investigaciones en panamá

Entrega de delaciones, en espera

La legislación panameña no incluye la figura de la inmunidad total en las delaciones premiadas. Este es un obstáculo para recibir ayuda de Brasil.

Temas:

La develación de las investigaciones en Brasil, en especial, las delaciones de los ejecutivos de Odebrecht, son esperadas esta semana. Pero, por ahora, no es seguro su entrega ante la falta de acuerdos con Panamá. La develación de las investigaciones en Brasil, en especial, las delaciones de los ejecutivos de Odebrecht, son esperadas esta semana. Pero, por ahora, no es seguro su entrega ante la falta de acuerdos con Panamá.

La develación de las investigaciones en Brasil, en especial, las delaciones de los ejecutivos de Odebrecht, son esperadas esta semana. Pero, por ahora, no es seguro su entrega ante la falta de acuerdos con Panamá. Foto por: Archivo

André Rabello figura entre los delatores, después de estar en Panamá unos 10 años. André Rabello figura entre los delatores, después de estar en Panamá unos 10 años.

André Rabello figura entre los delatores, después de estar en Panamá unos 10 años. Foto por: Archivo

Marcelo Odebrecht, expresidente de la empresa, es otro de los más importantes delatores. Marcelo Odebrecht, expresidente de la empresa, es otro de los más importantes delatores.

Marcelo Odebrecht, expresidente de la empresa, es otro de los más importantes delatores. Foto por: Archivo

La fatídica fecha del 1 de junio, cuando las autoridades de Brasil se habían comprometido en revelar el contenido de las delaciones premiadas de unos 80 ejecutivos que laboran o laboraban para Constructora Odebrecht y sus empresas filiales, así como de colaboradores que ayudaron a ocultar dinero sucio que durante años pagó la compañía brasileña a funcionarios de diversos países de América Latina, podría ser pospuesta.

Indudablemente, la noticia será un respiro para todos aquellos que compartieron el dinero que Odebrecht envió a sus secretas cuentas bancarias, producto del pago de coimas a cambio de obras de infraestructura.

Pero, para muchos otros que esperan que salgan a la luz pública las ilegales negociaciones que Odebrecht entabló con distintos gobiernos a fin de quedarse con las obras de infraestructura estatales en Panamá, será una gran decepción.

Países como Argentina, Perú, República Dominicana, Ecuador, Colombia, El Salvador, Guatemala y Panamá figuran entre los que esperan desenmarañar esta compleja red de corrupción.

Pero en algunos países de esta lista, la espera se podría prolongar irremediablemente y por tiempo indefinido.

Un requisito para que las autoridades brasileñas entreguen información –incluidas las delaciones premiadas– es que cada país que reciba su ayuda respete los acuerdos judiciales a los que han llegado con Odebrecht –en un proceso conocido como leniencia (equivalente a una delación premiada, pero de una persona jurídica– y la delación de sus ejecutivos.

No todos los países enfrentan este dilema. Perú, por ejemplo, está muy adelantado, reveló IDL Reporteros, que la semana pasada informó que tres fiscales de ese país firmaron en mayo pasado el Acta de Cooperación Internacional, en el que se comprometieron a “no procesar civil o penalmente al colaborador de cualquiera de las empresas del Grupo Odebrecht o Braskem o a cualquier otro de los colaboradores propuestos o adherentes del Acuerdo de Leniencia firmado con el Ministerio Público Federal de Brasil…”.

La Prensa también informó que la develación de información que tienen en su poder las autoridades brasileñas podría atrasarse en varios países.

En otras palabras, ni la empresa ni sus ejecutivos procesados en Brasil deben ser juzgados en los países destinatarios de la información que posee Brasil si antes no se firman acuerdos para evitar su juzgamiento.

EL CASO DE PANAMÁ

Pero eso no será cosa sencilla. Panamá está entre los países que no cuentan con la figura de la inmunidad completa a cambio de cooperación. Lo más cercano es la reciente ley que crea el equivalente a la delación premiada, pero sin contemplar la inmunidad total a cambio de colaboración relevante.

En alguna de las más de 10 investigaciones que adelanta el Ministerio Público en Panamá sobre Odebrecht, están acusados ejecutivos de esa empresa y sus operadores financieros –encargados de lavar o mover el dinero sucio– con cargos formulados por presuntos delitos cometidos en Panamá.

