El papa Francisco pide ‘diálogo directo’ a Santos y Uribe

El presidente Juan Manuel Santos tenía una audiencia confirmada con el papa; luego se unió Uribe, por invitación del secretario de Estado del Vaticano.

Temas:

El líder de la Iglesia católica conversa con Santos (primer plano) y el expresidente Álvaro Uribe. El líder de la Iglesia católica conversa con Santos (primer plano) y el expresidente Álvaro Uribe.
El líder de la Iglesia católica conversa con Santos (primer plano) y el expresidente Álvaro Uribe. Vincenzo Pinto

Un día antes de cumplir 80 años, el papa volvió a hacer gala de sus excelentes dotes como mediador al conseguir que los dos líderes políticos que han polarizado Colombia durante los seis últimos años se reunieran en el Vaticano.

La reunión entre el presidente Juan Manuel Santos y su principal opositor Álvaro Uribe –auspiciada por el pontífice, autoridad moral que ambos respetan– duró unos 25 minutos.

Jorge Mario Bergoglio, que nunca ha ocultado su respaldo al proceso de paz y ha anticipado que viajará a Colombia una vez “blindado” el acuerdo, instó a ambos al diálogo sincero.

Según informó el Vaticano, durante las conversaciones “se puso de relieve la importancia del encuentro y de la unidad entre las fuerzas políticas colombianas y del compromiso de las FARC-EP [Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia], mientras la Iglesia local podrá continuar ofreciendo su contribución a favor de la reconciliación nacional y de la educación al perdón y a la concordia”.

Antes de la reunión a tres, el pontífice recibió a Santos quien ya tenía confirmada para este viernes la audiencia con Francisco como parte de su gira por Europa. Nada más verse el papa estrechó la mano del presidente de Colombia –quien recogió en Oslo el Nobel de la Paz la semana pasada– y le recordó que era la tercera vez que se veían. Ya sin cámaras, Santos le dijo: “Necesitamos su ayuda”.

La sorpresa llegó después cuando Uribe se sumó a las conversaciones, después de viajar a Roma con urgencia instado por el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, mano derecha de Bergoglio.

Pero esta vez la vieja diplomacia vaticana sirvió de bastante poco. El segundo cara a cara entre Santos y Uribe después del que tuvieron el 5 de octubre pasado en la sede de gobierno de Bogotá, tras el rechazo de los colombianos al primer pacto suscrito por el presidente Santos y Timochenko, escenificó de nuevo las posiciones absolutas y contrarias de ambos líderes.

Las objeciones que había planteado Uribe, sobre todo lo relacionado a la levedad de las penas para los líderes guerrilleros y su reconversión a la política como legisladores han sido ignoradas en la nueva versión de acuerdo que gestó el gobierno de Santos. Y esto es lo que transmitieron en sus declaraciones tras la reunión en el Vaticano.

“Después de que ganó el ‘no’, hubo diálogos, modificaciones que aceptamos, pero hay temas que subsisten, muy delicados y que el gobierno no ha querido reformarlos. Le pedí apertura a Santos delante de Su Santidad”, recalcó Uribe.

Por su parte, Santos remachó su disponibilidad para “seguir dialogando”. Pero solo para ver cómo se va a implementar el nuevo acuerdo de paz ratificado recientemente por el Parlamento. “Aquí hay una oportunidad para demostrar que podemos ponernos de acuerdo sobre cosas importantes para el país”, manifestó en este sentido.

Tras la reunión en el Vaticano, lo cierto es que el proceso de paz en Colombia continúa siendo un enrevesado laberinto del que es difícil encontrar la salida.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código