ALCALDÍA DE PORTOBELO

Empresario pagó planilla de Municipio de Portobelo

Temas:

El sueldo de decenas de funcionarios del Municipio de Portobelo, incluyendo el de Mitzila de Fontalvo, asistente del Alcalde de Portobelo, fueron pagados por el contratista. El sueldo de decenas de funcionarios del Municipio de Portobelo, incluyendo el de Mitzila de Fontalvo, asistente del Alcalde de Portobelo, fueron pagados por el contratista.
El sueldo de decenas de funcionarios del Municipio de Portobelo, incluyendo el de Mitzila de Fontalvo, asistente del Alcalde de Portobelo, fueron pagados por el contratista.

En enero de 2013, parte de la planilla de contingencia del Municipio de Portobelo –en la provincia de Colón– fue pagada por un contratista que dos meses antes había recibido de manos del alcalde de ese distrito, Carlos Chavarría, órdenes de proceder para ejecutar obras que suman más de 150 millones de dólares, todas adjudicadas de forma directa.

La empresa beneficiada con esos contratos era A2Z Strategy Construction Panamá, S.A., que es la misma que el Municipio de Portobelo le giró –a inicios de año– 16 cheques sin fondos por más de 2 millones de dólares para pagar los estudios preliminares de esos proyectos.

Las obras tenían el propósito de atender el estado de “emergencia” que decretó el gobierno del entonces presidente Ricardo Martinelli, en noviembre de 2012, tras las fuertes lluvias que por más de 24 horas azotaron no solo a Portobelo, sino a Chepo y Capira (en Panamá), ocasionando pérdidas de vidas y cuantiosos daños materiales.

DEUDAS Y SALARIOS

Salvador Trigueros, dueño de dicha compañía, entregó a La Prensa copias de múltiples recibos que firmaron los funcionarios de la Alcaldía tras recibir el dinero en efectivo en calidad de salario.

También mostró copia de un cheque de 12 mil dólares que giró a favor de Mitzila de Fontalvo, asistente del alcalde de Portobelo, para pagar planillas ( ver facsímiles), y la copia de otro cheque de 10 mil dólares que recibió la misma funcionaria para pagar un acto organizado por los concejales de Portobelo.

De Fontalvo –que antes de ser asistente del Alcalde representó a la compañía– explicó que ese dinero se utilizó para pagar la planilla del municipio, apoyar un torneo deportivo y eventos organizados por los concejales.

Es decir, el empresario pagó salarios y eventos al Municipio de Portobelo... y no fue todo. Además, abonó 23 mil dólares a una deuda por cuotas atrasadas que mantiene esta alcaldía con la Caja de Seguro Social que, a enero de 2013, era de 117 mil dólares.

“El empresario fue directamente al Seguro Social y abonó voluntariamente [a la deuda]. Quedó en pagar mensualmente las letras y no cumplió”, se quejó el Alcalde, quien no descartó presentar una querella contra él, pues lo acusó de manejarse políticamente en el gobierno de Martinelli.

En suma, el empresario entregó a los funcionarios del Municipio de Portobelo casi 100 mil dólares.

Según el Alcalde, el dinero no era una desprendida donación de Trigueros. Más bien lo definió como “un apoyo de buena fe”, pues dijo que era un abono a los 3 millones de dólares que la empresa debía pagar al municipio en impuestos locales por el desarrollo de obras que –dicho sea de paso– no estaban en ejecución, pues nadie sabe dónde terminaron los fondos.

APRIETOS

El Alcalde justificó el pago adelantado de los impuestos diciendo que el municipio atravesaba una crisis financiera desde 2010, cuando Martinelli anunció el ajuste del salario mínimo para todos los servidores públicos. Un año después, Chavarría envió una carta a Martinelli solicitándole un subsidio para asumir el costo de la planilla, por 785 mil dólares, correspondiente al período 2011-2013.

Martinelli, según el Alcalde, dijo que le solucionaría el problema siempre y cuando se pasara a las filas de Cambio Democrático (CD), a lo que el funcionario no accedió.

Y según el Alcalde, Martinelli le pasó factura por su negativa. En 2012, la Dirección de Fiscalización de la Contraloría divulgó un informe en el que señala que ese año el Gobierno desembolsó 8 millones de dólares para subsidiar 59 municipios.

El único que aparecía sin partidas era, precisamente, el de Portobelo. Al año siguiente, 2013, esta alcaldía ni siquiera fue incluida en el informe de los subsidios municipales.

Martinelli, a través de su vocero, Luis Eduardo Camacho, negó haber presionado al Alcalde porque para entonces el Molirena era un aliado. “Martinelli no obligó a nadie [a inscribirse a CD]. Los que lo hicieron fue por voluntad propia”, afirmó Camacho.