Pese a lo adelantadas que puedan estar las pesquisas de las autoridades locales, las delaciones pueden ahorrar meses de trabajo y los testimonios tienen valor jurídico que pueden ser utilizados en Panamá.

La procuradora general de la Nación, Kenia Porcell, fue abordada por La Prensa sobre este tema. La funcionaria recalcó que en el caso de la compañía, “hay una conclusión básica, por parte de los tres países que lideraron las investigaciones [Brasil, Suiza y Estados Unidos]. Esta es la supervivencia de la empresa. Esta debe mantener sus operaciones para de esta forma poderle hacer frente al pago de las multas que les sean impuestas. Siendo así, todos los acuerdos con los otros países incluyen que la empresa tiene que mantener su vigencia”.

Como se sabe, Odebrecht ha confesado el pago de coimas en países del continente, incluido Panamá, donde la coima pagada, al menos, fue de 59 millones de dólares.

ACERCAMIENTOS

Pero las multas que debe pagar a los tres principales países involucrados en las investigaciones asciende a 2 mil 600 millones de dólares.

Por otro lado, está el caso de los cerca de 80 ejecutivos que se acogieron al programa de delación premiada. De ellos, reveló Porcell, “entre 7 y 10 son los delatores que revelaron hechos o testimonios que son muy importantes, a criterio nuestro, para resolver pronto las investigaciones en Panamá”.

Con todo, añadió Porcell, “lo que buscamos es que en un corto plazo este acuerdo se pueda celebrar. La voluntad de ambas partes existe, y digo que existe por parte de Odebrecht, ya que, como parte de los acuerdos madre, existe la premisa de que esta empresa pida perdón y manifieste su deseo de colaboración y de suministrar información a todos los países”.

Porcell indicó que en Panamá Odebrecht ya ha tenido acercamientos con el Ministerio Público: “Han manifestado su interés de llegar a un acuerdo. Sin embargo, lo que se haga nunca podrá ser en violación de la ley panameña y deberá cumplir lo que nos manda la Constitución en lo que respecta a la persecución del delito”.

Este acercamiento incluyó una propuesta de entregar al Estado 10 millones de dólares y el resto del dinero –que es un monto no definido aún– entregarlo a plazos.

ACUERDOS

Llegar a acuerdos que satisfagan a las partes podría tomar un tiempo o, incluso, no llegar a ninguno. En el caso de los ejecutivos delatores, como André Rabello –único superintendente que ha tenido Odebrecht en Panamá desde que la empresa se instaló en el país, hace cerca de 10 años-, tendrían que gozar de completa inmunidad ante la justicia panameña.

Así pues, la posibilidad de no llegar a acuerdos satisfactorios para las partes podría provocar que Brasil no entregue su delación. Y, después de casi 10 años de ser el “hombre fuerte” de Odebrecht en Panamá, y de edificar obras en tres gobiernos (Martín Torrijos, Ricardo Martinelli y Juan Carlos Varela), lo que tiene que decir él –y los otros ejecutivos– no es poco. De hecho, es clave.

Pero Porcell se siente optimista. “Si no hemos llegado a un acuerdo con Odebrecht –subrayó– no significa que no lo vayamos a hacer porque, de hecho, este sería el camino más rápido. Pero esto no significa que no estamos en capacidad, tal como las fiscalías lo están demostrando, de ubicar a los autores y partícipes y actuar con la fortaleza con la que se está actuando en las investigaciones que se llevan en Panamá”.

NEGOCIACIONES

¿A qué acuerdos podrían llegar Panamá y Brasil que harían suponer la entrega de la delaciones de los ejecutivos brasileños? Porcell revela que el Ministerio Público adelanta gestiones para alcanzar pactos en las dos direcciones: Odebrecht y sus ejecutivos.

“Estamos gestionando ambos, la negociación con la persona jurídica lleva necesariamente el planteamiento de la empresa de asumir las responsabilidades correspondientes a las acciones cometidas en los distintos países, tal como se refleja en la Declaración de Brasilia, de este año. Esto incluye el pago de la sanción pecuniaria, que, de conforme con nuestra regulación, corresponde a una multa”, subrayó Porcell.

