CALIDAD, EQUIDAD Y EFICIENCIA

Educación, a prueba internacional

Actores de varios grupos no esperan cambios reales, pero resaltan lo valioso de saber cómo está el país en calidad y equidad educativa.

Temas:

El Meduca realizó en 2017 una prueba piloto para validar el instrumento que aplicarán a mediados de este año. El Meduca realizó en 2017 una prueba piloto para validar el instrumento que aplicarán a mediados de este año.
El Meduca realizó en 2017 una prueba piloto para validar el instrumento que aplicarán a mediados de este año. Archivo

Autoridades del Ministerio de Educación (Meduca) ultiman los detalles para participar en la evaluación internacional de la calidad, equidad y eficiencia del sistema educativo, dentro del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés).

El programa, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), fundada en 1961 con el objetivo de “promover políticas que mejoren el bienestar económico y social de las personas alrededor del mundo”, mide los conocimientos y habilidades que poseen los estudiantes de 15 años de edad, quienes cursan de séptimo grado en adelante.

Las áreas de conocimiento que se ponen a prueba con este estudio estandarizado, que desde 2000 se aplica cada tres años, son ciencias, matemáticas y lectura comprensiva (español).

En Panamá, estas tres asignaturas concentran el mayor número de fracasos dentro de la educación pública.

PROCESO

El Ministerio de Educación (Meduca) creó el Centro Nacional PISA, mediante resuelto ministerial Nº 174 del 12 de enero de 2017, como unidad encargada de la implementación a nivel nacional de esta prueba.

Además, cumpliendo con los requisitos de la prueba internacional, nombró a un representante del país ante la Junta de Gobierno de PISA y un coordinador nacional de Proyecto, cargos que recayeron en Marelisa Tribaldos y Jahir Calvo, respectivamente.

El proceso también avanza hacia la parte final de la preparación para la prueba definitiva, con la actualización del listado completo de centros educativos oficiales y particulares de premedia y media, que incluye datos académicos existentes en el país.

Asimismo, se ajustan los instrumentos de medición –pruebas y cuestionarios contextuales–, se realiza la coordinación de la logística nacional y se trabaja en la sensibilización de todos los actores de este proceso.

El país ya cumplió satisfactoriamente con el piloto de esta prueba, que se aplicó el año pasado.

De hecho, Panamá recibió el aval de PISA Internacional para continuar con la implementación de las evaluaciones definitivas.

Esta prueba, según explicaciones de PISA - Panamá, se aplicará a mitad de este año escolar.

De acuerdo con las autoridades educativas, el solo hecho de implementar el estudio es una experiencia y aprendizaje invaluable, tanto para la entidad como para todos los actores del sistema educativo.

Entre los logros que aseguran ya alcanzaron está la experiencia y formación que adquirió el personal al trabajar en la preparación de una prueba internacional.

Esta labor incluyó la participación de 3 mil 906 actores del sistema educativo: mil 800 estudiantes de 15 años de edad, 38 directores, 712 docentes y mil 356 padres de familia. Además, involucró 47 centros educativos de 14 de las 16 regiones educativas del país.

MEDICIÓN

El exministro de Educación Miguel Ángel Cañizales, quien trajo las mediciones internacionales a Panamá, opinó que hay que tener claro que, a mayor cobertura, mayor número de estudiantes, pero esto no significa que se tenga calidad en la educación.

Explicó que con esta prueba se evalúa hasta qué punto los estudiantes que están por terminar la educación obligatoria adquirieron los conocimientos y las habilidades que demandan las sociedades modernas. En otras palabras, no solo mide lo que saben los alumnos, sino también cómo aplican esos conocimientos, así como lo que hacen con ellos al enfrentarse a la vida.

Según su criterio, esta prueba sirve para orientar políticas públicas hacia el mejoramiento del sistema educativo, porque interrelaciona los resultados educativos con otras variables que modelan el aprendizaje de los estudiantes fuera y dentro del país.

