SISTEMA DE SALUD

Encrucijada por las medicinas

La falta de fármacos en las instalaciones dela CSS es una de las constantes quejas de los asegurados.

Temas:

Los asegurados deben acudir a las farmacias privadas para adquirir los medicamentos que no hay en la CSS, pero que requieren para no desmejorar su condición de salud. Los asegurados deben acudir a las farmacias privadas para adquirir los medicamentos que no hay en la CSS, pero que requieren para no desmejorar su condición de salud.
Los asegurados deben acudir a las farmacias privadas para adquirir los medicamentos que no hay en la CSS, pero que requieren para no desmejorar su condición de salud. Roberto Cisneros

Los pacientes en Panamá sobreviven entre la falta de medicamentos en la Caja de Seguro Social (CSS) y los altos costos que tienen que pagar en las farmacias privadas para adquirirlos.

Por ejemplo, hay pacientes con osteoporosis –una enfermedad sistémica que se caracteriza por una disminución de la masa ósea– que deben comprar una pastilla llamada Bonviva, cuyo valor en el mercado privado es de $63.95

Se trata de una sola tableta que deben tomarse todos los meses; es decir, que anualmente gastan, por lo menos, $767.40 por este medicamento.

Este es el caso de Lastenia Rodríguez, de 69 años, quien contó a este diario que el fármaco le fue recetado por uno de sus médicos en enero de 2016, debido a que los resultados de una densitometría ósea revelaron que tenía desgaste en sus huesos, especialmente en la columna.

Pero Rodríguez no solo tiene que comprar mensualmente el medicamento para la osteoporosis. También debe adquirir Carvedilol de 6.5 miligramos para la presión, que le cuesta $16.68 la caja.

Precisó que esta medicina para la presión se la recetó su médico cardiovascular, aunque nunca ha podido obtener ese medicamento en las farmacias de la CSS, porque no hay.

Otra medicina que ha tenido que comprar por meses Rodríguez son las gotas Dorzolamida para el glaucoma.

Además, cada cierto tiempo debe adquirir un frasco de 120 pastillas de Dolo-Neurobion, que tiene un costo en las farmacias de $72.07.

La situación que llevó a Rodríguez a plantear su caso es que hace una semana fue a comprar un remedio natural llamado Taurine, cuyo valor era hace apenas unos meses de $7.25 por frasco de 90 pastillas, y la semana pasada subió a $14.30.

PROBLEMA CRÓNICO

La situación que enfrenta Rodríguez no es un caso único, y así lo afirma Orlando Quintero, presidente de la Federación de Pacientes con Enfermedades Crónicas y Degenerativas.

De acuerdo con Quintero, lo mismo le ocurre a las personas que viven con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), quienes deben asumir altos costos de los fármacos requeridos para su tratamiento cuando estos escasean en la CSS.

Citó, por ejemplo, que los tratamientos que impiden que el VIH se propague en el cuerpo tienen un valor de, al menos, $73 en el caso de la Atripla, de $75 la Tenofovir, $84 el Truvada y $499 para los que consumen Kaletra.

Quintero agregó que este es un problema frecuente durante las diferentes administraciones de Gobierno, pero que se ha agravado desde que se inició esta gestión, lo que ha desmejorado la calidad de vida de los asegurados.

Desde su punto de vista, “el sistema burocrático, leyes obsoletas y la colocación de personal incompetente en algunos cargos clave para el proceso de adquisición de los fármacos” son la esencia del problema.

Por su parte, Alexander Pineda, presidente de la Asociación Nacional de Pacientes con Insuficiencia Renal Crónica y Familiar, planteó que a toda esta situación hay que sumarle la descoordinación entre las entidades que son parte de este proceso de compra y que han generado el estancamiento que se tiene actualmente.

A juicio de Pineda, no existe la adecuada comunicación entre los funcionarios de la CSS y del Ministerio de Salud (Minsa), además de la “insensibilización” por parte de las autoridades de la Contraloría General de la República, que no agilizan la aprobación de los diversos contratos de medicamentos que llegan a esa institución.

CSS RESPONDE

No obstante, el subdirector encargado de la CSS, Sergio Alemán, dijo no estar de acuerdo con la posición de los pacientes en cuanto a que la crisis por la falta de medicinas que se evidenció desde febrero del año pasado no ha sido superada.

Alemán afirmó que “sí hay mejoras” en el tema y así lo evidencia el último informe proporcionado por el Departamento Nacional de Farmacias de la entidad, según el cual actualmente existe un abastecimiento de fármacos en los recetarios de las farmacias del 91%.