AUXILIO DIPLOMÁTICO

En su afán por recuperar su inversión, Salvador Trigueros pidió ayuda en mayo pasado a Jesús Silva, embajador de España en Panamá.

Trigueros le dijo que “se trata de actos muy corruptos de importantes funcionarios del gobierno de Martinelli”, que no identificó.

Incorporó, además, una carta que un “tramitador” dirigió a Mitzila de Fontalvo –en ese momento representante de la empresa– en la que se pide el pago “a lo bajo bajo” de 3 mil dólares para agilizar los permisos en la Autoridad Nacional del Ambiente y en el Ministerio de Comercio e Industrias ( ver facsímil).

De Fontalvo validó ayer la carta y destacó que el dinero no se pagó al “tramitador”, quien posiblemente tenía contactos en el Gobierno.

Trigueros dijo que los contratos, después de ser firmados por él, se promulgaron en Gaceta Oficial, lo cual, a su juicio, tiene validez jurídica.

“Puede imaginarse –dice en su carta al Embajador– el problema que esto conlleva, pues a mi empresa y mi persona le han traído consecuencias graves”, sostuvo.

Trigueros también le hizo saber a Silva que ha recibido amenazas que no detalló, y que intentó hacer todas las diligencias posibles con los funcionarios, incluso, que el propio alcalde intentó hablar –sin éxito– con Frank De Lima, hoy exministro de Economía y Finanzas (MEF).

Consultado De Lima por La Prensa, negó categóricamente que le hayan solicitado cita para hablar de este tema y dijo que ni siquiera conoce al alcalde de Portobelo.

Trigueros reveló que el año pasado se reunió en el Municipio de Portobelo con un funcionario de la Dirección de Fiscalización de Contraloría –José Pinzón–, quien propuso hacer cambios a los contratos publicados en la Gaceta Oficial. “Los cambios consistían en anular todo el tema de las partidas, pero no los tramité”, dijo.

La respuesta de la Embajada española llegó el 4 de junio de 2014, a través de un correo electrónico del secretario Bernardo Hernández, con malas noticias para Trigueros.

“Estamos obligados a hacer una notificación a todas las empresas españolas en Panamá y las que quieren venir de la falta de seguridad jurídica que está aconteciendo en Panamá”, advertía la Embajada, al tiempo que solicitó al empresario un resumen de todo lo acontecido.

Pero Trigueros tiene más que un resumen. Posee grabaciones de voz, correos electrónicos y contratos privados que evidencian –asegura– la extorsión para que cediera acciones de sus empresas y evidencias de hechos que ameritarían una investigación.

Pero en algo coinciden todos: y es que no solo Portobelo se queja de no haber recibido las obras prometidas por el gobierno de Martinelli, sino el resto de los distritos afectados por los torrenciales aguaceros de 2010 y 2012, a pesar de que se dispusieron unos 500 millones de dólares para ayudar a las comunidades perjudicadas.

La pregunta que nadie ha respondido hasta ahora es, si no existen las obras prometidas, ¿dónde quedaron esos 500 millones de dólares?

El MEF y el Ministerio Público investigan

El MEF, bajo la gestión de Dulcidio de la Guardia, inició hace dos semanas una investigación por este escándalo.

Por lo pronto, han ratificado la versión de la Contraloría, de que los números de las partidas asignadas a estos proyectos no corresponden a la nomenclatura que se utiliza en esa institución. Paralelamente, el empresario Salvador Trigueros, por intermedio del abogado Julio Berríos, presentó en el Ministerio Público una querella contra el alcalde de Portobelo, Carlos Chavarría y Alexis Portocarrero, tesorero municipal, por emitir cheques sin fondos. Ambos funcionarios firmaron los 16 cheques que se giraron en enero pasado por la suma de más de 2 millones de dólares de una cuenta abierta en el Banco Nacional de Panamá. El Alcalde deploró la acción del empresario y no descartó contrademandarlo por la supuesta comisión del delito de estafa, arguyendo que la compañía no realizó una sola obra. “Lo estamos ayudando para que el Gobierno le pague su plata y él nos demanda. Él incumplió con el Municipio y no tengo la culpa de que haya regalado su plata pagando coimas”, se defendió. A pesar de las evidentes diferencias entre el Alcalde y el empresario, ambos fueron atendidos recientemente por el presidente de la Asamblea Nacional, Adolfo Valderrama, quien prefirió no hablar del caso. El empresario también dijo que se reunió con el ministro de la Presidencia, Álvaro Alemán, a quien le expuso el problema, pero está a la espera de una respuesta del gobierno de Juan Carlos Varela.

SANTIAGO CUMBRERA

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código