FACEBOOK LIVE: ¿Qué quieres saber del Cepadem? Ver aquí

MEDIOS. La transacción se completará en abril.

Globovisión tira la toalla

Después de 19 años de estar al aire y ser atacada por el gobierno de Hugo Chavez, los dueños de este canal decidieron vender sus acciones.

Pocas personas recuerdan que Globovisión, el canal de televisión venezolano que el hoy fallecido expresidente Hugo Chávez acosó con tanta vehemencia en decenas de oportunidades, solo transmite en señal abierta en dos ciudades de ese país.

Y es que el famoso canal de noticias solo se ve en Caracas y Valencia, de manera abierta, además de tener presencia en sistemas de televisión por cable.

Sin embargo, de acuerdo con las últimas cifras del Consejo Latinoamericano de Publicidad en Multicanales, el nivel de penetración de la televisión satelital en Venezuela ya alcanza el 40% de los hogares, por lo que las constantes críticas que se emitían desde esta planta siguen incomodando al gobierno.

El rol de Globovisión como tribuna opositora se acentúo con la cancelación de la concesión, en 2007, de Radio Caracas Televisión (RCTV), cuyos noticieros también molestaban a los representantes oficiales y a sus seguidores.

Fundada el 1 de diciembre de 1994, dos años después de que Chávez encabezara un fallido golpe de Estado contra del presidente Carlos Andrés Pérez, la audiencia de Globovisión cada día se fue extendiendo.

Por esta razón, cuando Chávez llegó al poder, el canal fue objeto de ataques de sus seguidores en, al menos, 250 ocasiones, según un reportaje del diario Notitarde.

Las agresiones incluyeron el lanzamiento de granadas y bombas molotov a su sede en Caracas, hasta la confiscación de antenas por parte del ente regulador de las telecomunicaciones en Venezuela.

Como parte de las acciones oficialistas, también durante la última década, se impusieron multas millonarias por coberturas noticiosas, publicaron periódicos locales.

Entre estas sanciones se encuentra una en el año 2011 por 2 millones de dólares, “por instigar al odio”.

A esta conclusión llegó el ente fiscalizador, luego de que la televisora informara en directo sobre un motín carcelario que duró varias semanas y que dejó un saldo de 14 muertos.

A pesar de estos ataques, Globovisión se ha caracterizado por mantener las puertas abiertas para que voceros o seguidores chavistas utilicen su señal para emitir denuncias.

Otro conflicto que ha enfrentado el canal durante su existencia, ha sido el ataque a sus accionistas.

Primero fue contra el banquero Nelson Mezerhane, que tenía el 20% de participación en la empresa.

A través de una acción judicial, en 2009, el gobierno intervino su banco llamado Federal y también le confiscó las acciones del canal.

Ante esta situación, Mezerhane decidió exiliarse en el extranjero y mantener una acción judicial para recuperar su participación.

El otro de los dueños de Globovisión, Guillermo Zuluaga, está en el exilio luego de que el gobierno lo acusara por el delito de “usura”, debido a que en su casa supuestamente almacenaba vehículos que, posteriormente, pondría a la venta, toda vez que también se dedicaba a la venta de autos.

EMPRESA INVIABLE

El pasado lunes, luego de un fin de semana plagado de rumores sobre la venta del canal, a la 1:00 p.m. representantes de Zuluaga leyeron a los empleados de Globovisión una emotiva carta explicando la realidad..

“Somos inviables económicamente, porque nuestros ingresos ya no cubren nuestras necesidades de caja. Somos inviables políticamente, porque estamos en un país totalmente polarizado, y del lado contrario de un gobierno todopoderoso que quiere vernos fracasar. Somos inviables jurídicamente porque tenemos una concesión que termina y no hay actitud de renovárnosla”, explica en la misiva

“Hace tres semanas fui contactado por Juan Domingo Cordero, a quien conozco desde hace muchos años como un hombre de éxito en el mundo financiero. Me hizo una proposición, que sin ser lo que los accionistas hubiéramos aspirado, me vi obligado a aceptar”, añade en la comunicación.

Según Zuluaga, el proceso de venta se retomará el 14 de abril, una vez se efectúen las venideras elecciones.

En tanto, el diario The Wall Street Journal acusó ayer al Gobierno de Venezuela de poner a Zuluaga “fuera del negocio para acallar la última voz importante de la televisión que no está bajo su control”.

¿Quién es Juan Cordero?

Juan Domingo Cordero, el rostro visible de la compra de Globovisión, fue presidente de la Bolsa de Valores de Caracas, Venezuela entre 1989 y 1993. De acuerdo con un reportaje del diario Últimas Noticias, este empresario en la actualidad es presidente de la compañía Seguros La Vitalicia. En el reportaje del diario se indica que, de 1994 a 1999, Cordero vivió fuera de Venezuela, luego de que el llamado Banco Barinas, institución de la cual era accionista, fuera intervenida por el gobierno del entonces presidente Rafael Caldera.

Tras ser absuelto de los cargos que se le imputaban, dice la nota, Cordero regresó a Venezuela como directivo de Seguros La Vitalicia y estuvo ligado al proceso de nacionalización del Banco de Venezuela, cuando en el año 2009 fue comprado por el Gobierno venezolano al español Grupo Santander.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código