POLÉMICA. TRADUCCIONES CUESTIONABLES EN LUGARES DE GUNA YALA.

Foráneo: ¡Llámeme Iggodub!

Autoridades del pueblo guna luchan por la reivindicación de los nombres de los sitios en su propia lengua y con su correcta pronunciación.

Temas:

A muchas de las islas turísticas en Panamá se les ha etiquetado para fines comerciales con ‘nombres alterados en español’, denuncia la comunidad guna. A muchas de las islas turísticas en Panamá se les ha etiquetado para fines comerciales con ‘nombres alterados en español’, denuncia la comunidad guna.
A muchas de las islas turísticas en Panamá se les ha etiquetado para fines comerciales con ‘nombres alterados en español’, denuncia la comunidad guna. Archivo

Nadie ha osado intentar darle otro nombre al Machu Picchu peruano. Por ajeno que sea a la cultura, Machu Picchu es una marca indeleble con la cual ha vivido la humanidad independientemente del idioma que domine el visitante o quien se refiera a la majestuosa obra inca.

Los gunas también tienen su ideal: que los nombres dados por sus ancestros a su territorio insular o costero sean llamados en su lengua materna: el dulegaya.

La regla no solo aplicaría a los propios residentes de la comarca, asentada en la región nororiental caribeña, sino también a los visitantes que suelen explorar las 365 islas de su archipiélago.

Esperan que con la aceptación y el uso perseverante de los nombres en lengua dulegaya se selle un pacto tácito de respeto hacia su identidad.

De esta forma, la famosa y turística isla Aguja retornaría a su nombre original de Iggodub; Isla Perro sería llamada Assubub bibbi –si es la chica– o Assubub Dummal –si es la grande–; Playón Chico pasaría a ser Uggubseni; Playón Grande, Ugguabba; y el transitado Puerto Obaldía vendría siendo Armali. El listado es largo, pues incluye los asentamientos comunitarios.

Anelio Merry López, guna y encargado de las comunicaciones en el Congreso General de su comarca, explica que la medida por el momento es una sugerencia.

Reconoce que el error de usar nombres en lengua no guna ha sido extendido por los propios lugareños, que en su afán por ser complacientes con los turistas, le dan un significado en español a un sitio que termina siendo una aproximación al concepto. Lo que ha dado por resultado todo tipo de traducciones “chistosas o forzadas” y, por ende, desacertadas.

La docente de origen guna Kikadiryai Oran apunta a la “influencia extranjera” como responsable de este problema. “Al territorio reconocido por sus aguas cristalinas e islas paradisiacas llegaron colonos españoles, franceses, portugueses e ingleses hacia el siglo XIX, que “al tratar de escribir o documentar la lengua dulegaya cometieron errores que se fueron perpetuando con el paso de las generaciones”, dijo.

Tal es el caso de Ipetí, cuya correcta escritura es Ibedi y no se acentúa. El dulegaya tiene un abecedario de 15 letras, en el que están ausentes la p, k y t. “Aunque algunas, por la fuerza en la pronunciación, se asemejen a ellas”, distingue la docente. Lo que complica la tarea de escribirlo correctamente, agrega.

ESTIGMA Y CONFUSIÓN

En la elaboración de mapas geográficos que ilustran la ubicación de las 365 islas del archipiélago de la comarca Guna Yala, usualmente se coloca el nombre en lengua dulegaya y la traducción al español.

Según Merry López, lo ideal en estos mapas sería la eliminación de las traducciones, puesto que muchas de ellas no se ajustan a sus significados autóctonos.

Isla Aguja, por ejemplo, habría de llamarse espina, puesto que Iggodub se refiere a una planta espinosa llamada Ganniriggo, perenne en esa isla, y no a un material puntiagudo de metal usado para coser.

“Entiendo que las personas tengan curiosidad por conocer el significado”, se resigna Merry López, pero no acepta que se intente por eso relegar el nombre originario.

Las consecuencias más feroces de las traducciones, por inocentes que parezcan, es que terminan anulando el nombre original, minimizando su importancia y multiplicando “distorsiones” al intentar darle un significado en otro lenguaje.

Una muestra de esa realidad la cuenta Oran: “las maestras wagas (no gunas) suelen apuntarse en las convocatorias para trabajar en Playón Grande. Para alguien que no haya visitado el sitio, puede imaginar, guiado por el adjetivo, que se trata de una población abundante, pero resulta que Playón Grande en realidad es una comunidad pequeña, contrario a Playón Chico”.

Muchas docentes “renuncian a sus puestos” cuando nombradas e instaladas en Playón Grande caen en cuenta del error, indica.

MAPA OFICIAL

A pesar de que existen muchos mapas para referencia de la comarca Guna Yala, los gunas aceptan con beneplácito uno elaborado en conjunto con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, debido a que se deshicieron de las traducciones. Su reproducción es limitada a su distribución en el sistema educativo guna.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código