PATRONALES DE SAN JOSÉ EN DAVID

Domingo de vaqueros y políticos

El contralor Federico Humbert, quien fue el abanderado de la tradicional cabalgata, negó aspiraciones políticas para 2019.

Temas:

(De Izq. a Der.) El contralor Federico Humbert; el viceministro de Vivienda, Jorge González (atrás); el alcalde de David, Francisco Vigil, y el ministro de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena. Humbert paseó en la potranca La Patrona, propiedad del ex grandes ligas Carlos Lee. (De Izq. a Der.) El contralor Federico Humbert; el viceministro de Vivienda, Jorge González (atrás); el alcalde de David, Francisco Vigil, y el ministro de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena. Humbert paseó en la potranca La Patrona, propiedad del ex grandes ligas Carlos Lee.

(De Izq. a Der.) El contralor Federico Humbert; el viceministro de Vivienda, Jorge González (atrás); el alcalde de David, Francisco Vigil, y el ministro de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena. Humbert paseó en la potranca La Patrona, propiedad del ex grandes ligas Carlos Lee. Foto por: Ana Rentería

Una multitud se aglomeró en las principales calles para presenciar el desfile de políticos y de vaqueros montados en caballos. Una multitud se aglomeró en las principales calles para presenciar el desfile de políticos y de vaqueros montados en caballos.

Una multitud se aglomeró en las principales calles para presenciar el desfile de políticos y de vaqueros montados en caballos. Foto por: Ana Rentería

Ejemplares de pura raza exhibieron los jinetes durante el desfile. Ejemplares de pura raza exhibieron los jinetes durante el desfile.

Ejemplares de pura raza exhibieron los jinetes durante el desfile. Foto por: Ana Rentería

La campaña electoral rumbo a 2019 bien pudo haber empezado. Decenas de políticos, incluyendo el presidente de la República, Juan Carlos Varela, acudieron a la cabalgata de las patronales de San José de David, Chiriquí. Algunos observaron y otros montaron; pero solo uno la lideró. El contralor Federico Humbert fue escogido como el abanderado del desfile.

Llegó faltando un cuarto para las 4:00 de la tarde al principio de la calle F Sur, el sitio donde empezó la cabalgata. Humbert, el hombre encargado de fiscalizar las finanzas del país, vestía una camisa blanca impecable, jeans, botas y sombrero.

“Es un honor que me ha dado a mí y a mi familia el pueblo chiricano, de liderar esta cabalgata, una cabalgata tradicional. Los clubes de lazo han venido a apoyar al pueblo chiricano. A celebrar y a compartir con el pueblo chiricano”, dijo Humbert, un empresario convertido en funcionario que en los últimos días ha tenido que salir al paso a las tormentas.

Después de meses de evadir el tema, se vio obligado a auditar las obras que construyó Odebrecht en el país, luego de que la compañía admitiera haber sobornado a funcionarios. Y el pasado viernes, la Corte Suprema de Justicia declaró inconstitucional un decreto que emitió su despacho, en el que regulaba el uso de las donaciones y subsidios de los diputados de la Asamblea Nacional, el órgano del Estado que lo nombró casi unánimemente el 26 de noviembre de 2014.

Pero ayer el buen recaudo de los 22 mil millones del presupuesto de la Nación quedó en paréntesis. Era el día de san José, el patrón de David, Chiriquí, y el alcalde de la ciudad, el perredista Francisco Vigil, lo designó abanderado. “Montar caballo es como montar bicicleta, uno aprende para toda la vida”, indicó el contralor, y luego agregó que desde niño montaba caballo en El Valle, y que esa tarde estaría sobre La Patrona, una yegua con “mucha estampa y mucho brío”.

El asunto político salió a flote. Desde que hace más de un mes circuló la invitación en la que Humbert anunciaba que iba a liderar la cabalgata de David, porque era el abanderado, en los círculos políticos se afirma que quiere ser presidente de la República. Él lo desmintió ayer. “Yo tengo una sola aspiración, y es que este país vaya por buen sendero, por buen camino”.

Le mandó un mensaje a quienes critican su papel en el que es quizás el evento más importante de David. “Eso siempre lo habrá, pero una vez más, aquí lo más importante es cómo nos ve el pueblo chiricano. Esto no es fácil, es un sacrificio, toma tiempo, esfuerzo, pero con mucho gusto lo hago (...)”.

El pasado viernes, mientras conversaba con un grupo de periodistas chiricanos, les dijo que repartiría 300 banderas de Chiriquí, que se encargaría de comprar todo el licor y los fuegos artificiales. Gastos que debe sufragar todo abanderado que se respete. Y también les confesó que ser abanderado le estaba saliendo más caro que la reciente boda de uno de sus hijos.

Algunos ministros del Gabinete de Varela le hicieron barra. Uno de ellos fue el titular de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena, quien con su caballo le seguía el paso a La Patrona, la yegua del día.

Cuenta el pelotero Carlos Lee, dueño del equino, que La Patrona tiene unos siete años, pesa mil 300 libras y es cuarto de milla, raza usada principalmente para la vaquería, para trabajos en fincas, pero que con el tiempo ha ido evolucionando y ahora se usa también en los rodeos.

Un caballo de este tipo, de acuerdo con Lee, puede costar entre 20 mil y 50 mil dólares. “Es una yegua muy dócil. La puede montar desde un niño hasta un adulto. Es una yegua bonita, de color negro azabache, es de buena cabeza, es una yegua importante en la finca”, añadió.

