Comicios 2019

Foro: la doble residencia es un privilegio para los diputados

Temas:

La ‘doble residencia’ está contemplada en el ‘Código Electoral’ y es una de las figuras más usadas por diputados de la Asamblea Nacional. Archivo - La ‘doble residencia’ está contemplada en el ‘Código Electoral’ y es una de las figuras más usadas por diputados de la Asamblea Nacional. Archivo -
La ‘doble residencia’ está contemplada en el ‘Código Electoral’ y es una de las figuras más usadas por diputados de la Asamblea Nacional. Archivo -

Como un “privilegio” calificó el Foro Ciudadano Pro Reformas Electorales el beneficio del que gozan los candidatos para postularse en cualquier circunscripción electoral, a pesar de que no residen en ese lugar.

Esta disposición está contemplada desde hace más de 15 años en el Código Electoral, y en su mayoría es utilizada por diputados de la Asamblea Nacional.

Lorena González, del Grupo Iniciativa por la Paridad, manifestó que más que un “privilegio” para candidatos, el poder postularse en un lugar donde no se reside es un “fraude a los electores, porque el candidato no vive la realidad de ese lugar, no conoce realmente sus problemas ni desarrolla el espíritu de compromiso con el electorado”.

Mientras que el abogado Ernesto Cedeño manifestó que esta disposición ha provocado que, tras cada torneo electoral, el precandidato explore el lugar “más ventajoso para correr de manera insensata”.

No obstante, miembros de la clase política se defendieron. Negaron que se trate de algún privilegio y señalaron que a ellos se les exigen múltiples requisitos para cambiar de residencia.

El secretario y diputado del Partido Revolucionario Democrático, Pedro Miguel González, indicó que sería un privilegio si se le permitiera la doble residencia a algunos y a otros no, pero la ley no lo estipula así.

Cuestionan doble residencia

La ley electoral castiga como delito a los electores que voten fuera del lugar donde residen, mientras que a los candidatos a puestos de elección popular les permite postularse en una circunscripción electoral donde no viven.

Con que realicen un par de visitas y tengan empresas y familiares dentro del circuito al que se postularán, es suficiente para que los candidatos puedan aspirar a representar a una comunidad como representante, alcalde o diputado.

Algo muy diferente ocurre con los electores, a quienes se les abre un proceso si votan en un lugar donde no residen, aunque tengan empresas y familiares allí.

Esta disparidad se encuentra establecida en varios artículos del Código Electoral y en el decreto que reglamenta las elecciones generales de 2019.

Opiniones encontradas

Por un lado, los políticos señalan que no existe favoritismo alguno, sino que se les exige más requisitos para mantener su residencia.

Por el otro, sectores de la sociedad civil organizada lo consideran un “privilegio” y un “fraude al elector”.

Los candidatos tienen la posibilidad de cambiar su residencia por lo menos un año antes de las postulaciones o elecciones. Son los diputados los que más hacen uso de este “beneficio”, como lo cataloga la sociedad civil.

Tal es el caso de, al menos, 10 diputados principales que resultaron electos en la pasada contienda electoral de 2014, en áreas donde solo tienen su residencia electoral, mas no viven allí.

Por ejemplo, el presidente del Partido Panameñista y diputado José Luis Varela, quien, aunque tiene su residencia electoral en Pesé, provincia de Herrera, vive desde hace años en la provincia de Panamá.

Así, también el secretario general del Partido Revolucionario Democrático, Pedro Miguel González, quien salió electo como diputado en Santa Fe, provincia de Veraguas, y vive en Panamá.

Se suma a ellos el panameñista Jorge Alberto Rosas, quien, aunque tiene su residencia en Tolé, Chiriquí, vive en Panamá. Otro diputado es Francisco Pancho Alemán, que tiene su residencia electoral en San Miguelito, pero vive en San Francisco.

Otro caso, pero que no logró la diputación en las elecciones pasadas, fue el de la exdirectora del Instituto Panameño Autónomo Cooperativo Ana Giselle Rosas de Vallarino, quien en 2009 corrió como diputada de Cambio Democrático por el circuito 8-9 en la capital, mientras que en 2014 se postuló como candidata a diputada en Chiriquí.

