abogan por más conciencia crítica en los jóvenes

Falta sentido de ciudadanía

La Ley 42 de 2002 obliga a enseñar geografía, historia y cívica. Con la transformación curricular se han disminuido las clases.

Que los valores patrióticos y el sentido de nacionalidad están perdiendo fuerza en la sociedad, parece ser la percepción generalizada.

Para algunos la escuela no está cumpliendo con su deber, mientras que otros sostienen que la apertura tecnológica trajo beneficios, pero también puede influir negativamente en los jóvenes.

Al respecto, el sociólogo Marco Gandásegui recuerda que una generación enseña a la siguiente, aunque advirtió que en los últimos 20 años los jóvenes están siendo reprimidos sistemáticamente, tanto por el sistema educativo, como por la comunidad.

Las transformaciones educativas, señala Gandásegui, llevan a la eliminación de materias que contribuyen a la formación de los valores como ciudadanos de un país, mientras que en las comunidades no se promueve la organización ciudadana.

No obstante, en Panamá hay normas como la Ley No. 42 del 5 de agosto de 2002, que promueve, de manera obligatoria, la enseñanza de la historia y la geografía de Panamá, además de la cívica. Esta legislación señala los propósitos específicos por los cuales se obliga a enseñar estas asignaturas en colegios y universidades.

El artículo 3 de la norma dice que “la enseñanza de la historia de Panamá, de la geografía de Panamá y de la cívica, deberá ser impartida de manera intensiva, individualizada y autónoma, para garantizar su papel primario en la formación integral del educando y en la maduración de la conciencia e identidad nacional”.

La ley en su artículo 4 manda a que estas asignaturas se impartan en el primero y segundo nivel de enseñanza, por separado, a partir del séptimo grado, antes primer año de formación secundaria.

Basado en este mandato, al menos 237 mil 220 estudiantes de niveles premedio y medio deben recibir formación educativa en las materias antes mencionadas.

Sobre este particular, el Ministerio de Educación, (Meduca) mostró documentos como los planes de estudios, en su fase experimental, de bachilleratos en las áreas humanística, científica y tecnológica. Los informes contienen el número total de horas en que se imparten las asignaturas, las cuales difieren de los planes tradicionales.

Al analizar, por ejemplo, los planes de estudio vigentes en el bachillerato de letras (plan antiguo y el de transformación curricular que data de 2010) se puede constatar que las materias de geografía física y geografía de Panamá, dadas en la media, se han reducido a una hora menos, cada una. Lo mismo pasa con la clase de cívica (ver cuadro).

En las materias de historia –moderna y postmoderna, de Panamá y de las relaciones de Estados Unidos y Panamá– se da igual cantidad de horas.

RETOS POR CUMPLIR

Lenore García, directora de Educación y Cultura de la Organización de Estados Americanos (OEA), dijo que, en general, todo el continente americano tiene muchos avances en educación, pero todavía hay muchos retos que cumplir en el papel de formar en ciudadanía.

Al hablar de los avances tecnológicos y del impacto que esto puede tener en los jóvenes, agregó que ambas partes son importantes, porque una educación de calidad se enfoca desde la parte humanística, pero también desde la tecnológica.

Doris Rosas de Mata, exministra de Educación y actual educadora en la Universidad de Panamá, explicó que cuando abandonó el cargo, en el año 2004, dejó aprobada la Ley 42 del 5 de agosto de 2002.

La idea de enseñar estas asignaturas en las distintas etapas de la educación básica buscaba la formación de individuos pensantes, jóvenes con criterio propio, bien formados con respecto a la época en que viven y conscientes de los vaivenes de un mundo cambiante, dijo.

Es una situación que le preocupa, porque el espíritu de la Ley 42 era precisamente que asignaturas como geografía, cívica e historia se convirtieran en el punto de partida para conocer el mundo que los rodea, y las repercusiones que cada acontecimiento tiene sobre su entorno.

Sin embargo, Rosas de Mata destacó la falta de conciencia crítica que observa en los estudiantes de primer año de la Universidad de Panamá, a quienes les imparte clases.

Luis Carrera, profesor de historia y geografía con 28 años de experiencia, dijo que no se debe generalizar, porque las experiencias de cada docente son distintas.

Carrera señala que, en la actualidad, los jóvenes tienen más oportunidades para aprender, sobre todo por los cambios que se están dando en los programas educativos.

Dijo que ahora el docente tiene la oportunidad de entrar en otros campos del conocimiento que antes no se tomaban en cuenta, como la herencia negra que, a pesar de la diversidad cultural del país, no se estudiaba.