En ese sentido, indicó que esta información permite trabajar para mejorar el rendimiento e identificar las buenas prácticas en el comportamiento de los estudiantes, los centros educativos y sistemas educativos con altos niveles de rendimiento académico.

Incluso, precisó que esta prueba no se limita a evaluar las competencias de los estudiantes en las asignaturas escolares mencionadas, sino que les pide información sobre sus motivaciones para aprender, sus opiniones sobre ellos mismos y sus estrategias de aprendizaje.

El exministro de Educación sostuvo que esta prueba también ofrece a los países la posibilidad de hacer un seguimiento de los objetivos que desean alcanzar para mejorar el aprendizaje de sus estudiantes.

Agregó que la prueba PISA 2009 abarcó a los 34 países miembros de la OCDE y a otros 41 países y economías asociados.

En este aspecto, Cañizales mencionó que se debe felicitar al Meduca y a su equipo de trabajo por el esfuerzo que están haciendo por rescatar un proceso de evaluación tan importante para el sistema educativo.

No obstante, aclaró que Panamá no está obligada a aplicar esta prueba, porque es signataria de convenios internacionales con la Organización de Naciones Unidas para la Educación, en la cual existe un compromiso con “Educación Para Todos”, y no con la OCDE.

RESULTADOS

Al referirse a los resultados que se obtendrán con esta prueba, el exministro Cañizales admitió que duda mucho que se registren cambios profundos en relación con la aplicada en el año 2009, cuando el país ocupó la posición 62 de 65 países.

A su juicio, los resultados no van a variar, porque no se le dio seguimiento a aspectos fundamentales que en su momento fueron recomendados, como, por ejemplo, reemplazar el actual sistema de calificación por el de 1 a 100 o de 1 a 10, o el alfanumérico. “Panamá es de los pocos países del mundo que no ha realizado este cambio tan significativo”, dijo.

Otro aspecto que no mejoró, explicó Cañizales, es que no se aumentaron las horas y los días de clases, la formación docente mantiene los mismos principios, y la capacitación de los educadores se realiza durante el periodo de receso escolar, cuando debería ser todo el año.

Agregó que se requiere cambios estructurales y sustanciales en el sistema, para poder distinguir una reforma educativa de una transformación curricular; así como mejorar la selección y cualificación de los docentes, uso educativo de la tecnología mediante el fortalecimiento del liderazgo escolar y, sobre todo, creando la cultura de la evaluación.

Por su lado, el subdirector para la Promoción de la Excelencia Educativa, Francisco Trejos, explicó que la evaluación educativa es un paso importante en el proceso de mejora continua, ya que permite saber cómo se encuentra el proceso educativo.

Trejos añadió que participar en las pruebas internacionales ofrece al país, sobre todo al sistema educativo, la posibilidad de conocer prácticas educativas que son exitosas en otros países, que pueden ser efectivas en el contexto nacional.

Pero, al hablar de los resultados, expresó que seguramente mostrarán que existen grandes retos y también permitirán conocer cuál va a ser el punto de partida para la siguiente evaluación PISA.

Mientras, la vicepresidenta de Unidos por la Educación, Nivia Rossana Castrellón, expresó que probablemente no existan variaciones con los resultados obtenidos en 2009, pero lo relevante es entender para qué el país está participando en pruebas internacionales.

Castrellón indicó que estos exámenes son brújulas que ayudan a la construcción de políticas públicas, haciendo evidentes las falencias del sistema. En el caso panameño, se trata de calidad y equidad en la educación.

Por su lado, el secretario general de la Asociación de Profesores de la República de Panamá, Diógenes Rodríguez, indicó que tiene pensamientos encontrados en relación con la efectividad que puede tener la participación de Panamá en estas pruebas estandarizadas.

Rodríguez explicó que, por un lado, le interesa conocer cómo está la educación en comparación con países de mejores economías y buenos sistemas culturales y sociales, pero también consideró que es “poco objetivo medirse con estos países”.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

12 Ago 2018

Primer premio

6 3 3 0

BDAC

Serie: 15 Folio: 15

2o premio

1414

3er premio

3203

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código