Las otras gestiones van encaminadas a obtener las confesiones de las personas naturales. En este caso, indicó: “el Ministerio Público no solo les acredita la presunta vinculación con un hecho delictivo, sino que se les formulan los cargos, y para una persona natural lo que corresponde es que, una vez se establece una condena, la pena es de prisión e incluye el resarcimiento en la esfera civil. Sin duda, la figura del acuerdo de pena o de colaboración eficaz es una de las mejores herramientas procesales con las que contamos”.

COOPERACIÓN

El 1 de junio está por llegar y aún no tenemos acuerdo con Odebrecht. ¿De qué manera afecta esto los resultados de los procesos llevados en Panamá?

“Creo que esto nos da una oportunidad, de acuerdo con la Declaración de Brasilia. El 1 de junio se levanta la reserva de las declaraciones o colaboraciones que hay en este país. Eso, lo que va a permitir es que las solicitudes de asistencias judiciales que tenemos algunos [países] desde enero de este año se reactiven. Hay un compromiso de colaborarnos internacionalmente para aclarar las investigaciones en cada país”.

“Estas declaraciones no han sido recibidas todavía, por razones obvias. Sin embargo, en Panamá todas las semanas hay movimiento en estos casos, y de eso estamos seguros, que cuando tengamos las declaraciones, y las respuestas a nuestras asistencias, lo que vamos es a confirmar todas las teorías del delito que ya tiene la fiscalía en sus investigaciones”.

Aquí cobra relevancia la figura del acuerdo con Odebrecht, porque la información que nosotros manejamos en alguna medida podría comprometer a la empresa, por eso es importante concluir este proceso”.

INVESTIGACIÓN

Al margen de la cooperación que pueda o no brindar Brasil, en la Declaración de Brasilia –de febrero de 2017–“quedó claro que en todos los países se deben llevar a cabo sus investigaciones”, aunque los ministerios públicos de los diferentes países pueden intercambiarse la información correspondiente, declaró la funcionaria.

Precisó que en Panamá se adelantan investigaciones desde 2015, “que ya están avanzadas y tienen resultados. Muchos cuestionan porque piensan que el Ministerio Público no tiene nada. Aquí hemos manejado múltiples asistencias judiciales internacionales, se ha aprehendido dinero, hay gente procesada, solicitudes de alertas rojas. Todas estas investigaciones van muy bien encaminadas”, aseguró.

En efecto, Porcell destacó el hecho de que la Procuraduría está“investigando personas naturales y personas jurídicas, miembros de firmas de abogados, empleados de bancos, a funcionarios de alta jerarquía de otras administraciones, particulares, miembros de la Constructora Odebrecht y ciudadanos brasileños. Tenemos una lista de procesados que cada día va en aumento. De hecho, ya tenemos 29 personas procesadas en estas investigaciones”.

OBSTÁCULOS

Pero lo de Brasil no es el único escollo en las investigaciones. En Panamá provienen del Órgano Judicial. Porcell reveló que cuando “dan los primeros llamados a exfuncionarios y particulares que tuvieron relación con uno de los casos de Odebrecht, lo que se hizo fue presentar acciones de habeas corpus contra providencias de indagatoria, a sabiendas de que estas acciones solo caben cuando hay medidas privativas de libertad presuntamente ilegales. Estos recursos fueron presentados en la Corte desde enero de 2017, y a esta fecha no se han resuelto. En tanto esto no suceda, no podremos avanzar”.

El Ministerio Público también debe esperar a que se resuelva un amparo de garantías constitucionales que ha impedido a una fiscalía seguir verificando información sobre temas sensitivos en uno de los casos que se investigan sobre Odebrecht, añadió.

“Siempre esperamos que las autoridades jurisdiccionales resuelvan prontamente estos recursos, para que el Ministerio Público pueda cumplir con sus investigaciones”, destacó Porcell.

Añadió que esta es “una etapa crucial, en el tema de la administración de justicia. En derecho, el Ministerio Público tiene que jugar su rol, pero el Órgano Judicial también”, sentenció.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

21 Jul 2019

Primer premio

0 7 6 8

ACCB

Serie: 10 Folio: 13

2o premio

6752

3er premio

8565

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código