Lo que dice la norma

El Código Electoral plantea en su artículo 291 que para postularse como candidato principal o suplente a alcalde, concejal o representante de corregimiento, entre otros requisitos, se debe ser residente de la circunscripción electoral correspondiente, por lo menos, un año antes de la fecha de la elección.

Mientras, el artículo 290 señala que los candidatos a diputados principales y suplentes deberán, entre otras cosas, ser residente del circuito electoral correspondiente, por lo menos, un año inmediatamente antes a la postulación.

Agrega que cuando se trate de postulación por el partido político, por lo menos un año antes de la fecha en que quede en firme su postulación a lo interno del partido político y, en el caso de candidato por libre postulación, de la fecha en que quede en firme la resolución de admisión de la postulación ante el Tribunal Electoral (TE).

En el reglamento de las elecciones, aprobado mediante el Decreto 12 del 21 de marzo de 2018, se establecen los criterios que toma en consideración el TE para determinar la residencia de los aspirantes a candidatos.

Entre ellos, destaca que el candidato puede alegar que habita en el lugar con carácter permanente y para ello debe habitar en una vivienda en el corregimiento, solo o con su familia, por lo menos, cuatro días a la semana.

Además, el candidato puede aducir que es oriundo del área y para ello debe haber nacido, vivido, haberse criado o educado en el corregimiento por lo menos cinco años continuos. De igual forma, visitar el corregimiento con regularidad.

Esta regularidad debe traducirse en, por lo menos, cuatro visitas durante el año inmediatamente anterior a la fecha del cierre del Registro Electoral, y puede incluir eventos como fiestas patronales, carnavales, Semana Santa, fiestas patrias, Día de la Madre, Día del Padre, vacaciones, fines de semana, Navidad y Año Nuevo.

Defensa

Los diputados se defienden señalando que ellos visitan sus circuitos todos los fines de semana o cada vez que lo pueden hacer.

“Trato de visitar mi circunscripción la mayor cantidad de veces posible”, dijo Popi Varela. Argumentó que en el caso de que se hayan movido de su residencia original, tanto el candidato como el elector tienen el derecho de definir en qué circunscripción quieren votar.

González, del PRD, alegó que la ley electoral estableció desde 1983 el concepto de la “doble residencia”, y explicó, en ese sentido, lo siguiente: “mi residencia electoral está desde hace más de 20 años en el corregimiento de Santa Fe, provincia de Veraguas. Obviamente, por razón de ubicación geográfica de la Asamblea Nacional, los diputados de las provincias más lejanas a la capital tenemos también un domicilio en la capital”.

Dijo que no lo considera un privilegio, ya que sería así “si se le diera a unos candidatos y a otros no, pero cualquier ciudadano puede ser candidato y tener esa condición a la luz de la ley electoral”.

Fraude electoral

En cambio, Lorena González, del Grupo Iniciativa por la Paridad, opinó que más que un “privilegio” para candidatos, el poder postularse en un lugar donde no se reside es un “fraude a los electores” de la circunscripción electoral, porque el candidato no vive la realidad de ese lugar, no conoce realmente sus problemas ni desarrolla espíritu de compromiso con el electorado”.

A su juicio, se debe elegir a personas que residan en el lugar en que se postulan, para que respondan a las necesidades de esa circunscripción electoral, según sea el cargo al que se postulan. “Al electorado se le exige lo que al candidato no”, reflexionó.

Para Roberto Troncoso, del Foro Ciudadano Pro Reformas Electorales, esta norma es un “artilugio electoral” con el que se han beneficiado muchos diputados. A su juicio, con este método los candidatos “nunca han entendido los problemas de fondo de su circunscripción o población electoral”.

TE: ‘Se busca que el elector no favorezca al candidato’

Osman Valdés, director de Organización Electoral del Tribunal Electoral (TE), sin entrar a señalar si es un beneficio o no, manifestó que se hace una diferencia entre el elector y el candidato para que el primero no favorezca al segundo cuando haga cambios de residencia. “Se castiga que el ciudadano haga un cambio de residencia por un interés político”. “Antes, en corregimientos pequeños se daba mucho que candidatos pagaban a electores para que se mudaran para allá y le dieran el voto. Eso fue lo que llevó a que se delimitara la residencia del electorado”, dijo.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Abr 2018

Primer premio

5 4 7 1

DCAB

Serie: 14 Folio: 9

2o premio

1282

3er premio

2921

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código