raquitismo en comarca Ngäbe Buglé

Dolencias crónicas agobian a indígenas

El Minsa hizo tres estudios en comunidades indígenas entre 2011 y 2013 que detallaron los problemas que afectan a la población, en particular a los niños.

Temas:

Los estudios indican que cada vez que un niño sufre cuadros de diarrea y fiebre se estanca su crecimiento. Los estudios indican que cada vez que un niño sufre cuadros de diarrea y fiebre se estanca su crecimiento.

Los estudios indican que cada vez que un niño sufre cuadros de diarrea y fiebre se estanca su crecimiento.

Urgen planes de sanidad y nutrición en las comarcas Urgen planes de sanidad y nutrición en las comarcas

Urgen planes de sanidad y nutrición en las comarcas

Problemas de desnutrición, infecciones parasitarias ocasionadas por bacterias como la escherichia coli, diarrea, raquitismo y otras dolencias golpean a la población de la comarca Ngäbe Buglé, sobretodo a los niños en las comunidades de Besikó, Soloy y Chorcha.

Esta situación se registra debido a las nulas prácticas de higiene, hacinamiento en las viviendas, pobreza general y condiciones inadecuadas del agua que consumen.

La realidad fue corroborada en tres estudios realizados por el Ministerio de Salud (Minsa) durante el período 2011-2013. El panorama es contradictorio en un país que en los últimos cinco años ha tenido un crecimiento económico promedio del 8%, uno de los más altos de la región.

Los estudios, que abarcaron temas como malnutrición e infecciones parasitarias, infecciones en mujeres embarazadas y salud infantil en los pueblos indígenas, revelaron que estos problemas afectan especialmente a los niños menores de cinco años en su desarrollo y crecimiento. El estudio sobre salud indígena encuestó a 262 hogares con 373 niños y determinó que el 60% de los menores está raquítico. Además, la bacteria escherichia coli se encontró en el 98% de las muestras en los hogares de estas comunidades.

Mientras que el estudio de malnutrición concluyó que por las condiciones inadecuadas del agua –debido a que sus necesidades fisiológicas las hacen en los afluentes– hay un alto porcentaje de parásitos en los niños.

Urgen planes de sanidad y nutrición en las comarcas

La mala calidad del agua, el hacinamiento en las viviendas y la ausencia de prácticas de higiene son las causas principales delas infecciones parasitarias que afectan a los menores de cinco años de edad en Besikó, Soloy y Chorcha, comunidades de la comarca Ngäbe Buglé.

Así lo confirman tres estudios efectuados por el Ministerio de Salud (Minsa) entre 2011 y 2013, uno de ellos con apoyo del Instituto de Parasitología de la Universidad McGill de Canadá.

El primero es un estudio Multidisciplinario de malnutrición e interacción con infecciones de parásitos gastrointestinales. El segundo versa sobre las Infecciones en mujeres embarazadas de las comarcas y el tercero –con cooperación canadiense– hace una Predicción de salud infantil por densidad de los hogares e índices de activos basada en empobrecidos pueblos indígenas en Panamá rural.

De acuerdo con esta última evaluación, 60% de los niños de las comunidades referidas estaba raquítico, 22% tenía bajo peso y 11% contaba con sobrepreso. La prevalencia de niños con problemas de diarrea fue de 45%.

El estudio resalta que apenas 31% de los hogares tiene letrinas, pero solo 11% de los niños las utilizan, ya que realizan sus necesidades fisiológicas en los ríos, afluentes o en el bosque.

La investigación se realizó con un muestra de 262 hogares y 373 niños en edad escolar, cuyas heces fueron analizadas en laboratorios.

VALOR DE LOS ESTUDIOS

Basadas en los resultados de los estudios, las autoridades del Minsa pusieron en marcha proyectos de saneamiento, suministro de agua, alimentación y nutrición en Besikó, Soloy y Chorcha, para los que han comenzado a capacitar a los profesionales de la salud que viven en esas comunidades, según informó Odalys Sinisterra, del Departamento de Salud Nutricional del Minsa.

Según la funcionaria, el último estudio les permitió descubrir que gran parte de las familias incluidas en la muestra recibía subsidios del Gobierno, como el bono de la Secretaría Nacional para el Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional.

Sinisterra precisó que las familias que recibían dicho bono tenían una alimentación más balanceada, ya que los canjeaban por alimentos en las tiendas, mientras que las familias que manejaban dinero consumían más azúcar, café y alimentos menos saludables.

Emérita Pons, laboratorista clínica del Departamento de Nutrición del Minsa, reconoció que gracias a estos estudios identificaron debilidades. “Teníamos fallas técnicas para la identificación de parásitos”, proceso que fortalecieron con métodos como el denominado Flotax, que permite realizar un conteo de huevos de los parásitos a través de la flotación.

BONOS

Según el director de la Secretaría Nacional para el Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional, Franklin Corro, de los 10 mil beneficiarios de la distribución de bonos alimenticios, 9 mil 780 pertenecen a la comarca Ngäbe Buglé.

Explicó que los bonos de alimentos son canjeables exclusivamente en unas 200 tiendas ubicadas en las comunidades y está prohibida la venta de bebidas con alcohol y cigarrillos.

Los bonos son canjeables por arroz, frijoles, fósforos, café, leche, cremas, sal, aceite, panela, tuna, sardina, jamonilla, pollo, harina, huevos, pasta de tomate, jabón de lavar, jabón de baño, cepillo de dientes y pasta dental, entre otrosproductos.

Con este programa, que se inició en 2004, se busca garantizar la seguridad alimentaria y nutricional de la población en condición de pobreza y pobreza extrema; disminuir la deserción escolar y fortalecer la atención primaria en salud, precisó el funcionario.

En tanto, el exministro de Salud Fernando Gracia abogó por el reforzamiento de la atención primaria y la aplicación de mecanismos de prevención a través de la educación.

Sugirió que el Minsa incremente la giras en las áreas de difícil acceso, para que informen a las comunidades más vulnerables sobre la importancia de la buena alimentación, la higiene personal y del hogar, el uso de agua potable y la disposición de las excretas.

EDIFICARÁN ACUEDUCTOS

Tras identificar los problemas más apremiantes de la comarca Ngäbe Buglé, la Dirección del Subsector de Agua Potable y Alcantarillado Sanitario (Disapas) del Minsa construirá acueductos en las comarcas.

Julio César Castillo, subdirector de la Disapas, destacó que se desarrollarán proyectos en 69 áreas entre 2015 y 2017, que incluyen acueductos, baños higiénicos y orientación a los pobladores para que aprendan a manejar y cuidar el sistema.

Añadió que la inversión para este plan de sanidad básica es de $29 millones y se concretará a través de préstamos y de fondos no reembolsables de la Agencia de Cooperación de España y el Banco Interamericano de Desarrollo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código