En el bus. donaciones sin control

Estafas sobre ruedas

Sin norma que lo prohíba o lo regule, algunos piden dinero a los pasajeros del transporte público a nombre de fundaciones a las que nunca llegan esos fondos.

Un hombre aborda el bus, permanece en la parte delantera, junto al chofer, declama las necesidades de una fundación a la que dice representar, y procede a recolectar dinero entre los pasajeros. La escena se repite cada día en el transporte público.

Representantes de organizaciones no gubernamentales dicen que esta práctica es una farsa.

Donación que no llega

Alfredo Antonio Rosas ha dirigido durante 18 años el comedor infantil Divino Niño, de San Joaquín, donde 300 niños, adolescentes y adultos mayores reciben almuerzo diario. Él niega que esta ong haga colectas en buses. “Nosotros no tenemos a ninguna persona pidiendo nada en la calle”. Rosas, de 78 años, cuenta que “antes de que el representante de Pedregal (Javier Henríquez) muriera (en 2008), quitamos eso (las colectas). Hay gente que me ha dicho (que encuentra a los falsos recolectores), pero como yo no puedo subir a los buses, no los he podido agarrar... ya hemos hablado con el corregidor y la policía, pero hasta el momento no se ha podido detectar a esas personas”. Comenta que en 2005, un hombre fue a prisión por este tipo de estafa.

El director de la fundación Remar, Guillermo López, asegura que ha cambiado la estrategia de recaudación de fondos de esta ong dedicada a la rehabilitación de personas con problemas de adicción, abandono y maltrato, debido a los impostores que piden dinero en nombre de ellos. “Nosotros tomamos la decisión de dejar de pedir dinero desde hace cinco años. La mayoría (de los recolectores en los buses) son personas que están falsificando. Una vez al año vendemos calendarios. Los martes y sábados vendemos en las barriadas cera para piso, desinfectantes, cloro. Vamos en un carro identificado con el logotipo de la fundación”.

López sugiere al público que desee contribuir con ellos, que lo haga en las alcancías colocadas en 100 bancos de la ciudad o en las oficinas de Remar donde se les entrega un recibo por su donación. Advierte de que si en alguna ocasión Remar solicita dinero, la persona que lo hace debe contar con un carné en buenas condiciones, que no sea fotocopia, con el sello de Remar y la firma del director.

Sobre las medidas que han tomado contra estos impostores, comenta con desánimo, “a nosotros nos tocaría abordar a las personas, pero se formaría una confrontación, así que decidimos llamar a las autoridades. Algunas van y otras no”.

Por su parte, Edgardo Brid confiesa que él es el único miembro del centro de orientación y albergue para adultos mayores La Casa del Alfarero, que recolecta dinero en los buses y vende cd a 1 dólar o 50 centavos con recetas bocatoreñas documentadas por su esposa Melva Marriot de Brid, actual presidenta de esta agrupación, que atiende a adultos mayores. Brid hace dicha colecta cuatro veces al mes para comprar enseres domésticos.

Dice que ha logrado detectar a exbeneficiarios de la agrupación recogiendo dinero que no entregan al centro. “Hay personas que se han quedado con el carné (de la anterior administración), y recogen dinero diciendo que en La Casa del Alfarero hay personas con sida y tuberculosis, cosa que es mentira”.

Colectas sin regulación

A nivel de las autoridades de transporte y seguridad no existe una normativa sobre estas colectas. La sargento Mary de la Espada, de la Policía Nacional, expresa que además no hay registro de denuncias.

Para el usuario del transporte público Fernando Mitre, “siempre queda la duda de que el dinero llegue al lugar que están anunciando. Unos recogen el dinero en envases identificados, pero otros se lo echan al bolsillo”.

Dilsa Villarreal, subgerente de Desarrollo Social de la Alcaldía de Panamá, recomienda observar “bien que estas personas posean un carné, y se cercioren de que la fundación exista”.

Michael Caballero, de Mi Bus, destaca que hay “una disposición general que prohíbe cualquier actividad que incomode a los pasajeros” y recalca que la responsabilidad del operador es conducir, no atender esta situación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código