corrupción internacional en la IndIA

Finmeccanica busca arreglo

El conglomerado italiano de armamento busca redimirse con el Gobierno indio tras un escándalo por el pago de coimas.
El próximo mes seguirá el juicio contra Valter Lavítola, acusado de corrupción internacional tras la venta de equipos de Finmeccanica a Panamá. Tomado de internet. El próximo mes seguirá el juicio contra Valter Lavítola, acusado de corrupción internacional tras la venta de equipos de Finmeccanica a Panamá. Tomado de internet.
El próximo mes seguirá el juicio contra Valter Lavítola, acusado de corrupción internacional tras la venta de equipos de Finmeccanica a Panamá. Tomado de internet.

El nuevo administrador delegado de Finmeccanica, Mauro Moretti –en el cargo desde el 15 mayo de 2014– está desesperado por recuperar la confianza del Gobierno de India y volver a hacer negocios con el país tras el escándalo de corrupción internacional.

En un intento de expiar los pecados de corrupción internacional cometidos por la anterior cúpula de Finmeccanica, Moretti ha declarado en el periódico indio Hindustan Times que “sobre la mesa de la negociación está incluida la posibilidad de pagar una multa para resolver el asunto. Esto no significa que somos culpables. Solo queremos superar este impasse y recuperar la confianza del Gobierno”.

El juicio que imputa a Giuseppe Orsi, expresidente de Finmeccanica, y a Bruno Spagnoli, administrador delegado de Agusta Westland (filial de Finmeccanica), acusados de haber pagado coimas de más de 67 millones de dólares a intermediarios y altos funcionarios indios, tendrá sentencia antes de fin de año. Esto ha provocado un verdadero bloqueo en la esfera comercial de la empresa y una notable pérdida de prestigio internacional.

Las represalias de la India han dañado profundamente al coloso de armamento italiano. Hasta ahora, ha suspendido el pago a Agusta Westland Spa de los 753 millones de dólares que costaba el contrato de adquisición de 12 helicópteros, de los cuales ya se habrían entregado tres.

Pero no es todo. Ha metido a Finmeccanica en la “lista negra”, le ha prohibido presentar ofertas para futuras compras. Además, ha enviado a prisión a un abogado involucrado en las compras a Finmeccanica.

En esta empresa también escuece –y mucho– el proceso por corrupción internacional en Panamá que imputa al intermediario entre Italia y Panamá, Valter Lavítola, y al ex director comercial de Finmeccanica Paolo Pozzessere, que continuará el próximo 20 de noviembre en el Tribunal de Roma.

Ese día, la presidenta de la Segunda Sección del Tribunal de Roma, Adele Rando, hará públicas las conversaciones telefónicas interceptadas por el núcleo de la Guardia de Finanzas de Nápoles y que, según el fiscal Paolo Ielo, evidencian el desvío de más de 25 millones de dólares en coimas en los contratos adjudicados por el anterior gobierno de Ricardo Martinelli a la empresa italiana Finmeccanica, valorados en unos 250 millones de dólares.

Desde el pasado 7 de agosto, las relaciones entre Finmeccanica y el nuevo gobierno de Panamá se han deteriorado a causa del contrato de radares con la sociedad del grupo Selex, cuyo valor es de unos 120 millones de dólares. Según el ministro de Seguridad, Rodolfo Aguilera, “Panamá compró un sistema con unas características y el que se está instalando no brinda hasta el momento las prestaciones que se exigen en el contrato”.

En un comunicado de prensa, el Gobierno de Panamá informó de que “en su objetivo de proteger los intereses del Estado panameño, decidió suspender el desarrollo del proyecto de radares que adelanta la empresa Selex, filial de Finmeccanica, debido a “serias deficiencias en el desempeño de los equipos instalados”, en referencia a 7 radares –de 19– recibidos durante la anterior Administración.

El ministro Aguilera afirmó que no se ha hecho “una sola captura” con esos radares, comprados para combatir el narcotráfico.

El Ejecutivo de Juan Carlos Varela contrató a la prestigiosa firma de abogados italiana Hogan Lovells Studio Legale para seguir los casos por corrupción internacional en Panamá, en las adjudicaciones de los contratos a Finmeccanica.

Panamá puede ser querellante

Un informe remitido por la firma Hogan Lovells Studio Legale, contratada para representar al Estado panameño en la recuperación de sobreprecios pagados por la compra de 19 radares a la empresa italiana Finmeccanica, revela que Panamá tiene oportunidad de entrar al proceso como parte civil o querellante.

El ministro de Seguridad, Rodolfo Aguilera Franceschi, aseguró que a dicha firma se han enviado documentos referentes a los contratos y trámites hechos para adquirir los radares. Según Aguilera, los abogados han dado estas opciones a Panamá para lograr condenas, recuperar sobreprecios y resolver la falta de alcance de los radares. A su juicio, lo más importante para el Estado es recuperar los fondos gastados en sobreprecios.

Juan Manuel Díaz C.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código