las secuelas del caso Lavítola

Empresario italiano denuncia presiones

Mauro Velocci, un italiano que iba a construir cárceles modulares en Panamá, se queja de que le pidieron ´donar´ un hospital en Veraguas.

El italiano Mauro Velocci, presidente de la empresa Svemark, que construiría en Panamá cuatro cárceles modulares por 176 millones de dólares, dijo haber sido presionado para “donar” un hospital en la provincia de Veraguas, una obra que había sido ofrecida por el hoy ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi, en 2009.

Velocci, un exallegado de Valter Lavítola, abandonó el país la semana pasada, pero ayer narró a La Prensa desde Italia que el embajador de su país en Panamá le informó en una carta –fechada el 14 de octubre pasado– que para “reiniciar las conversaciones con el Gobierno de Panamá tenía que donar un hospital que se construiría en Veraguas”.

El presidente, Ricardo Martinelli, en respuesta a un cuestionario remitido por este diario, dijo el pasado 28 de noviembre que el hospital pediátrico de Veraguas, en efecto, había sido ofrecido como una donación del Gobierno italiano, “pero después, creo, esto se cambió a una donación personal de Silvio Berlusconi”, sin entrar en mayores detalles.

Velocci desistió de llevar adelante el proyecto de las cárceles –que figuraba en el acuerdo bilateral de seguridad entre Panamá e Italia–, aunque aclaró que no fue porque las cárceles fueran “caras”, como alegó el Presidente, sino porque le estaban pidiendo un hospital de más de $20 millones.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código