Otro que le seguía el paso al contralor fue Mario Etchelecu, ministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial. El hombre que este año maneja un presupuesto de aproximadamente $390 millones, el que controla los ambiciosos programas de viviendas populares y quien de acuerdo con miembros del oficialista Partido Panameñista podría ser el candidato presidencial del partido del mandatario Varela para 2019.

También estaba Ramón Arosemena, titular de Obras Públicas; y el del Ministerio de Desarrollo Agropecuario, Eduardo Enrique Carles.

El alcalde del municipio de Panamá, José Blandón, veía a los jinetes desde una tarima forrada con los colores de la bandera de Chiriquí, que parecía que iba a ser devorada por el agresivo sol chiricano, que ayer no tenía piedad con las pieles del público y de los jinetes.

El Partido Revolucionario Democrático (PRD) estuvo representado por el precandidato feliz, Gerardo Solís, y por el exministro Laurentino Nito Cortizo, otro de los que sueña con llegar al Palacio de las Garzas.

Además, estuvo el polémico diputado bocatoreño y presidente del PRD, Benicio Robinson. Y el PRD también tuvo un representante en la misa mañanera que ofició el cardenal José Luis Lacunza en honor a san José: Juan Carlos Navarro, el candidato presidencial de ese partido en 2014 y a quien se le ve alejado de la cúpula de la agrupación política que una vez llegó a dirigir.

En el acto religioso también estuvo el contralor, el protagonista del día. Lacunza habló de la corrupción, ese eterno flagelo que se enquista en las entrañas del poder. El sermón llega en tiempos de coimas de Odebrecht, en medio de la tormenta por el descontrol con los fondos millonarios en la Asamblea y cuando el país observa procesos contra exministros y altos funcionarios a los que se les acusa de corrupción.

En tanto, el presidente Varela no cabalgó. Observó la fiesta desde una tarima junto con sus allegados, uno de ellos, el diputado Adolfo Beby Valderrama.

EL DESFILE

Cabalgar ha sido un acto portentoso desde tiempos remotos. Las bestias al servicio del hombre. Es un símbolo de poderío, de dominio, de vistosidad.

La calle F Sur, una de las principales arterias de David, se convirtió ayer en una pasarela del arte de la equitación. La mayoría de los jinetes iba disfrutando del paseo, quizás con un vaso de licor en la mano, quizás saludando a todo el público; y hubo quienes utilizaron la oportunidad para mostrar el paso llano de su ejemplar, o hasta cabalgar de pie.

La ceremonia comenzó con el abanderamiento del contralor, quien luego de tomar la bandera recibió aplausos moderados, azuzados por el alcalde de la ciudad, Francisco Vigil. “¡Que viva el abanderado!”, gritaba el perredista.

Y comenzó la caravana. Al frente iban tres motorizados policiales que se encargaban de abrir el paso, seguidos por una camioneta que lanzaba pañuelos y gaseosas. Después venía un vehículo que lanzaba pequeñas botellas de plástico con licor. Y entonces, Humbert. El abanderado. Aquella figura que por tradición era la que llevaba las insignias y los estandartes de los batallones, la que debía hacerse cargo de cumplir las necesidades básicas de su tropa, la que debía mostrar un compromiso de responsabilidad infalible; y que hoy es el hombre que va detrás de los vehículos que reparten licor.

Después de Humbert y su comitiva venían muchas –muchísimas– más delegaciones: hombres, mujeres, niños, ancianos, gordos, flacos, vestidos de vaqueros, con sombreros de charros, en jeans y zapatillas.

Había también enormes camionetas, denominadas monster trucks, o carros de golf con la bandera de los estados confederados de Estados Unidos pintada en la capota. También había automóviles con bocinas estruendosas que iban al son de mariachis, o camionetas que arrastraban a un parrillero que asaba carne en una barbacoa portátil. Incluso, en el desfile hubo una carroza al estilo del lejano Oeste estadounidense.

Los políticos también mostraron sus dotes. Si bien Humbert se vio diestro como jinete, no lució tan bien como el ministro Etchelecu, que siempre estuvo muy cerca del contralor. Etchelecu, al parecer, tiene facilidad en transportarse: el día anterior manejó con relativa facilidad uno de los vehículos doble tracción con el que el presidente Varela y su comitiva subieron a la cima del volcán Barú.

El secretario general de Cambio Democrático, Rómulo Roux, también se vio ducho sobre su caballo. Iba con sombrero, camisa de cuadros blancos y celestes, y sonreído. Como quien estuviera ya en campaña política.

Ramón Arosemena, del MOP, también enseñó maestría en la equitación, ya que solo sostenía las riendas del caballo con una sola mano. La otra la tenía ocupada con un vaso verdoso con mucho hielo y un líquido claro.

Sonreían y cabalgaban. Cientos y cientos de jinetes que protagonizaron el desfile. Fue multitudinario. En una radio local, incluso, advirtieron que la caravana fue tan larga que la parte delantera se topó con los que aún no salían. Como una especie de serpiente que se engulle a ella misma.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Para las próximas 72 horas la alerta estará vigente para Chiriquí, Veraguas, Coclé, Colón, Los Santos, Panamá, Darién y la comarca Ngäbe-Buglé.
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Incremento de lluvias y vientos Alerta verde para siete provincias y una comarca

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código