Encrucijada por las medicinas Expandir Imagen
Encrucijada por las medicinas

Asimismo, anunció que trabajan en varios planes que permitan el despacho oportuno de los fármacos que requiere la población.

Explicó que realizan mediciones semanales, a fin de gestionar el despacho oportuno de los medicamentos en las instalaciones que tienen un menor nivel de abastecimiento, e informó que desde hace dos meses empezaron a realizar mediciones de demanda insatisfecha, con el objetivo de suplir todas las necesidades en el menor tiempo posible.

Otra de las maniobras que adelanta la institución consiste en mantener contacto con las asociaciones de distribuidores de medicamentos para exigir la entrega oportuna de estos y evacuar otros temas administrativos con ellos, dijo.

De igual manera, comunicó que recientemente presentaron ante la junta directiva de la CSS la licitación de precio único 01-2017, por 420 renglones de medicamentos, para su correspondiente aprobación.

“Hemos mejorado el nivel de abastecimiento de la Caja de Seguro Social y reducido la insatisfacción de los pacientes”, aseguró, y añadió que, aunque aún falta camino por recorrer, la CSS está haciendo lo posible por cumplir dentro de la norma vigente.

CAMBIOS Y DEBATES

Desde octubre pasado, la Comisión de Alto Nivel (CAN) para mejorar el sistema público de salud, integrada por 17 organizaciones gubernamentales, profesionales, gremiales y de los pacientes, solicitó la creación de una fuerza conjunta para resolver el desabastecimiento y, además, desde el Ejecutivo se propuso hacer cambios a Ley 1 del 10 de enero de 2001, que regula los medicamentos y otros productos.

Marta Escobar, presidenta de la comisión, precisó que el objetivo de las dos iniciativas mencionadas es que se centralice el proceso de adquisición de medicamentos y se actualice todo el engranaje de los procesos para estas compras.

Acotó que la fuerza de tarea conjunta, integrada por miembros de la CSS, Minsa y la CAN, fue creada y desde ella se trabaja para establecer una organización que estaría bajo el paraguas del Minsa, con el objeto de que se encargue de articular toda la planificación de la adquisición de los medicamentos, se hagan negociaciones de precios conjuntos y el país aproveche las oportunidades que ofrece el mercado.

“Estamos trabajando en las mejoras y eso es lo importante”, planteó Escobar, aunque aclaró que todavía se desconoce cuánto tiempo más tomará concluir esa organización.

En tanto, Jenny Vergara, directora nacional de Farmacia y Drogas del Minsa, señala que desde hace un par de meses se iniciaron las consultas con los diferentes actores para hacer los cambios a la Ley 1 y que esperan concluir pronto.

La idea, indicó Vergara, es llevar una herramienta consensuada que permita un sistema regulatorio fortalecido para que este sea llevado al despacho superior del Minsa, presentado ante el Consejo de Gabinete y, posteriormente, a la Asamblea Nacional.

Adelantó que a partir de mañana, lunes, se iniciará una sesión permanente para la elaboración de este documento, con el fin de que sea llevado a la Asamblea antes de que culmine este período legislativo, que vence el próximo 30 de abril.

RECLAMAN EFICIENCIA

Por su parte, Lucas Verzbolovskis, presidente de la Asociación de Representantes y Distribuidores de Productos Farmacéuticos (Aredis), aportó que los atrasos en los procesos superan actualmente los 30 meses, lo que a su juicio es “inexplicable y complica con creces el problema”.

Desde su punto de vista, la creación de una nueva organización que concentre la compra de medicamentos “no es necesaria”, pues crearía una nueva burocracia para hacer los pedidos.

Verzbolovskis apeló a que se mantengan las compras a través de las licitaciones de precio único, ya que, aseguró, son un proceso “extremadamente sencillo y de gran ventaja para los pacientes, centros de atención, los presupuestos y la logística. Para todos”.

No obstante, añadió que para lograr efectividad se debe tener un sistema informático fiable, con información fidedigna y que la gente que lo administra sepa utilizarlo, además de que debe haber una efectiva comprensión de todas las partes del trabajo que se hace.

“Nuestro interés va directamente de lado del interés de los pacientes. Nos interesa que los pacientes reciban sus tratamientos en forma fluida a través de la CSS o del Minsa; estamos en capacidad de hacerlo, pero del otro lado debe haber una máquina administrativa que funcione bien”, expresó.

El empresario solicitó a las autoridades del Minsa que lo inviten a participar de las consultas que adelanta el Minsa para transformar la Ley 1, toda vez que los agremiados a la Aredis suministran entre el 70% y 80% de los medicamentos que adquiere el país.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código