajan a EU cada año pese a la ausencia de un trato especial como el que recibían los cubanos, dijo que espera para ver si menos cubanos viajan tras el cambio.

Manreza indicó que su esposa, una enfermera, estaba trabajando en Venezuela como parte de un programa de petróleo por médicos. Cuando le llamé, dijo Mareza, se puso a llorar, mas no especificó si su mujer había tenido la intención de desertar bajo el marco del programa.

Iván Díaz, de 45 años, un administrador de salud, dijo que la decisión “fue como un shock” para ellos, “como que te quiten el oxígeno”. Díaz salió de Cuba hace tres meses con su esposa. Aseguró que la travesía hacia EU le había costado unos 25 mil dólares para él, su mujer y que miembros de su familia en Miami enviaron dinero para apoyarlos. “Me quedan 10 dólares en el bolsillo”. “Vamos a llegar a ver qué nos dicen, no se pierde nada con ir hasta Laredo [la frontera entre México y Estados Unidos], algo se va a poder hacer, sino, que me deporten a Cuba”, agregó.

(Con información de Andrea Gallo)

En 50 años migraron 2 millones

Más de 2 millones de ciudadanos de Cuba –que hoy tiene 11.2 millones de habitantes–,  migraron en el último medio siglo. Casi el 80% de ellos lo hizo a Estados Unidos (EU), y sobre todo a Florida.

En los tres primeros años después de la Revolución de 1959, casi 300 mil cubanos abandonaron la isla, la mayoría de las personas vinculadas con la depuesta dictadura de Fulgencio Batista. La Habana establece su sistema de permisos de salida obligatorios para los candidatos a viajar, y confisca los bienes de los  migrantes. En los años siguientes, las nacionalizaciones y expropiaciones empujan a miles al exilio. EU adopta en 1966 la Ley de Ajuste Cubano, que ofrece facilidades de instalación a los inmigrantes.  En 1980 estalla la crisis, cuando 10 mil personas hallan refugio en los jardines de la Embajada de Perú en su búsqueda del exilio. Fidel Castro abre el puerto de Mariel  a los barcos  de Florida y aprovecha para vaciar cárceles y hospitales psiquiátricos. Unas 125 mil personas llegan así a EU. Desde entonces, Cuba se niega a acoger a los miles de nacionales con antecedentes criminales que EU quiere extraditar. En 1994 se produce otro éxodo, el de los llamados “balseros”. Unos 37 mil llegan a puerto  per o miles también mueren en el mar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Desacato del órgano legislativo Antai solicita a la Asamblea cumplir la ley

Yanibel Ábrego (Izq.) y Angélica Maytín
LA PRENSA/Archivo

Corte interamericana de derechos humanos Opinión sobre derechos LGBT es vinculante para Panamá

La Corte IDH concluyó que no encontró motivos para no reconocer el vínculo familiar entre las parejas del mismo sexo.
Tomado de Internet

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Ene 2018

Primer premio

8 4 0 1

BBCA

Serie: 4 Folio: 9

2o premio

7600

3er premio

4478

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código