Por su lado, Hildaura Vega, con 17 años de experiencia en la enseñanza de asignaturas como geografía, cívica e historia, dice que inculcar en los más chicos de un país sentimientos de conciencia e identidad nacional, no es un asunto solo del sistema educativo, sino de la sociedad en general.

La profesora Vega señala que en las escuelas los educadores enseñan a los muchachos estos valores, pero el entorno no los reafirma, por las distracciones a las que están sometidos. Debe ser un interés de todos, expresó.

RELAJAMIENTO

El secretario general de la Universidad de Panamá, Miguel Ángel Candanedo, dice que efectivamente existe la percepción de que en la formación de los jóvenes se está debilitando el sentido de nacionalidad.

Es un comportamiento que atribuye a que otras actividades están reemplazando las que reforzaban estos valores a través de la conmemoración de fechas significativas y la vida cívica.

Candanedo dice que la escuela juega un papel importante en la formación de estos valores cívicos y morales, pero ahora hay criterios que alejan los programas educativos de estos ideales, ya que en la actualidad lo que se pregunta es para qué sirve el aprendizaje.

El catedrático dijo que esto conlleva al debilitamiento del sentido de nacionalidad, de valores como la solidaridad, la defensa de los derechos humanos, y hasta la democracia.

En este sentido, el exministro de Educación Juan Bosco Bernal indicó que la formación de ciudadanos íntegros es una larga aspiración de los sistemas educativos nacionales e internacionales.

Cree que para lograrlo hay que hacer cambios profundos en el sistema curricular y pedagógico, porque en algunos momentos se puso un mayor esfuerzo en la formación teórica y profesional, que en los valores.

El educador sostiene que la formación de una mentalidad crítica, analítica, reflexiva, debe ser un interés permanente para la formación de una nueva ciudadanía, algo que se logra en la escuela , pero se refuerza en los hogares.

Por su lado, el sociólogo Marco Gandásegui sostiene que las reformas económicas de los últimos 20 años tampoco ayudan a que los jóvenes crean en la participación ciudadana, sino que abundan las grupos que promueven las actividades delictivas, mientras que los centros de diversión, más que esparcimiento buscan el lucro.

Acciones que de acuerdo con el sociólogo contribuyen a que la educación, la cultura y el deporte se debiliten.

A pesar del lúgubre panorama, Gandásegui es optimista al opinar que los jóvenes no perdieron su sentido de nacionalidad, sino que, a través de los años, los gobiernos de turno y la sociedad en general se lo secuestraron, “ pero más temprano que tarde van a reaccionar para defenderlo”.

PROTAGONISTAS

Aunque lo considera incorrecto, Samuel Villarreal, estudiante de 16 años del colegio Tomás Guardia del distrito de La Chorrera, está consciente de que la percepción general es que los jóvenes no desarrollan el sentido de nacionalidad, que otrora enmarcó la vida de quienes fueron sus predecesores. Dice que así como hay muchachos que no desarrollan estos conceptos, otros estarían dispuestos a defenderlos.

Indira Solís, estudiante del Centro de Educación Básica El Zapallal, provincia de Darién, dijo que aunque tiene solo 15 años se preocupa por los problemas que afectan a su comunidad, y siempre busca los espacios para hacer escuchar su voz.

Zhanzhy Small, de 16 años y estudiante del colegio chino panameño Sun Yat Sen, indicó que su papá le enseñó que para reclamar derechos hay que cumplir deberes.

LÍDERES

Lucy Molinar, ministra de Educación, dijo que dentro del currículo hay una parte de esta formación, pero para reforzarla están creando espacios para que los estudiantes aprendan a debatir sus ideas.

También trabajan en el programa “Líderes dejando huellas”, para que los estudiantes no entiendan la formación democrática como una definición de diccionario, “sino que la discutan, y la puedan profundizar intelectualmente”.

Hay 200 líderes juveniles en todo el país, aseguró Molinar. Cada uno con otros seis jóvenes a su cargo.

La idea es que estos jóvenes se conviertan en líderes, y multipliquen la participación y el conocimiento.

Sobre la disminución de las horas de clases de cívica y geografía dijo que se debe a que ahora se imparten otras materias necesarias, como la informática. Pero el contenido es el mismo, aseguró.

LÍDERES DEJANDO HUELLAS

MOVIMIENTO

Este programa se inició el año pasado con 500 alumnas de colegios oficiales y particulares del país.

objetivo

Lograr que las estudiantes se conviertan en personas dignas de respeto, íntegras, racionales y responsables.

TRABAJO

Las 500 jóvenes se convertirán en agentes multiplicadores para que a través de su ejemplo impacten su entorno escolar, familiar y su comunidad, explicó la ministra de Educación, Lucy Molinar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código